lunes 3 de agosto de 2020

La abuela de la niña denunció la violencia familiar padecida por Catherina y su hermana./ Archivo Los Andes
Policiales

Perpetua para el padrastro y 25 años de cárcel para la madre de Catherina Cardozo, niña abusada y asesinada en Las Heras

Cintia Cardozo y Gabriel Molina recibieron hoy duras penas por el homicidio y abuso sexual de la menor, ocurridos en noviembre de 2017.

La abuela de la niña denunció la violencia familiar padecida por Catherina y su hermana./ Archivo Los Andes

La madre y el padrastro de la pequeña Catherina Cardozo (3) –una niña del asentamiento 8 de Abril, en Las Heras, violada y asesinada de forma brutal en 2017- fueron condenados y recibieron altísimas penas.

Esta mañana, en un juicio abreviado, Cintia Daiana Cardozo (29) fue condenada a la pena de 25 años de prisión como coautora responsable del delito de “homicidio agravado por el vínculo, con ensañamiento y alevosía cometido en circunstancias extraordinarias de atenuación en concurso real con abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y por el delito de lesiones leves dolosas agravadas por el vínculo”.

En tanto que a Jorge Gabriel Molina (27) la pena impuesta fue de prisión perpetua por “homicidio agravado por el vínculo, con ensañamiento y alevosía en concurso real con abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y por el delito de lesiones leves dolosas agravadas por el vínculo”.

Catherina Cardozo, la pequeña víctima./ Archivo Los Andes.

En el caso de la mujer, el jefe de la Fiscalía de Homicidios Fernando Guzzo y la fiscal Andrea Lazo dejaron acreditado que existía violencia de género. Así, si bien existió el agravamiento, tuvieron en cuenta circunstancias de atenuación. El máximo de la pena posible en este caso es de 25 años.

La muerte de la pequeña Catherina conmocionó a Mendoza porque se trató de uno de los casos más brutales de maltrato infantil ocurrido en los últimos años. El crimen generó acusaciones cruzadas entre los funcionarios del ministerio de Salud y los familiares, en cuanto a qué parte debió evitar que la situación terminara con el asesinato de la menor.

Una médica había denunciado en la oficina fiscal 5 de Las Heras los maltratos a los que era sometida la hermana mayor de Catherina, días antes de crimen. Además se había recepcionado otra denuncia telefónica denunciando a la pareja por maltratos. La hermanita de Catherina estuvo internado 16 días en el hospital Notti, por el castigo recibido.

Hoy, la madre y su pareja se declararon culpables, en un juicio abreviado que se realizó vía Skype durante una audiencia preliminar. Los imputados, de esta forma, no quisieron llegar a un debate que se iba a realizar en un futuro incierto, ya que los juicios por jurados se encuentran paralizados por la pandemia de coronavirus.

Llegó sin vida hospital

En la madrugada del 29 de noviembre de 2017, Cintia Cardozo llevó a la pequeña Catherina hasta la guardia del hospital Lagomaggiore y los médicos determinaron que la niña ya había fallecido.

Entonces, la mujer le dijo a los médicos que se había caído en una pileta, aunque de inmediato se quebró y confesó que su pareja la había golpeado violentamente.

Los médicos constataron que Catherina tenía lesiones recientes pero también de larga data. Además encontraron que había sido agredida sexualmente de forma reiterada, por las lesiones que tenía en la zona genital.