Nuevas declaraciones complican a dos policías por la muerte de un joven en una comisaría de Luján

Foto:
Foto:

El deceso de Omar Salinas (29) en la seccional 11 iba archivarse como un suicidio, pero hace dos meses una jueza revirtió la decisión. Ahora, las últimas testimoniales ponen en ”la mira” a dos efectivos. El caso se registró en 2020.

En un par de meses tomó impulso una investigación que estuvo a punto archivarse, por la muerte de un joven en un presunto suicidio en una comisaría. Luego de que una jueza ordenó que la causa siga su instrucción, se incorporaron testimonios y parece haberse complicado la situación de dos policías que están en “la mira”.

Omar Salinas (29), padre de cuatro hijos, falleció en la seccional 11 de Luján y la fecha oficial del deceso es el 23 de febrero del 2020. Este muchacho había sido detenido el día anterior por una denuncia de violencia de género y tenía pedido de captura; cuando lo arrestaron volvía con familiares y amigos de un camping y un móvil les frenó el paso.

Los efectivos identificaron a todos y ahí fue cuando advirtieron que Salinas estaba a la orden del día, tras lo cual éste comenzó a correr. Minutos después lo atraparon en una situación violenta, al punto que tuvo que ser llevado a Sanidad Policial para que lo revisara un médico, Tenía fractura de mandíbula y otras heridas que no revistieron gravedad.

Enterada de que ya estaba en la mencionada dependencia lujanina, su familia fue a verlo en la noche. “No me dejaron entrar, me dijeron que estaba profundamente dormido. Me voy y al otro día me comunican que se murió; para mí, ya estaba muerto la noche anterior”, le dijo a Los Andes María, la mamá de este hombre.

A los parientes les explicaron que lo encontraron en la celda ahorcado con una sábana alrededor de las 8 del 23 de febrero. La causa del fallecimiento fue estrangulamiento, sin embargo, las dudas de la madre de Omar empezaron desde ese momento.

“En primer lugar, se demoraron mucho en llevarme a reconocer el cuerpo. Y después, en el Cuerpo Médico Forense yo vi que mi hijo no tenía marcas en el cuello, pero si tenía lesiones en otras partes, un disparo en cada pierna y las manos quebradas”, agregó la mujer,

Testimonios en contra de los efectivos

Eran dos los policías que estaban de guardia en la comisaría cuando alojaron a este joven, y fueron quienes hicieron el reporte. En el informe que confeccionaron manifestaron que las sábanas con las que se habría quitado la vida, se las llevaron sus allegados.

Esto se contradice con las declaraciones del círculo íntimo de Salinas. En los últimos 15 días se presentaron en la fiscalía su madre, su padre, un tío y el hermano, y todos lo descartaron. Ninguno pudo entrar, sostienen.

El muchacho fallecido y la convocatoria que se hacía para este fin de semana.
El muchacho fallecido y la convocatoria que se hacía para este fin de semana.

Esta es la primera irregularidad que el abogado querellante, Fernando Peñaloza, encuentra con la versión oficial. Además, el letrado se contactó con un colega que aquella noche llegó a la dependencia para representar al detenido y, si bien este profesional no ha declarado formalmente, le aseguró que al muchacho no lo vio en un estado que hiciera suponer una drástica decisión.

“Mi hijo no estaba mal. Su único problema era con los padres de su novia que no lo querían, y por eso lo denunciaron”, remarcó María.

Siguiendo la postura de la querella, hay dos elementos más que llaman la atención. Por un lado, que esa noche el ayudante fiscal de la comisaría pidió el traslado de Omar para su imputación por la causa de violencia de género y para la aceptación de su defensa y que nunca lo trasladaron, incluso estando en ese momento la fiscalía en el mismo edificio; y por otro lado, la declaración importante de un hombre que también estaba aprehendido en ese lugar en aquella jornada.

Este testigo, entre otras cosas, contradijo también el acta oficial, en la parte en la que los uniformados detallaron que durante esas horas un jefe policial de Luján estaba de recorrida por las comisarías y que entrevistó a los dos detenidos.

Con respecto a esto, la querella le solicitó los informes correspondientes al Ministerio de Seguridad. Además y en base a estas pruebas, el abogado analiza qué avoque de imputación le planteará a la fiscal actualmente a cargo del caso, Andrea Lazo.

“Creemos que hay irregularidades graves y, de acuerdo a las declaraciones, ya estamos frente a un delito”, señaló el doctor Peñaloza, quien aseguró que se podría llegar a imputar desde un encubrimiento, hasta un homicidio agravado.

“Esto se va a esclarecer y va a salir a la luz, es la esperanza que me mantiene en pie. Yo no tengo dudas que a mi hijo lo mataron, lo reventaron a palos”, completó María, que este sábado encabezó un pedido de justicia en la rotonda de los Bomberos de Luján.

La movilización. /Gentileza
La movilización. /Gentileza

Se espera que en las próximas semanas haya más novedades. Cabe recordar que a fines de octubre la jueza Mariana Gardey le hizo lugar al pedido del querellante para que no se archive el expediente. La magistrada consideró que se deben seguir produciendo pruebas y apartó al fiscal que inició la pesquisa.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA