La Provincia deberá pagar $1.2 millones por el asesinato en la cárcel de un motochorro homicida

Soda y su tío durante el juicio en el que fueron condenados.
Soda y su tío durante el juicio en el que fueron condenados.

La madre de Adrián Armando “Ruly” Soda, condenado a perpetua por asesinar de un tiro al turista neozelandés Nicholas Heyward cobrará la indemnización. Una cámara civil bajó la suma millonaria que le había dado un tribunal inferior en primera instancia.

Una cámara civil dictaminó que el Estado provincial le deberá pagar una indemnización de 1.200.000 pesos a la madre de un recluso que fue asesinado en la cárcel de San Felipe.

Adrián Armando “Ruly” Soda (22), fue asesinado en 2016, cuando cumplía en el penal de San Felipe una pena a perpetuidad por el homicidio del turista neocelandés Nicholas Heyward (32).

En primera instancia el Tribunal de Gestión Asociada Primero de la Primera Circunscripción Judicial había condenado a la Provincia de Mendoza a pagar a la familia de la víctima la suma de $ 3.000.000. Pero la provincia apeló la medida y llevó el caso a la Quinta Cámara de Apelaciones.

Prisión perpetua para los acusados del crimen de Nicholas Heyward, el turista neozelandés
Prisión perpetua para los acusados del crimen de Nicholas Heyward, el turista neozelandés

El 8 de diciembre de 2016, aproximadamente a las 12.30 horas, los reclusos Leandro Abel González, Juan González, Juan Tejada Jofré, Luis González Molina, Alejandro Videla Bustos y Javier Campos Orozco, abandonaron la celda 17 del Módulo 4 del sector B del Complejo Penitenciario San Felipe, ubicado en calle Plantamura de Mendoza Capital.

Luego rompieron el candado de la celda 7 y atacaron con golpes y puntazos de “chuzas” a los internos Exequiel Orozco Ruiz y Adrián Soda Moyano. Soda recibió una herida punzopenetrante en región precordial con lesión del miocardio con pérdida total de sangre lo que determinó su muerte momentos después. Por el caso fue condenado por el delito de homicidio en agresión Juan Marcelo Tejada Jofré.

Luego la familia de Soda demandó a la Provincia por daños y perjuicios y un juez de grado, estableció la responsabilidad del Estado por la falta de servicio y por el deber del Estado de brindar seguridad a las personas privadas de su libertad, ya que no evitó que un interno alojado en la penitenciaria sufriera daños que determinaron la pérdida de su vida.

La justicia, en primera instancia, ordenó una indemnización para la madre de Soda de 3 millones de pesos, pero tanto la Fiscalía de Estado como el Gobierno de Mendoza consideraron que esa suma debía ser menor, teniendo en cuenta factores como la actuación de los agresores y de los penitenciarios y el estado psicológico de la mujer, en relación a su familia. Además, consideró que la sentencia confunde la incapacidad sobreviniente con el daño psicológico y daño moral.

La Quinta Cámara de Apelaciones consideró que la cifra fijada por daño psicológico “resulta abultada teniendo en cuenta especialmente que el hijo de la víctima no convivía con ella al estar detenido, como así también que el daño psicológico informado en la pericia practicada encuentra también otras causas, fuera del daño moral producido por el fallecimiento de su hijo”.

Por ello estableció que la Provincia debe indemnizar a la madre de Soda con la suma de 1.200.00 pesos, más los intereses correspondientes.

Muerte de un turista

Adrián Soda y su tío Marcos “El Pino” Leiva Soda (35) fueron condenados en octubre de 2015 a prisión perpetua por la muerte de Nicholas Heyward, un crimen que tuvo repercusión internacional, que se produjo durante el gobierno de Francisco Pérez.

Heyward paseaba en las cercanías del estadio Malvinas Argentinas, fue asesinado de un disparo por Soda, quien huyó del lugar en la moto que conducía Leiva, según quedó demostrado en el debate.

El recordado homicidio se produjo el 28 de abril del año pasado, cerca de las 15.30, cuando Heyward caminaba con su amigo francés Pierre y con la australiana Fiona cuando fueron sorprendidos por dos motochorros que pasaban por el sitio.

Los tres turistas iban por la Avenida Thays, a 50 metros de la playa oficial del estadio Malvinas Argentinas, hacia donde se dirigían.

Según los investigadores, Leiva intentó arrebatarle su cámara fotográfica pero no lo logró porque el turista se resistió al robo.

Entonces Soda se bajó de la moto y le disparó cuatro veces. Los amigos de la víctima salieron corriendo y así salvaron sus vidas. Heyward murió en el acto.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA