La mendocina Florencia Morales murió estrangulada en la comisaría de San Luis: piden que se investigue como femicidio

Florencia Magalí Morales (39), la mendocina que murió en una comisaría de San Luis en abril de 2020. La habían detenido por violar la cuarentena. (Archivo)
Florencia Magalí Morales (39), la mendocina que murió en una comisaría de San Luis en abril de 2020. La habían detenido por violar la cuarentena. (Archivo)

Se basa en los peritajes criminalísticos. La mujer había sido detenida en abril del año pasado por violar el aislamiento. Los abogados de la familia solicitan que se impute a los cuatro policías que estaban en la seccional.

Una pericia determinó que la mendocina Florencia Magalí Morales (39), hallada sin vida en una celda de la comisaría de Santa Rosa del Conlara (San Luis) en abril de 2020 durante la fase de aislamiento, murió estrangulada y que no se trató de un suicidio. De esta manera, los abogados que se representan a la familia pidieron que la causa se investigue como femicidio y que se impute a los cuatro policías que estaban en la seccional.

El abogado Federico Putelli explicó a Télam que el pedido se basa en los peritajes criminalísticos que fueron incorporados al expediente que aseguran que Morales murió como consecuencia de una “asfixia por estrangulamiento”, por lo que se descarta la hipótesis del suicidio “y se confirma el femicidio”.

Ante esta situación, el letrado presentó un escrito en el que solicitó al juez de la causa, Jorge Pinto, “la ampliación del sumario, la recalificación de la causa” y que se indague a los cuatro policías imputados por “homicidio agravado, lo que técnicamente constituye femicidio”.

Putelli aclaró que el pedido, se basa en lo aportado por el trabajo forense de Vanina Elizondo y Mónica Chechi, profesionales de parte, que actuaron junto a los forenses del Poder Judicial, y adelantó que la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, constituida en parte de la causa también, requerirá “la ampliación de la imputación”, teniendo en cuenta los resultados revelados.

Florencia Magalí Morales fue hallada sin vida en la celda de la comisaría - Archivo
Florencia Magalí Morales fue hallada sin vida en la celda de la comisaría - Archivo

Por otra parte, y dentro del mismo estudio, el abogado agregó que el cordón con el que se encontró a la mujer, supuestamente suicidada en la celda de castigo, también fue peritado y los resultados revelaron que ”no pertenecían al buzo que vestía al momento de su muerte” y “se trata de un elemento ajeno que no sabemos cómo llegó al hecho”.

Para la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación que se constituyó en parte del caso en abril de 2021, cuando la causa amenazaba con ser cerrada en San Luis, le hicieron conocer al juez en base a un escrito que los hechos no pueden encuadrarse en un mero incumplimiento policial.

En el escrito se enumeraron las pruebas que constan en el expediente y que hacen presumir que se está ante un caso de violación de los derechos humanos.

Entre esas pruebas, se encuentra el resultado de la segunda autopsia que fue confirmado por la Junta de Forenses, integrada por un profesional por cada circunscripción de San Luis, y sobre la que la forense Vanina Elizondo cuestionó a la primera autopsia realizada al cadáver y explicó que “al cuerpo le faltan músculos, una arteria, el hueso hioides estaba sin fracturas”.

La muerte de Florencia Magalí Morales: detenida por violar la cuarentena

Florencia Magalí Morales había nacido en Las Heras, Mendoza, y vivía en Santa Rosa de Conlara, un pueblo ubicado a 50 kilómetros de Merlo, en el norte de San Luis, con sus hijos de 11 y 7 años, y con su nieta de 2.

Según un comunicado oficial emitido el 8 de abril de 2020 por el juzgado Penal de Junín, a cargo del juez Osvaldo Pinto, el domingo 5 de abril la Comisaría 25 de Santa Rosa inició un sumario policial contra Florencia por tres delitos: incumplir el aislamiento obligatorio, resistencia a la autoridad y lesiones contra la autoridad.

Esta es la versión policial: cerca de las 9.30, unos policías estaban en la puerta de un banco, en la esquina de Santa Rosa de Lima y Rivadavia, cuando observaron a una mujer circulando en bicicleta a contramano.

Florencia Magalí Morales (39), oriunda de Las Heras, vivía en San Luis. Tenía dos hijos pequeños.
Florencia Magalí Morales (39), oriunda de Las Heras, vivía en San Luis. Tenía dos hijos pequeños.

Los policías le dijeron que frenara, pero “haciendo caso omiso, la mujer se dirigió a la Comisaría. Al ingresar al lugar, la policía le solicitó el documento, pero la mujer manifestó no poseerlo”, aunque dio su nombre y domicilio.

Le expresaron que iban a “demorar” por romper el aislamiento obligatorio y en esa situación ella “intenta fugarse lo que motiva que intercedan la agente Torres, Yohana y Oficial Principal Ontiveros, con quienes se produce un forcejeo, ante tal situación y debido a la violencia que presentaba dicha ciudadana se suma al proceder el Oficial Principal Mancilla, Daniel quien recibe un rasguño en una de sus manos”.

Entre los tres lograron reducirla, la trasladaron al hospital local “para ser atendida por el médico de turno” y luego la volvieron a llevar a la comisaría.

A las 19.30 se produjo el desenlace fatal: el comisario Heraldo Clavero, llamó al juez para decirle que Florencia “se habría suicidado en la celda en la que se encontraba alojada en la Comisaría de Santa Rosa del Conlara”.

Una hora más tarde llegó a la comisaria el juez, el médico forense, personal de criminalística y el jefe del comisario, el subjefe de la Unidad Regional III, el comisario Jorge Bustos. En ese momento se realizó una inspección de la celda y el médico hizo una revisión preliminar.

A más de un año del fallecimiento, la causa podría cambiar su destino y desenlace en la Justicia.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA