La Justicia obligó al Estado a devolver tres autos de alta gama que les habían decomisado a narcos condenados

Los autos incautados a los narcos que pasaron a la Policía y ahora tiene que devolverlos.
Los autos incautados a los narcos que pasaron a la Policía y ahora tiene que devolverlos.

Ocurrió en Buenos Aires. Dos Mercedes Benz C200 Kompressor eran utilizados por la Policía para hacer patrullajes.

La Justicia Federal rechazó el decomiso de tres autos de lujo que habían sido secuestrados en operativos contra narcotráfico y eran usados por la Policía para hacer patrullajes.

Según informó diario Clarín, los jueces condenaron por tenencia de drogas a los propietarios de esos vehículos, pero la defensa argumentó que no se pudo comprobar que habían comprado los autos con dinero ilícito.

Se trata de dos Mercedes Benz C200 Kompressor y un Peugeot RCZ que la Policía bonaerense usaba para patrullajes meses después que se realizaron las detenciones, en varios domicilios de Quilmes, en noviembre de 2017.

En aquel momento, el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo y el jefe de la Policía, Fabían Perroni anunciaron que los “bienes secuestrados a los narcotraficantes” serían “usados para prevenir el delito en la Provincia”. Algo que se replicó por un tiempo en Mendoza.

Sin embargo, tras la resolución de los letrados, el Estado bonaerense deberá devolver los autos a sus propietarios que fueron condenados por tenencia de más de 40 kilos de cocaína.

Se trata de Hugo Alberto Rivas y a Justo Jaime Rosado González, quienes “entre el mes de octubre de 2016 y el 27 de noviembre de 2017 integraron una organización dedicada a la venta de estupefacientes”.

Ambos fueron condenados a 5 años de prisión en un juicio oral que terminó hace un mes. Rivas tenía, además, una concesionaria de autos en Quilmes.

Secuestro

Los vehículos de alta gama fueron secuestrados en un procedimiento que dirigió la Policía de Buenos Aires por orden del juez provincial Juan Pablo Massi, quien ahora está suspendido en su cargo. Debido a la cantidad de droga que encontraron durante los allanamientos la causa pasó a tribunales federales.

En el caso de Rosado González, su auto fue secuestrado pero no derivado a la Policía. En diálogo con diario Clarín, su abogado Gustavo Galasso sostuvo que su cliente fue condenado “porque lo encontraron en la casa donde estaba la droga. No había sido investigado previamente”.

Se sospecha que el cargamento pertenecía a un tercer implicado que hasta el día de hoy continúa prófugo.

Los jueces del tribunal oral que llevaron adelante el juicio -Nicolas Toselli, Ricardo Basílico y Nelson Javier Jarazzo- argumentaron que los narcos fueron condenados por “tenencia de drogas para su comercialización”.

Los vehículos no fueron instrumento ni ámbito de delito. Tampoco puede sostenerse que los bienes cuyo decomiso se requiere hayan sido el producto del comportamiento acreditado”, sostuvieron.

Es decir que los autos no pueden ser decomisados porque no se pudo comprobar que hayan sido comprados con dinero del narcotráfico.

“En este proceso hubo un error de la acusación: no se preocupó por comprobar la existencia de una organización dedicada a la venta de drogas. No constató una asociación ilícita que pudiera sostener que con el resultado de esa actividad fuera de la ley hubieran comprado esos y otros bienes”, explicaron a Clarín fuentes judiciales.

Ahora, a los Mercedes C200 les deberán sacar los ploters que los identifican como móviles policiales y quedarán a resguardo de la Justicia Federal.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA