Justicia por mano propia en Tunuyán: imputaron a una mujer por golpear y apuñalar a un hombre que habría abusado a su hija

El señalado abusador está internado en el hospital de Tunuyán. Foto: Los Andes
El señalado abusador está internado en el hospital de Tunuyán. Foto: Los Andes

La acusada fue a denunciar que un sujeto había manoseado a su nena de 6 años en un cumpleaños. Agregó que, a modo de venganza, junto a otras personas lo atacaron. Fue detenida y luego liberada.

En un verdadero intento de justicia por mano propia, un presunto abusador fue lesionado a palazos y a puñaladas por cuatro personas en Tunuyán. Al hombre agredido lo acusan de manosear a una nena de 6 años durante un festejo y la madre de la menor fue imputada por el ataque contra él.

Los dos hechos empezaron a investigarse el domingo pasado. Primero, un hombre se presentó en el hospital Scaravelli herido y diciendo que había sufrido una paliza por parte de desconocidos, sin dar más precisiones ni motivos.

A simple vista tenía lastimado el rostro y perdía sangre, y cuando los médicos lo revisaron, advirtieron un corte en el tórax producido por un arma blanca. En esa parte del cuerpo le propinaron un puntazo que le ocasionó la perforación de un pulmón y que derivó en una operación. El paciente se encuentra actualmente internado pero fuera de peligro.

Denuncia y confesión

Horas después de que el sospechoso llegara al hospital, en la fiscalía una mujer se puso frente a las autoridades para denunciar que su hija había sido abusada sexualmente. Explicó que el sábado parientes y amigos estuvieron en su casa ubicada en el cruce de calle Laprida y Entre Ríos festejando un cumpleaños, y que uno de los invitados había manoseado a la pequeña.

La denunciante agregó que, en venganza por lo sucedido, al depravado lo agarraron en la vía pública y lo golpearon y acuchillaron. A partir de este relato los auxiliares judiciales conectaron los hechos y decidieron aprehender a la mujer como una de las agresoras del muchacho que había llegado lesionado al Scaravelli.

El fiscal en turno en el Valle de Uco, Facundo Garnica, comenzó a instruir las dos causas. Con el reconocimiento de la madre de la niña, la imputó por tentativa de homicidio en riña. Esta calificación significa que más de dos personas participaron de la agresión pero no se puede precisar quienes específicamente le provocaron las heridas, por ende, se toma a todos como autores.

Al tratarse de un delito excarcelable y por no contar con antecedentes, la acusada -de quien se reserva su identidad para preservar a su hija- quedó en libertad. Antes de esta determinación, sus familiares y allegados se habían manifestado frente a la Alcaidía donde estaba detenida para reclamar por su liberación y justificando su accionar, ya que había atacado a un abusador.

“Tiene que quedar claro en la sociedad que no se puede aplicar la justicia por mano propia y para eso vamos a buscar a los responsables de ambos episodios”, aseguró una fuente judicial de Tunuyán.

En ese sentido, los pesquisas intentan identificar a tres involucrados más en la paliza. Se trata de dos hombres y otra mujer, por el momento no individualizados.

La investigación del abuso

En cuanto al vejamen contra la menor, la fiscalía ya pidió una cámara Gesell para que la víctima pueda relatar ante los profesionales algo de lo que padeció. Esta prueba será clave para imputar al sospechoso, en principio, por abuso simple (tocamientos). Trascendió que el sindicado cuenta con antecedentes.

Además de que esperan su declaración, la pequeña fue sometida a peritajes físicos para establecer si sufrió acceso carnal y se aguarda el resultado de los mismos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA