Habló la familia del argentino enterrado en el jardín de su secretaria y contó hechos más estremecedores

La familia de Daniel Cipolat exige Justicia por la misteriosa muerte del argentino de 60 años.
La familia de Daniel Cipolat exige Justicia por la misteriosa muerte del argentino de 60 años.

El conferencista cósmico de 60 años fue hallado sin vida y sepultado desnudo. Sus hijos y su ex esposa empezaron la investigación junto a la Policía de México. La mujer está prófuga.

La misteriosa muerte de Daniel Cipolat, el argentino que fue encontrado sin vida enterrado desnudo en el jardín de su secretaria en Cancún, cada vez estremeces más. El hombre tenía 60 años, era conferencista cósmico y lo último que se supo de él es que había contraído coronavirus.

Cipolat llevaba más de 10 años radicado en México, donde tenía un buen pasar económico gracias a las charlas y conferencias que brindaba. Sumado a que era un figura muy reconocida en aquel país.

Era conocido por su apodo de “Dandelion” (Diente de León). Tenía más de 70 mil seguidores en Facebook y 20 mil en Instagram. Sin embargo, su muerte provocó un profundo dolor en las redes y el caso no pasó desapercibido ni para su familia argentina, ni para la Policía y mucho menos para los medios.

Daniel Cipolat era conferencista de asuntos cósmicos y llevaba 10 años viviendo en México.
Daniel Cipolat era conferencista de asuntos cósmicos y llevaba 10 años viviendo en México.

Hace un mes había publicado en Instagram que tenía coronavirus, con variante Delta y eso fue lo último que se supo de él. “Esta vez me tocó a mí. Salí positivo de Covid variante Delta. ¿Qué les puedo decir? Ahí viendo al cuerpo a ver qué hace. Por lo pronto, no responde a ninguna medicación”, comenzó relatando en el texto de la publicación.

El texto finalizó: “No tengo miedo, estoy abierto para cualquier desenlace y lo que deba ser. Estoy transitando por mi noveno día. Para mí todo está siendo digitado a través de la tecnología de microondas. Cuando todo haya terminado, si estoy para contarlo, daré mis conclusiones. Los abrazo con mi corazón. ¡Cuídense!”.

La palabra de la familia

“Él se habría comunicado con alguno de sus hijos para comentarle de la enfermedad. Es raro cómo actuó, la manera de escribir, me hizo mucho ruido”, le dijo a Clarín Karina, su ex mujer, con quien tuvo a Agustín (25) y a Gonzalo (21).

Lo que a Karina no le cerraba era “cómo había ignorado a Gonzalo y Agustín. No había una relación fluida, de todos los días, pero para las cosas importantes siempre se contactaban”.

No obstante, días después de esa publicación la exesposa cumplió años, precisamente el 3 de septiembre y le llamó fuertemente la atención que el conferencista no la saludara.

Y era una fija que siempre me saludaba con un mensaje, un WhatsApp, nunca se le pasaba mi cumple ni el Día de la Madre. Por eso cuando tampoco me escribió ya me empecé a preocupar y con mis hijos empezamos a averiguar, a tratar de llegar a él de alguna manera”, aseguró Karina.

Ella junto a sus hijos intentaron rastrearlo en su celular, pero no hubo caso. Pero apelaron a la cantidad de seguidores en las redes, por lo que la familia consiguió a través de uno de los usuarios, el contacto de su asistente, Linda Uribe.

“Uno de mis hijos la contactó el 6 de septiembre, alrededor del mediodía y así, sin anestesia, le dijo que Daniel había muerto esa mañana”.

Daniel Cipolat llevaba 10 años viviendo en México y fue hallado muerto en la casa de su secretaria.
Daniel Cipolat llevaba 10 años viviendo en México y fue hallado muerto en la casa de su secretaria.

A Karina no le cerraba nada en el asunto y tomó las riendas: “Le escribí yo, me presenté, le dije quién era y me dio la impresión de que no tenía la menor idea de que Daniel tenía una ex esposa e hijos. Me contó que era su pareja hacía cinco años, que había muerto por las secuelas del Covid y que no iba a realizar ninguna ceremonia ni velatorio. Todo era extrañísimo, si Daniel hubiera estado en pareja lo habría dicho al menos a sus hijos”.

El relato y la investigación del otro hijo

Nicolás tiene 33 años y es hijo de Cipolat del primer matrimonio. El joven vive en México DF desde 2018, donde trabaja como modelo publicitario. A pesar de que con su padre tenía un vínculo distante, cuando se enteró del fatal desenlace se contactó con Uribe, quien lo fue a buscar al aeropuerto con sus dos hijos.

“Fuimos hasta su casa donde vivía y allí me confesó que enterró a mi papá, desnudo, en el jardín de un terreno que él estaba construyendo. Ella me dijo que lo hizo por expreso pedido de mi padre... Cuando le pedí su teléfono celular y sus pertenencias, no me quiso dar nada”, contó el modelo.

Nicolás decidió entonces viajar a Cancún con su novia Sofía. “Estábamos aterrados, te juro”, admite a Clarín desde el Distrito Federal y agrega: “Ese día estuvimos hablando con Linda (Uribe) unas tres horas y su actitud era la de alguien que intentaba disuadirme de hacer alguna denuncia. De hecho, ella nunca imaginó que un hijo poco vinculado con su papá fuera hasta allí. Al otro día fuimos con mi novia a hacer la denuncia a la Fiscalía de Cancún”.

Cómo va la investigación

Lo que sorprendió a la familia argentina fue el llamado que recibieron el 24 de septiembre por parte de la Embajada de Argentina en México: “Sólo nos dijeron que habían encontrado el cuerpo, nada más. Desde la Fiscalía nadie se comunicó. No sabemos cómo llegaron al lugar, pero sabemos que fue sometido a una necropsia para determinar la fecha y causa de su muerte”.

Sin embargo, desde el momento en que se hizo la denuncia en la fiscalía, el 14 de septiembre, no se sabe nada de Linda Uribe. “Intentamos comunicarnos y nos aparecía como fuera del alcance, borró todas sus redes sociales. Es muy sospechoso. Mi sensación es que ella lo mató. No sé cómo pasó, pero por las cosas que me dijo, ella quería quedarse con el negocio de mi viejo, con sus cuentas bancarias... Mi viejo estaba en una buena posición”, expresó Nicolás.

Por otra parte, expertos en Internet de la Policía peritaban los últimos mensajes del hombre para constatar si fue su secretaria quien los redactó y, de ser así, avanzar en la investigación sobre la posibilidad de un crimen planificado.

“Ella (Uribe), haciéndose la viudita despechada, semanas atrás hizo una ceremonia en una iglesia para algunos allegados a mi viejo, pero sin avisarle a nadie cercano. Y se paseaba con una urna, dando a entender que lo había cremado. Una delincuente. Hasta verla presa no voy a parar”, finalizó el mayor de los hijos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA