domingo 13 de junio de2021

Femicidio de Carleti, declaran en vivo: “Yo tendría que salir y hacer una película”, dijo uno de los sospechosos
Los hermanos Guerrero y su padre, Juan Carlos (izquierda).
Policiales

Femicidio de Carleti, declaran en vivo: “Yo tendría que salir y hacer una película”, dijo uno de los sospechosos

Juan Carlos Guerrero uno de los sospechosos de crimen de la empresario, está declarando. y disparó contra el trabajo de los fiscales que trabajaron en el caso.

Femicidio de Carleti, declaran en vivo: “Yo tendría que salir y hacer una película”, dijo uno de los sospechosos
Los hermanos Guerrero y su padre, Juan Carlos (izquierda).

El debate por el femicidio de la empresaria del Valle de Uco Norma Carleti arrancó la jornada de hoy con la declaración de uno de los sospechosos.

Se trata de Juan Carlos Guerrero -empleado de Leonardo Hisa, el ex marido de la víctima- quien figura como gura como “partícipe primario”, es decir, como una suerte de mano derecha de su jefe.

Esta es la primera vez que los doce jurados que conforman el tribunal popular pueden escuchar la versión de los hechos en boca de uno de los imputados por “femicidio, homicidio calificado por el vínculo y homicidio calificado por ser cometido por precio o promesa remuneratoria”.

Guerrero contó que, tras la muerte de Carleti, fue por la mañana a su casa la policía, se llevaron a Kevin, volvieron después sin orden de allanamiento y sin testigos “me dieron vuelta la casa”.

Después a las 7, llegó Hisa y le dijo “Norma está muerta” y le dijo que fueran la limpiar el mausoleo. Lo vi “destrozado”.

Luego dijo que vino una comitiva de policías, fiscales, jueces y lo hicieron declarar durante todo el día y detienen a Alexis también. Un comisario les dijo que su familia estaba implicada en el asesinato de Carleti y que si firmaba una declaración lo iba a dejar libre.

Al día siguiente vino una persona que le apuntó con un revolver en el pecho y estaba el abogado Nuarte y él dijo que le consiguiera dinero de Hisa para defenderlos.

También dijo que a los pocos días lo detuvieron. Luego fue el abogado Izura con un maletín para ofrecerle dinero para que Kevin se autoinculpara. Me mostró un maletín con unos 5 mil pesos. Yo los denuncié y la fiscalía no lo investigó porque era investigarse a ellos mismos.

“Yo tendría que salir de la cárcel y hacer una película”, dijo para graficar la situación que vivió con algunos abogados y con personas de poder judicial para ser “arrepentido”.

“Fui acusado por un fiscal”, dijo Guerrero, y afirmó que estaba detenidos por el trabajo de los fiscales.

Así asesinaron a Norma Carleti

Según la última acusación firmada por el fiscal Jorge Quiroga, de la fiscalía del Valle de Uco, el brutal crimen tuvo como móvil, como ya se dijo, “los graves conflictos personales y comerciales que existían durante los últimos años del matrimonio”.

Y si bien el crimen de Norma Carleti se produjo a las 23.46 del 4 de marzo de 2018, Leonardo Hisa habría comenzado a planear el asesinato de su ex el 23 de febrero, día en que Carleti le comunicó que “el tiempo de llegar a un arreglo sobre la división de bienes había finalizado”. “Mañana en la mañana yo me voy a Mendoza, firmo los papeles y de ahí me voy al aeropuerto… Así que mañana firmo todo”, le habría dicho la empresaria a su ex pareja.

Siempre según la hipótesis de la fiscalía, tras ese mensaje Hisa le pidió a Juan Carlos Guerrero que le consiguiera a alguien para matar a la empresaria a cambio de una suma de dinero.

Según la investigación, la noche del 4 de marzo de 2018 tres sicarios llegaron en un Fiat 600 a la casa de la empresaria y la asesinaron de 55 puñaladas, sin robar nada / Archivo

Guerrero, entonces, le habría pedido a su hijo Kevin que buscara a una persona para terminar con la vida de Carleti cuando la mujer regresara de Buenos Aires. Además, Guerrero compró un Fiat 600 para utilizar en el crimen.

Archivo

De acuerdo a la acusación fiscal, el 2 de marzo Carleti llamó a Hisa para decirle que firmaría “todos los documentos para que sus abogados inicien el día lunes siguiente las acciones legales”.

El 4 de marzo, a las 21, Guerrero llamó a Hisa, quien le dijo que debía “acelerar la muerte de su esposa, ya que si Norma Carleti firmaba el lunes 5 de marzo las acciones legales del divorcio, los bienes deberían distribuirse en la liquidación de la sociedad conyugal e Hisa perdería una serie de propiedades que pretendía mantener en su poder”.

Fue entonces que Guerrero, como no consiguió a un asesino, decidió planificar la muerte de Carleti: el 4 de marzo a las 23.45, Kevin Guerrero, estando con prisión domiciliaria, junto a su hermano Alexis y otra persona no identificada se subieron al Fiat 600 que había adquirido su padre.

Los tres llegaron hasta el cruce de las calles Almirante Brown y Dalmau, estacionaron y fueron caminando hasta la casa de Carleti, ubicada en calle República de Siria 348, de Tunuyán.

Luego treparon la medianera, rompieron la puerta de la cocina, entraron y encontraron a Norma, “propinándole uno de ellos una patada en el rostro, como así también le asestaron 55 puñaladas con dos cuchillos de cocina con cabo de madera, provocándole la muerte y, finalmente, los causantes se retiraron del lugar en el automóvil antes mencionado, sin llevarse consigo elemento de valor alguno”, se lee en el expediente.