viernes 5 de marzo de 2021

Hospital Central, Mendoza.
Policiales

Evoluciona la mujer apuñalada por su esposo en Luján y el acusado irá a la cárcel

Los médicos informaron que Marta Heredia (29) tuvo avances en su salud durante el lunes, tras ser operada. Anoche definían la imputación de su pareja, quien será alojado en el penal por el ataque a la joven y por el crimen de la otra víctima.

Hospital Central, Mendoza.

Mientras llegaban buenas noticias desde el Hospital Central por la salud de la mujer apuñalada por su pareja, hecho en el que murió un hombre, anoche la fiscalía definía la imputación para el sospechoso, quien será trasladado a la cárcel durante la jornada de hoy.

Si bien de la autoría de José Antonio Segundo (33) en el crimen y tentativa de femicidio del domingo en Luján no hay dudas, la fiscal Claudia Ríos seguía tomando testimoniales y recibiendo pericias para completar la acusación que, en principio, sería de homicidio simple y femicidio en grado de tentativa.

Uno de los informes que recibió la magistrada fue sobre el estado de Marta Heredia (29), una de las víctimas, que indica que durante el lunes tuvo algunas mejoras. Allí había llegado luego de sufrir un corte profundo en el cuello, exactamente en la zona de la yugular.

La joven fue operada y en las últimas horas mostraba una evolución en su cuadro, detallaron los profesionales.

El episodio del domingo, ocurrido en el barrio El Encuentro de Perdriel, dejó también como consecuencia el fallecimiento de Darío Rodríguez, presuntamente amigo de Segundo, según los testigos. Este hombre fue acuchillado en el abdomen y en el cuello, perdiendo la vida en el acto.

La reconstrucción investigativa marca que el detenido llegó pasadas las 8 a su casa ubicada en la manzana B, y se enfureció al haber encontrado a las víctimas en una situación íntima. El agresor estaba alcoholizado y tras atacarlos se escapó con su hija, una nena de tres años.

Pocos minutos después fue atrapado por la Policía, que lo observó con la ropa ensangrentada y con un cuchillo en las manos. Desde entonces quedó a disposición de la Justicia.


Por las redes