Encontraron el celular de Sergio Lobos, el carpintero asesinado en Maipú

Sergio Salvador Lobos (63).
Sergio Salvador Lobos (63).

El teléfono estaba en poder de un menor que lo había encontrado casualmente cuando cabalgaba junto a sus amigos por la vera de la mencionada ruta 60.

Encontraron el celular de Sergio Salvador Lobos, el carpintero cuyo cuerpo sin vida fue hallado el 29 de diciembre pasado en Maipú. Ahora personal de Delitos Tecnológicos revisará el aparato en busca de información para el caso.

Luego de una serie de investigaciones, este martes efectivos de la Unidad de Homicidios realizaron un allanamiento en una vivienda ubicada en la ruta 60.

El teléfono estaba en poder de un menor que lo había encontrado casualmente cuando cabalgaba junto a sus amigos por la vera de la mencionada ruta, según les contó a los investigadores. Esto ocurrió el 27 de diciembre.

Como el aparato tenía la pantalla rota, el chico lo mandó a reparar y posteriormente le puso un chip nuevo. Así, el menor estuvo usando el teléfono hasta este martes cuando los uniformados llegaron hasta su puerta. La reactivación del celular fue lo que permitió a los investigadores dar con su ubicación.

El fiscal a cargo de la investigación, Gustavo Pirrello, explicó a Los Andes que el número de IMEI -es un código USSD pregrabado en celulares que identifica al aparato de forma exclusiva a nivel mundial- coincide con el del celular de Lobos.

Ahora es tarea del personal de Delitos Tecnológicos analizar el artefacto para determinar su recorrido y comprobar si tiene información para aportar al caso.

El crimen de Sergio Lobos

Sergio Salvador Lobos fue visto por última vez el 21 de diciembre pasado. El carpintero había salido de su casa en Palmira para juntarse con Víctor Zalazar, un albañil que le iba ayudar a conseguir una barra antivuelco para su camioneta Ford Ranger.

Tras una semana de intensa búsqueda el cuerpo de Lobos fue hallado en las inmediaciones del Río Mendoza, en la zona donde se habían concentrado los rastrillajes. Presentaba un importante traumatismo en el cráneo.

El principal sospechoso del crimen era Zalazar, quien desapareció poco después de aquel encuentro con Lobos. Además, la camioneta de la víctima fue hallada en el barrio Carril Viejo, donde residía el albañil.

A raíz de esto, Zalazar era intensamente buscado por la Policía. Pero el 24 de diciembre, en la víspera de Navidad, su cuerpo fue hallado en una finca de Maipú. Se había quitado la vida.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA