El joven atacado salvajemente por una patota en Chacras evoluciona y buscan datos de sus agresores

El joven atacado salvajemente por una patota en Chacras evoluciona y buscan datos de sus agresores
El joven de 30 años que fue salvajemente atacado por una patota en Chacras de Coria evoluciona y ya respira por sus propios medios. Sus amigos piden a testigos que aporten datos. Foto: Facebook.

Durante la madrugada del lunes Moisés Pérez (30) fue atacado a piedrazos en la Panamericana y debió ser internado en el Hospital Central. Tras permanecer intubado durante todo el lunes, fue trasladado a la Clínica de Cuyo. Los agresores están prófugos.

Si bien Moisés Agustín Pérez (30) permanece internado, evoluciona favorablemente y fue derivado del Hospital Central a la Clínica de Cuyo durante las últimas horas de este lunes. Incluso, el joven -que había sido intubado para poder normalizar su ritmo respiratorio, dado que había llegado con un alto grado de excitación a raíz de los golpes que recibió-, fue extubado antes del traslado. Más allá de esto, Pérez continúa internado y su estado es delicado.

El joven fue atacado violentamente a piedrazos este lunes en la zona de los Caracoles de Chacras. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.

El joven fue atacado a piedrazos por una patota (de al menos 10 personas) durante la madrugada del lunes último en ruta Panamericana, a la altura de los Caracoles de Chacras de Coria. Los agresores lo golpearon en el rostro y en la cabeza y también arremetieron a piedrazos contra una camioneta en la que intentaron resguardarse los amigos de Moisés. Y luego de tan cobarde ataque, huyeron en un auto al que le quitaron las chapas patentes para no ser identificados.

Por esto mismo es que amigos y conocidos de la víctima iniciaron en las redes sociales una campaña que no tardó en viralizarse y donde piden a cualquier testigo que haya presenciado el ataque que se presenten a declarar y aporten datos que permitan identificar y dar con los agresores.

En cuanto al estado de salud de Moisés Agustín Pérez, desde el Hospital Central indicaron que a primera hora del lunes llegó con múltiples traumatismos y golpes en su rostro y cabeza (propinados por una piedra). Y si bien no evidenciaba daños ni lesiones neuronales de consideración ni que precisaran de una operación de urgencia, lo dejaron internado e intubado (para asistir su respiración de forma mecánica) en un box de la guardia. Tras evolucionar en el transcurso del lunes, por la tarde fue extubado (por lo que respira por sus propios medios), estabilizado y derivado a la Clínica de Cuyo.

Brutal golpiza

Pasadas las 5:30 de este lunes, Pérez ingresó al Hospital Central con fuertes traumatismos y golpes en su cabeza. Amigos del joven, de 30 años, resaltaron que minutos antes una patota de al menos 10 personas lo había golpeado con piedras en la cabeza y en el rostro hasta dejarlo tendido e inconsciente en la vía pública. Según reconstruyeron fuentes judiciales, el joven habría estado participando de una fiesta durante la madrugada de este lunes hasta que abandonó el local donde se celebrara esta reunión (no permitida en el contexto de pandemia de coronavirus y restricciones).

Los atacantes escaparon en un auto gris, al que le quitaron la patente para no ser identificados y permanecen prófugos. Sus amigos buscan testigos que permitan reconocerlos. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.

Siempre de acuerdo a lo que logró reconstruirse, el desencadenante del enfrentamiento que derivó en la paliza habría sido el momento en que un grupo de jóvenes comenzó a molestar, ya en la vía pública, a otra chica que estaba en el lugar. Allí habría intervenido Pérez para defender a la mujer y se desató la riña.

Fueron al menos 10 los agresores que arremetieron salvaje y violentamente contra la víctima, golpeándola con piedras. En tanto, un grupo de amigos de Moisés intentó resguardarse en una camioneta Toyota Hilux en se movilizaban, pero los salvajes agresores también atacaron el vehículo a piedrazos.

La víctima, de 30 años, quedó tendida en la vía pública tras ser golpeado con piedras en la cabeza y en la cara. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.

Prófugos

Mientras que algunos de los amigos de Pérez también sufrieron algunas lesiones leves -principalmente cortes con vidrios luego de la lluvia de piedras mientras se intentaban resguardar en la camioneta-, los agresores huyeron en un vehículo de color gris. Para evitar ser reconocidos, los atacantes le quitaron las chapas patentes al vehículo.

Moisés Agustín Pérez fue extubado, por lo que ya respira por sus medios, y fue trasladado a la Clínica de Cuyo. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.

Por esto mismo es que la Justicia busca con urgencia datos que permitan identificar a los agresores, y los amigos y conocidos de la víctima han viralizado el pedido de ayuda para que testigos aporten datos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA