miércoles 14 de abril de2021

Leonardo Hisa, ex pareja de la víctima y uno de los imputados. /Archivo
Policiales

El ex senador Hisa y los Guerreros serán juzgados en Tunuyán por el crimen de la empresaria Carleti

Este lunes quedó definida la sede del debate, que se desarrollará con la modalidad de juicio por jurado. Comenzaría a fines de marzo y se extendería por un mes.

Leonardo Hisa, ex pareja de la víctima y uno de los imputados. /Archivo

A tres años del resonante crimen de la empresaria Norma Carleti (59), el juicio ya tiene fecha tentativa y lugar confirmado. Leonardo Hisa y los Guerrero se sentarán en el banquillo de los acusados frente a un jurado popular, desde fines de marzo en Tunuyán.

Esto quedó definido este lunes tras una nueva audiencia entre las partes involucradas, luego de que el viernes pasado trascendiera que el debate podía realizarse en el auditorio Ángel Bustelo, de Ciudad.

Incluso siempre fue una apuesta de las defensas sacar el caso del Valle de Uco y evitar la modalidad de juicio por jurado, teniendo en cuenta la alta exposición mediática de la investigación.

Sin embargo, fue la Suprema Corte de Justicia de la provincia quien definió que la causa la resolverán 12 ciudadanos, mientras que en la audiencia de hoy-que tuvo como juez a David Mangiafico- se conoció que el juicio será en Tunuyán, donde ocurrió el hecho.

Además, se informó que el proceso final comenzaría a fines de este mes y se extendería hasta los últimos días de abril, aproximadamente.

Una muerte brutal

La empresaria Carleti fue asesinada en su casa tras recibir 55 puñaladas. La hipótesis fiscal es que Kevin y Alexis Guerrero llegaron a la vivienda ubicada en República de Siria 348, en la madrugada del 5 de marzo del 2018, previo dejar un Fiat 600 en Almirante Brown y Dalmau. Luego de trepar la medianera y romper la puerta trasera de la cocina, ingresaron a la propiedad y atacaron a la mujer.

La mujer ultimada a puñaladas.

Según los pesquisas, el ex senador radical Hisa, quien fuera pareja de la mujer, “contrató” a los Guerrero para que cometieran el asesinato, con el padre de estos últimos como nexo. Esta presunta maniobra les valió a los cuatro detenidos la imputación de homicidio agravado por precio o remuneración, en contexto de violencia de género, delito con pena única de perpetua.

Los Guerrero se encuentran en la cárcel.

Hisa se encuentra con arresto domiciliario por problemas de salud, mientras que los otros acusados están en el penal.