domingo 9 de agosto de 2020

Martín Pradenas, acusado de abusar sexualmente a Antonia Barra en Chile - Gentileza
Policiales

El estremecedor caso de la chilena Antonia Barra: la violaron, se quitó la vida y a su abusador le dieron domiciliaria

La joven de 21 años fue atacada sexualmente en una cabaña de Pucón, al sur de Chile. La decisión de la Justicia ha causado indignación en la población trasandina.

Martín Pradenas, acusado de abusar sexualmente a Antonia Barra en Chile - Gentileza

Hay indignación en Chile por el arresto domiciliario a Martín Pradenas (28), un hombre acusado de violar a una joven de 21 años en septiembre de 2019 en la ciudad de Pucón, al sur del país vecino. La víctima se quitó la vida un mes después por las amenazas recibidas y los ataques que recibió al denunciar su calvario.

El abuso sexual ocurrió el 18 de septiembre pasado, cuando Antonia estaba con sus amigos en la región de Araucanía, en el marco de la celebración de Fiestas Patrias de Chile. La chica despertó en una cabaña con Pradenas encima de ella. Después de gritarle que se quitara de encima, Antonia se vistió y se fue.

La víctima guardó silencio durante semanas hasta que el 12 de octubre de 2019 llamó por teléfono a su ex novio, Rodrigo Canario. En la llamada, que Canario grabó, Barra relató la agresión sexual de Pradenas. Pero Canario la tildó de “repugnante” y “cerda de mier...” y reenvió el audio al supuesto violador para advertirle.

Al día siguiente, Antonia mandó otro mensaje a Canario despidiéndose: ese día, la joven se suicidó.

Con el correr de los meses, se filtró en los medios un video en donde se ve a Pradenas tirando de Antonia, conduciéndola a la cabaña turística de éste en Pucón, pese a que ella opone resistencia. No obstante, Pradenas la toma de la mano e insiste en llevársela de la fiesta en la que estaban.

El 17 de julio pasado, el presunto abusador subió un video a YouTube y sostuvo su inocencia, alegando que el encuentro había sido consentido: “Con Antonia nos damos besos, nos abrazamos, y después nos vamos como personas normales”.

Cuatro días más tarde, inició el juicio contra Pradenas. Según informó La Tercera, Pradenas fue formalizado el martes pasado por cinco delitos de abuso sexual y/o violación, ocurridos entre 2010 y 2019: el caso de Barra era apenas el último de una seguidilla de denuncias contra el sujeto.

Finalmente, el juez de garantías de Temuco, Federico Gutiérrez, sobreseyó dos de los casos (un presunto abuso sexual en 2010 a una joven de 16 años y otro supuesto abuso sexual en 2014 a una mujer de 19) tras decretar su prescripción, ya que no había sentencia en relación a esas denuncias.

Marcha en Temuco para pedir justicia por la violación de Antonia Barra - Agencia Uno

Mientras que el miércoles, el tribunal desestimó tres de los cuatro delitos que quedaban. En el caso de abuso a Antonia Barra, Gutiérrez dijo que “no es posible para el tribunal inferir privación de sentido e incapacidad de oposición que atribuye la fiscalía”. En cuanto a la denuncia por violación a una mujer en 2018, el juez indicó que los hechos narrados “parecen contradictorios”. Y en relación al abuso entre diciembre de 2012 y enero de 2013 a una niña de 13 años, dijo que “las versiones eran imprecisas y vagas”.

De esta forma, el magistrado rechazó la petición de prisión preventiva y decretó su arresto domiciliario total en una dirección reservada, además de la prohibición de salir del país y de acercarse a las víctimas.

Semejante decisión de la Justicia fue seguida en vivo por la web, con más de un millón de conexiones. También, un grupo de personas se trasladó a manifestarse a la casa de Pradenas, en Temuco, lo que derivó en la intervención de Carabineros.

Por su parte, la ministra de la Mujer, Mónica Zalaquett, indicó que “el caso de Antonia nos obliga a hacer una reflexión y una autocrítica como país. Las mujeres víctimas de violencia nunca son responsables de esa agresión”.