El emprendimiento de Nahir Galarza contra la crisis: vende pulseras desde la cárcel

Nahir Galarza le hace frente a la crisis como emprendedora desde la cárcel - Facebook
Nahir Galarza le hace frente a la crisis como emprendedora desde la cárcel - Facebook

La joven, que cumple condena de prisión perpetua por matar a su novio, puso manos a la obra e hizo el anuncio de su negocio a través de su Facebook.

Nahir Galarza, la joven de 20 años condenada a prisión perpetua por asesinar a su novio Fernando Pastorizzo en Entre Ríos, puso manos a la obra y lanzó un nuevo emprendimiento desde la cárcel de Paraná para sortear la crisis económica desatada por la pandemia de coronavirus.

A través de sus redes sociales, la reclusa anunció que vende pulseras y bijouterie, aunque con propósitos solidarios. “Con tu compra no me estas beneficiando a mí. Toda la recaudación es para un fondo destinado a hacer donaciones a distintos lugares de Paraná y poder ayudar a personas que lo necesiten”, se lee en la publicación de Facebook que compartió días atrás.

Para los interesados, la venta de bijouterie se hace a través de “todos los medios de pago” con la posibilidad de realizar envíos a todo el país, según se aprecia en el posteo. En ese sentido, Galarza pide contactarse “por mensaje privado por este medio, única cuenta de Facebook”.

Ese perfil es el mismo que desató un escándalo en septiembre de 2019, cuando la joven subió una foto suya desde su celda “cumpliendo la maldita condena”, como dijo, acompañada por su amiga, Yanina Soledad Lescano.

Sobre su nuevo emprendimiento, Galarza explicó que surgió por iniciativa de un amigo, según publicó el medio local El Once. “Yo tenía materiales para armar pulseras tanto de acero quirúrgico como de hilo encerado porque es algo que me gusta hacer. Un amigo, cuando me venía a visitar, me trajo bastantes cosas, así que empecé a hacer. Regalaba a mi familia y a compañeras. Después me pedían que les haga para regalar a sus familias y me pagaban”, contó la interna.

Y agregó: “Cuando empezó la cuarentena se hizo más evidente la necesidad que pasan algunas personas. Me propuse que debía ayudar con lo que tuviera a mi alcance, así que con la plata que había juntado y los materiales que me compraron mis padres, se me ocurrió vender pulseras afuera y con lo recaudado donarlo a distintos lugares en Paraná. Sentí que podía ser más útil desde la situación en la que estoy. Le conté a mi compañera (somos dos en este pabellón) y empezamos a confeccionar pulseras y bolsas, mi madre va comprando todo y lo maneja en mi Facebook”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA