sábado 11 de julio de 2020

El allanamiento en la vivienda del acusado la semana pasada /Gentileza Ministerio de Seguridad
Policiales

El “Caso 98″ quedó detenido en una comisaría por tenencia de armas y violación de la cuarentena

Tras recibir el alta médica y salir del hospital, "El Gordo Maxi" fue arrestado este lunes y lo imputarán. Además, tiene una tercer causa por drogas.

El allanamiento en la vivienda del acusado la semana pasada /Gentileza Ministerio de Seguridad

Este lunes por la tarde se concretó la detención del “Caso 98”, también conocido como “El Gordo Maxi”, uno de los contagiados por coronavirus en Mendoza pero que además enfrenta tres causas penales.

La fiscal correccional Gabriela García Cobos ordenó su arresto luego de que durante la mañana recibiera el alta médica del hospital Español y se trasladara hasta su casa del barrio González Galiño de Luzuriaga, Maipú. Allí quedó con consigna policial y horas después fue derivado a una comisaría departamental.

Ante la Justicia Provincial enfrentará las causas por tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil y violación del aislamiento social, obligatorio y preventivo. La primera acusación es por el hallazgo del jueves pasado en su vivienda, donde la Policía allanó y encontró un revólver calibre 32 y 20 municiones de calibre 32, 38 y 22.

El segundo expediente es por romper la cuarentena, luego de que trascendiera que entre el 4 y 6 de junio participó de una fiesta clandestina con unos 20 amigos, cuando no estaba permitido este tipo de reuniones ni con tantas personas. De este masivo encuentro se dispararon varios contagios de Covid-19.

Por estos dos hechos aún no ha sido imputado, paso que se concretaría a más tardar en la mañana del martes, para luego ser trasladado al penal provincial.

La tercera complicación para el “paciente 98” está en la Justicia Federal, ya que también en su domicilio la Policía incautó 9 envoltorios que contenían en total 14,7 gramos de cocaína y 2 paquetes con 2,8 gramos de marihuana. Además de la tenencia de drogas, está sospechado de comercialización de estupefacientes por el hallazgo de dos balanza de precisión en su casa. Para corroborar esta actividad ilícita, será clave el análisis de su teléfono celular.