martes 27 de octubre de 2020

Yanina Fillol tenía sólo 15 años.
Policiales

Dura condena por el brutal asesinato de la adolescente gitana de Junín

Nahuel Maturano (20) fue sentenciado ayer en un juicio abreviado.

Yanina Fillol tenía sólo 15 años.

Uno de los sujetos que participó en el brutal asesinato de Yanina Esmeralda Fillol (15) –una adolescente de la colectividad gitana del Este mendocino- fue condenado ayer a 15 años de prisión.

Nahuel Omar Maturano Nievas (20) fue condenado ayer en un juicio abreviado en el cual la jueza Victoria Franano confirmó la pena establecida por las partes, por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

La Fiscalía de San Martín –el fiscal Martín Scatareggi y el jefe, Oscar Sívori- llegaron a un acuerdo con la defensora oficial Edith Bunjeil por el cual Maturano se declaró culpable del crimen de la joven, durante la audiencia preliminar que se realizó ayer, previa a un juicio por jurado.

Inicialmente el caso fue caratulado homicidio agravado por alevosía –delito que tiene pena de prisión perpetua- pero el caso terminó solo con el agravamiento de uso de arma – con penas que van de los 10 años y medio a los 30-.

La audiencia condenatoria se realizó de forma remota.

Dese la Fiscalía de San Martín entendieron que iba a ser difícil probar la alevosía ya que Maturano no fue la persona que disparó contra Esmeralda. El tirador fue José “Rubio” Suárez, una sujeto que se suicidó cuando supo que era buscando por la policía.

Según la hipótesis de los investigadores un familiar de la víctima le había vendido a Suarez un arma que no funcionaba y esa fue la causa por la cual fueron a la casa de la víctima.

Por otra parte, otra dificultad para llegar a una condena en un juicio por jurado fue que la familia de la adolescente ya no reside en Mendoza por lo que varios testigos directos de caso no iban a poder ser citados para el debate.

Con este contexto y teniendo en cuenta que 15 años es una pena alta para el tipo de delito, los fiscales tomaron ese camino para evitar que el crimen pudiera quedar impune.

Un disparo por la ventana

En la noche del 10 de marzo de 2019, dos hombres acompañados de una mujer y un niño, llegaron a bordo de una Ford EcoSport bordó hasta una casa ubicada en el carril Barriales al 1.700 de Junín.

Los dos individuos se bajaron, tocaron la puerta, los atendió la adolescente y les dijo que ya los iba a recibir la madre y cerró la puerta. Entonces la mujer abrió la ventana y los hombres le preguntaron por “los muchachos”. La dueña de casa le dijo que no estaban y la respuesta fue “lo vamos a esperar”.

En ese momento uno de los sujetos se fue hacia el vehículo y el otro se quedó cerca de la vivienda. Desde allí abrió fuego hacia la ventana realizando al menos 4 disparos. Uno rozó la cabeza de la mujer y el otro le dio en el pecho a Yanina.

Algunos testigos vieron a Suárez disparar y lo ubicaron a solo un metro y medio de la ventana, y luego lo vieron subir a auto y escapar.

Tras los disparos Yanina fue trasladada hasta la guardia del hospital Perrupato de San Martín y murió minutos más tarde.

Horas más tarde, personal de Investigaciones del Este y de Homicidios, logró dar con la EcoSport bordó y con dos ocupantes que fueron detenidos en el barrio 25 de Mayo de Rodeo del Medio, Maipú.