miércoles 24 de febrero de 2021

El hombre fue detenido tras once allanamientos.
Policiales

Detuvieron a Jorge Adrián Cardozo, el hombre que admitió haber abusado de su hija

Luego de once allanamientos fue capturado en Ezeiza. Mediante audios había confesado sobre las prácticas sexuales a las que sometía a la pequeña de 6 años.

El hombre fue detenido tras once allanamientos.

El hombre que admitió mediante audios de WhatsApp haber abusado sexualmente de su hija de seis años fue detenido hoy en Ezeiza, luego de once allanamientos policiales. Los vecinos habían intentado prender fuego su casa y su nombre había sido una de las principales tendencias en las redes durante el sábado.

Se trata de Jorge Adrián Cardozo, de 30 años, que vive en El Jagüel, Esteban Echeverría. El sujeto había grabado mensajes de voz en los que detallaba cómo había engañado a la pequeña para someterla sexualmente.

A pesar de que se había instalado la versión de que ya había sido capturado y posteriormente liberado bajo el argumento de “desahogo sexual”, no fue hasta estas últimas horas que la Policía pudo dar con él, tras el dato aportado por un familiar y luego de once allanamientos.

Según publicó Clarín, el presunto abusador será indagado en las próximas horas por la fiscal Magdalena González, en el marco de una causa “abuso sexual agravado por el vínculo y por acceso carnal”.

Un testigo aseguró que el acusado justificó sus audios como algo "para ofender a su ex".

Los agentes policiales llegaron al lugar luego de la denuncia de uno de los vecinos, de 28 años, quien contó que se enteró de lo que ocurría cuando un grupo de 10 a 14 personas se acercó a la casa del presunto abusador, lo insultaba y le gritaban “violador” y hacían referencias a los audios de WhatsApp.

En su declaración ante la Policía, el testigo manifestó que más tarde otro vecino le contó que “Chingui”, como se lo conoce en el barrio, había “perdido o vendido el celular” y que quien lo tenía en su poder encontró los audios y los viralizó, primero en un grupo de WhatsApp de la escuela 17 de El Jagüel.

Conforme a su testimonio, el acusado de violar a su hija se defendía de los insultos diciendo que eran audios que le envió a su ex pareja y madre de la menor “para ofenderla”.