martes 11 de agosto de 2020

Catalino “Chaqueño” Duré arrastra varios antecedentes delictivos en el Norte del país.
Policiales

Detalle aberrante: el hombre asesinado en San Rafael aún estaba vivo cuando lo quemaron

Aunque había sufrido un corte en el cuello que pudo haberlo dejado inconsciente, la autopsia reveló que Félix Valdez tenía signos vitales al ser alcanzado por el fuego en su propia casa. Catalino “Chaqueño” Duré fue imputado como autor del crimen pero sigue sin hablar.

Catalino “Chaqueño” Duré arrastra varios antecedentes delictivos en el Norte del país.

Catalino “El Chaqueño” Duré Rojas (27) está imputado por la muerte de Félix Valdez, el hombre hallado calcinado en su casa en Villa Atuel y desde el jueves fue alojado en la cárcel de San Rafael. El fiscal Martín Castro le endilgó homicidio agravado criminis causa (cometer un crimen para ocultar otro delito) y robo agravado en despoblado y por el uso de arma blanca ya que faltaban algunos artículos personales de la víctima.

Entre los datos que trascendieron del cruel crimen, la necropsia reveló que el obrero que trabajaba en los hornos de ladrillo fue quemado mientras aún estaba vivo.

Fuentes allegadas al caso revelaron que la herida cortante que Valdez tenía en el cuello era grave y probablemente lo dejó inconsciente, al borde de la muerte. Pero cuando se inició el fuego “aún tenía signos vitales”, según confiaron.

La utilización de combustible (nafta u algo similar) por el asesino fue descartada ya que el fuego se hubiera vuelto incontrolable. Sin embargo, sólo se circunscribió al cuerpo de la víctima y la cama. En cambio, el hallazgo de un frasco de alcohol vacío en el lugar hace pensar que es el elemento que se utilizó para avivar las llamas.

El cuerpo sin vida de Valdez fue encontrado el domingo 26 por la tarde pero lo que no fue establecido aún es cuándo murió. De acuerdo a los peritos forenses, llevaba al menos 36 horas en ese estado. Igualmente los investigadores estiman que el asesinato se perpetró entre cinco y siete días antes.

Por ahora Duré no pronunció palabra, al tiempo que la Unidad Investigativa de Alvear continúa recabando información para sustentar la imputación contra el detenido. Mientras tanto, el fiscal Castro está a la espera de los resultados de las pericias de los elementos que secuestraron en los allanamientos (entre ellos, ropa y un cuchillo) y la casa de la víctima en el paraje La Izuelina, en el distrito sanrafaelino de Villa Atuel.

Arrastra antecedentes

Catalino Duré llegó desde Chaco a Mendoza una década atrás. Sin embargo, allá por 2012 regresó a su provincia natal y sumó varios problemas con la ley. Entre los antecedentes que arrastra figuran causas por robo simple, robo agravado y daño. Además hay un pedido de captura que está pendiente desde mayo de 2012 que emitió la Cámara del Crimen de Resistencia.

Alrededor de 2015 Duré volvió a Mendoza como trabajador golondrina, pasó por el Valle de Uco y luego se instaló en Villa Atuel.

El móvil del crimen no ha variado desde que comenzó el proceso y Duré fue detenido. Si bien el fiscal Castro le atribuyó el robo en la imputación, un posible “ajuste de cuentas” o venganza sigue estando sobre la mesa.

El 8 de junio “El Chaqueño” tuvo un altercado en el que le asestó un puntazo en el pecho a un conocido y luego hirió a Valdez en una mano. Por ese hecho estuvo detenido y luego lo liberaron por falta de antecedentes, pero en Mendoza. Además le dictaron una prohibición de acercamiento a quienes fueron sus víctimas en ese momento.

De esa pelea surgió la frase amenazadora de Duré hacia Valdez: “La próxima te mato y te quemo”. Esa disputa terminó por detonar la molestia de los vecinos que no tenían en estima a “El Chaqueño” por los problemas que generaba en la zona. Lo consideraban violento y peligroso y comenzaron a buscar adherentes para una nota para peticionar a las autoridades que lo obligaran a irse del lugar. El fallecido fue uno de los que firmó la carta.

De sostenerse la imputación en un juicio, Catalino Duré arriesga una pena de prisión perpetua.