Desaparición de Gisela Gutiérrez en La Favorita: más rastrillajes y la chance de que el presunto asesino quede libre

En noviembre del año pasado se realizaron rastrillajes en la misma zona. Foto: Orlando  Pelichotti/ Los Andes
En noviembre del año pasado se realizaron rastrillajes en la misma zona. Foto: Orlando Pelichotti/ Los Andes

Entre miércoles y jueves hubo operativos en el dique Frías para encontrar restos de la mujer desaparecida en 2015. Trabajaron antropólogos forenses con la colaboración de una retroexcavadora. Hoy se define si el principal acusado sigue preso.

Esta semana volvió a tener movimientos importantes el expediente que investiga la desaparición de Gisela Gutiérrez, la mujer de La Favorita que lleva más de cinco años desaparecida y que para la Justicia fue asesinada. Hubo nuevos rastrillajes y existe la posibilidad de que el principal acusado quede libre en una audiencia que se desarrollará hoy.

La zona del dique Frías, límite entre Godoy Cruz y Capital, fue nuevamente el escenario de un fuerte operativo que tuvo como objetivo hallar algún indicio de esta joven, quien tenía 25 años cuando desapareció el 19 de julio de 2015. Precisamente en las inmediaciones de un puesto, otra vez los pesquisas pusieron la mira para tratar de dar con restos de su cuerpo.

La víctima. Estaba embarazada y tenía otros tres hijos cuando desapareció.
La víctima. Estaba embarazada y tenía otros tres hijos cuando desapareció.

La hipótesis del fiscal del caso, Carlos Torres, es que a Gisela la asesinaron y “descartaron” sus restos en ese lugar. Por eso que allí ya hubo tareas de búsqueda sin resultados vinculados a la investigación, aunque una medida había quedado pendiente luego de que uno de los perros entrenados marcara un sector.

Uno de los ejemplares de la Escuela Canina de Adiestramiento Mendoza (Escam) señaló anteriormente un punto y ahí los sabuesos quisieron profundizar, con rastrillajes que se realizaron entre este miércoles y jueves.

En esta oportunidad contaron con una retroexcavadora de la Municipalidad de Godoy Cruz que removió gran cantidad de tierra para que los antropólogos forenses seleccionaran indicios orgánicos y vestigios químicos.

Con esta mecánica los especialistas levantaron sedimentos y varias muestras que serán analizadas. Puntualmente pretenden encontrar algún elemento que tenga relación con el cuerpo humano. Por ejemplo, fósforo, que es un material que despide un cadáver.

De acuerdo a la calidad que tengan estas muestras, hasta se podría llegar a hacer una prueba de ADN.

Todo esto que se recolectó será enviado a un laboratorio en Tucumán que trabaja con los mejores reactivos para este tipo de análisis, por lo que habría que esperar un tiempo para conocer los resultados. Trascendió también que entre lo hallado en estas dos jornadas había restos óseos, pero que pertenecían a animales.

Entre seguir preso y quedar libre

Y mientras los investigadores acompañaban estas últimas excavaciones, se preparaban para una audiencia que será muy importante de cara al futuro de la causa. Es que el abogado de Héctor Días Tejera, señalado como autor material del crimen de esta mujer, pidió el cese de la prisión preventiva por falta de pruebas en su contra.

Tras este planteo se fijó fecha para este viernes, para que el fiscal, la querella, a cargo del letrado Fernando Peñaloza, y la defensa discutan la solicitud. Quien tendrá la última palabra será la jueza Miriam Núñez.

El sospechoso, imputado por homicidio agravado por el uso de arma de fuego (10 a 32 años de cárcel), está detenido desde hace un año. No es el único acusado en el expediente ya que hay dos hombres más por encubrimiento agravado, pero ambos están en libertad por tratarse de un delito excarcelable (1 a 6 años de pena).

A ellos la Justicia llegó a través de la declaración de cuatro testigos de identidad reservada, quienes manifestaron en la fiscalía las versiones que habían escuchado sobre el hecho. En líneas generales, dijeron que a Gisela quisieron abusarla sexualmente en una casa de La Favorita, y ante su resistencia, Días Tejera le pegó un balazo en la cabeza.

Su cuerpo lo habrían cargado en un auto para posteriormente ocultarlo en el dique Frías. El señalado matador habría contado con la ayuda de los hermanos Marcos y Daniel Quiroga.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA