De la defensa de Pereg al jurado: “No se comporten como animales, la Justicia no se trata de ladrar, sino de ser humanos”

Gil Pereg maullando durante los breves instantes que estuvo en la sala de debates. / Ignacio Blanco
Gil Pereg maullando durante los breves instantes que estuvo en la sala de debates. / Ignacio Blanco

Para los defensores, el israelí no debe ir a la cárcel sino a un neuropsiquiátrico.

Luego de que durante los alegatos del jucio a Gil Pereg por los homicidios de su madre y su tía, Fernando Guzzo, el jefe de la Fiscalía de Homicidios, arengara a los 12 integrante del jurado popular con la frase “Si Gil Pereg maúlla, ladren más fuerte para que deje de engatursarnos”, fue el turno de los defensores del israelí, quienes se refirieron a la polémica frase con punzante mesura.

“No se comporten como animales; la Justicia no se trata de ladrar sino de comportase como humanos”, respondió a su turno el abogado Maximiliano Legrand.

Maximiliano Legrand (izquierda) y Lautaro Brachetta, los abogados defensores. +
Maximiliano Legrand (izquierda) y Lautaro Brachetta, los abogados defensores. +

Lautaro Brachetta, otro de los defensores arrancó los alegatos de la defensa diciéndole al jurado que no deben cerrarse en la única propuesta de la fiscalía –la condena por unanimidad- sino que hay posibilidades, “desde el encierro en la cárcel a una internación en un hospital neuropsiquiátrico”.

“La fiscalía dice que decidan por unanimidad. Les prohíbe pensar, defender sus convicciones. Cuando analicen las pruebas, defiendan sus convicciones, la mejor solución del caso”, sostuvo el abogado.

Luego Legrand, tras citar al Ulpiano (“la Justicia es dar a cada uno lo suyo”), afirmó que “si el hecho (los homicidios”) no fueron conscientes, no debe ser condenado por una cuestión de humanidad”.

No se comporten como animales. La justicia no se trata de ladrar sino de comportase como humanos”, aconsejó al tribunal popular.

Luego dijo que “es una falacia y una mentira total” lo que dijo el fiscal Fernando Guzzo, al afirmar que las personas con un padecimiento mental “no pueden realizar actos de la vida normal”.

Luego hizo una comparación entre el famoso “Loco Juan” –el conocido personaje de las calles mendocinas- que se manejaba por la vida con normalidad, pero cuando fue imputado por un abuso sexual, fue considerado inimputable.

Luego, repasó la vida de Pereg, desde que residía en Israel, donde estuvo varias veces internado por andar desnudo en un campus universitario hasta su estadía en Guaymallén, donde lo estafaron en 60 mil dólares y vivía con 37 gatos.

Por último, les hizo escuchar al tribunal popular un audio donde se escucha al reconocido psiquiatra Mariano Castex hablar con Pereg en fase delirante.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA