Chocó siete autos a 200 km/h, mató a un motociclista y quiso huir porque lo “perseguía el diablo”

Así quedó la camioneta después de la tragedia a 200 km/h en el barrio General Bustos, Córdoba (Gentileza / La Voz)
Así quedó la camioneta después de la tragedia a 200 km/h en el barrio General Bustos, Córdoba (Gentileza / La Voz)

“Me perseguía el diablo, por suerte lo maté”, dijo Franco Nicolás Cabrera Guevara, de 19 años, después de causar un choque múltiple y fatal en Córdoba.

Un joven de 19 años fue detenido en Córdoba acusado de matar a un motociclista y provocar daños en siete vehículos a los que chocó al mando de su camioneta. Una muestra de su descontrol: el velocímetro quedó clavado en 200 km/h.

El trágico episodio sucedió el martes a plena luz de la tarde, en el barrio General Bustos de Córdoba capital.

Franco Nicolás Cabrera Guevara (19) manejaba una camioneta Jeep Grand Cherokee a alta velocidad por la zona residencial. En su raid, chocó una fila de siete vehículos que estaban estacionados y embistió a un motociclista de 29 años -identificado como Gonzalo Uliana-, quien murió de inmediato.

Un joven de 19 años manejaba una camioneta, chocó siete vehículos y mató a un motociclista. Dijo que lo perseguía el diablo. (Gentileza / La Voz)
Un joven de 19 años manejaba una camioneta, chocó siete vehículos y mató a un motociclista. Dijo que lo perseguía el diablo. (Gentileza / La Voz)

El imprudente conductor de la Jeep arrastró unos 80 metros al motociclista, se bajó del rodado e intentó huir a pie. Sin embargo, fue retenido por los vecinos.

Al revisar la camioneta, la Policía confirmó que el velocímetro quedó marcado en 200 kilómetros por hora, según informó La Voz.

Uno de los vecinos contó el comentario que el autor de la tragedia les hizo antes de que llegaran los efectivos: “Dijo que le pasó como en una película que nombró y que no tengo idea qué es: ‘Me estaba persiguiendo el diablo’”.

En tanto, la Justicia imputó a Cabrera Guevara por homicidio culposo agravado y daños, a causa de los destrozos que provocó en los vehículos estacionados en la zona.

El lugar donde se produjo el brutal choque quedó repleto de vidrios rotos, partes de los autos destrozados, cubiertas tiradas, plásticos y hasta un poste de luz arrancado que quedó agarrado por los cables, dando muestra del desastre ocasionado.

El día después de la tragedia en el barrio General Bustos. (Gentileza / La Voz)
El día después de la tragedia en el barrio General Bustos. (Gentileza / La Voz)

“Fue una explosión grande, no entendíamos qué pasaba”, señaló uno de los vecinos en diálogo con el programa local Arriba Córdoba. Aún en estado de shock, recordó cuando bajó corriendo, salió de la vivienda y encontró una persona muerta en su jardín. Conmocionado, destacó que su hijo estaba afuera, “reparando un auto” y que “alcanzó a salir corriendo, sino lo agarra a él también”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA