Cayó un enfermero por pornografía infantil: revelan el alias que usaba para captar a menores

Detuvieron a un enfermero pediátrico por pornografía infantil / Gentileza AN Digital
Detuvieron a un enfermero pediátrico por pornografía infantil / Gentileza AN Digital

Trabajaba en un hospital pediátrico de La Plata. En las redes sociales se hacía pasar por otra persona para engañar a los niños y a las niñas.

Detuvieron por distribución de pornografía infantil a un hombre de 53 años, que trabajaba como enfermero en el Hospital de Niños “Sor María Ludovica” de La Plata (Buenos Aires).

El sujeto usaba un alias para captar a menores de edad: René Williams. En su poder tenía dispositivos con material de abuso de niños y niñas.

Sobre el hombre se dictaron inicialmente dos órdenes de registro de sus domicilios, ambos en la ciudad de Berisso, donde se halló una computadora de escritorio, una tablet y una cámara de fotos, aunque no se encontró al criminal.

Sin embargo, tras investigaciones se supo que estaba en la casa de un familiar en Chivilcoy, ciudad del interior de la provincia de Buenos Aires hasta donde se dirigió personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) La Plata que, junto a efectivos de la SubDDI local, terminó deteniéndolo y secuestrando elementos de almacenamiento.

Según informó AN Digital, el hombre intentó deshacerse de un teléfono celular, aunque pudo ser recuperado para su análisis.

A través del alias René Williams, el pedófilo habría cargado videos e imágenes de los menores de edad.

La causa quedó a cargo de la UFI 15 del Departamento Judicial La Plata, a cargo de la fiscal Cecilia Corfield. La carátula de la causa es por el delito de “promoción de la pornografía infantil y grooming”.

Además, autoridades de la Superintendencia General de Investigaciones en Función Judicial de la Policía de la Provincia de Buenos Aires se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Recomendaciones para prevenir a tiempo el grooming

  • No compartir públicamente información personal (números de teléfono, domicilios) ni fotos con poca ropa o desnudos. Tampoco seguir chats extraños.
  • Los adultos deben empatizar con los niños y entender que son las principales víctimas: establecer confianza para contar lo que ocurre.
  • Si se ve que el chico o la chica pasa mucho tiempo encerrado con un dispositivo, buscar el momento y la oportunidad de sacar el tema y chequear qué sucede.
  • Avisar donde el menor está, así sea a un hermano o amigo.
  • Prestar atención si el niño o la niña anda con el teléfono escondido o evita dar detalles.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA