Cayó el joven acusado de matar con un puntazo a su hermano en General Alvear

Cayó el joven acusado de matar con un puntazo a su hermano en General Alvear
La zona donde se perpetró el homicidio./Gentileza Radio La Voz.

Carlos Ledezma quedó preso por el crimen de José Luis, ocurrido el sábado en Bowen. El sospechoso se subió a un árbol para que no lo detuvieran y sus familiares y amigos impedían el trabajo de la Policía.

Cuando la tarde del domingo se despedía, efectivos de la División Investigaciones de General Alvear le pusieron punto final a la fuga de Carlos Ariel Ledezma, el joven de 22 años que era intensamente buscado por el asesinato de su hermano mayor José Luis (24), en la mañana del sábado en Bowen.

El sospechoso, que padece un leve retraso mental, logró burlar a las autoridades durante 36 horas escondiéndose en una finca en las inmediaciones de calle 22 y J del distrito de Este alvearense.

Además del desgaste ocasionado por el tiempo, los policías debieron enfrentarse a otro problema inesperado, ya que familiares, amigos y conocidos de Ledezma se interpusieron entre los agentes y el árbol a donde se había trepado el acusado, para que no se lo llevaran. También insinuaba que iba a quitarse la vida.

El homicidio de José Luis ocurrió alrededor de las 7 del sábado, luego de una reunión clandestina en la que participaron los hermanos.

Según fuentes allegadas al caso, los Ledezma estuvieron bebiendo toda la noche y cuando regresaron a casa, en Las Heras entre Centenario y Colón de Bowen, empezaron a discutir  hasta que Carlos tomó un cuchillo y se lo incrustó a José Luis en la región abdominal superior, donde se encuentra el bazo, y le provocó una herida de la que no se recuperaría; luego escapó hacia la zona de fincas.

El herido fue trasladado al hospital Enfermeros Argentinos en Alvear, pero murió en el camino.

Con perros entrenados y hasta el Halcón, el helicóptero de la Policía, los agentes de Investigaciones rastrearon al detenido hasta que lo cercaron en una finca en calle 22.

El problema se suscitó con su padre (que llegó en las últimas horas desde La Pampa), otros familiares y amigos del joven que trataron de impedir que se lo llevaran.

La gente rodeó el árbol a donde se había trepado el muchacho y no quería dejar que lo bajaran. La principal bronca era contra los uniformados. Finalmente intervino el comisario Pedro Constanzo, jefe de Investigaciones en el sur mendocino, y con la ayuda de un pariente de los Ledezma, se logró calmar los ánimos y procedieron a la detención.

“Había como 50 personas, no dejaban que lo bajaran. El pibe estaba abrazado a una rama y lloraba y un amigo se subió con él. Estuvieron como 40 minutos hasta que desistieron”, confió una fuente policial.

Ledezma fue trasladado a la comisaría 14, donde quedó alojado en un calabozo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA