sábado 17 de abril de2021

Pablo Arancibia (33), principal sospechoso del femicidio de Florencia Romano. / Facebook
Policiales

Caso Florencia Romano: Arancibia sufre depresión desde los 16 años y declara su psicóloga

Según los profesionales del Cuerpo Médico Forense, el imputado tiene el juicio crítico conservado y no es inimputable. Está en tratamiento desde hace años.

Pablo Arancibia (33), principal sospechoso del femicidio de Florencia Romano. / Facebook

En las próximas horas declarará en el expediente del femicidio de Florencia Romano (14) la psicóloga que atendió en los últimos tiempos al imputado por el crimen, Pablo Arancibia (33), quien padece un cuadro de depresión desde que era adolescente.

El martes pasado, durante la audiencia de oposición a la elevación a juicio, el defensor oficial Rafael Manzur solicitó una prórroga de 15 días para presentar algunas nuevas pruebas. La medida no fue objetada ni por la Fiscalía de Homicidio ni por los abogados querellantes Cristian Vaira Leyton y Agustín Magdalena.

La primera prueba que presentará hoy el defensor será la declaración de una psicóloga que en el pasado tuvo como paciente a Arancibia. Por ello se espera que la profesional explique por qué asunto trató al imputado.

Recuérdese que el 20 de diciembre pasado Arancibia fue trasladado al hospital psiquiátrico El Sauce por haber presentado algunas conductas suicidas y por recomendación de los profesionales que en ese momento lo trataban. Además, en ese momento se habló de cierta medicación que el imputado había dejado de tomar tras ser detenido.

En ese momento, según consta en el expediente, los médicos del Cuerpo Médico Forense que lo trataron, consideraron que no es inimputable: estaba lucido, orientado, con el juicio crítico conservado, discriminaba las acciones valiosas y disvaliosas y con las funciones mentales superiores dentro de los parámetros normales.

Pero también se encontraron “síntomas depresivos: angustia, llanto, ansiedad, culpa y recriminación por sus errores, con ideas suicidas, sin planificación comprobada”.

En ese momento, Arancibia les confió a los médicos que había estado bajo tratamiento psiquiátrico desde los 16 años por un tratamiento depresivo angustioso, con crisis de pánico y síntomas fóbicos. Por eso tomaba medicación psiquiátrica.

El femicidio de Florencia

Florencia fue asesinada el 12 de diciembre de 20202 en Maipú luego de haber ido a pasar la tarde en la casa de Arancibia, actualmente detenido y apuntado como el principal sospechoso del femicidio de la joven.

La investigación, en un principio, también incluyó a la pareja de Arancibia, Micaela Méndez (27), como posible coautora del brutal hecho, aunque esa hipótesis fue desvaneciéndose con el paso de los días ya que, según pudo comprobar la fiscalía, ella no estuvo en el inmueble del callejón Berra y Padre Vázquez al momento de la muerte de Romano.

En caso de corroborarse la culpabilidad de Arancibia, la única pena que le cabe es la de prisión perpetua, ya que está imputado por femicidio.