jueves 25 de febrero de 2021

María Belén tenía 23 años. Fue asesinada por su pareja, quien escapó de la casa y se arrojó en la ruta para quitarse la vida - Gentileza / El Liberal
Policiales

Carnicero mató con un cortafierro a su esposa y se arrojó bajo un camión en la ruta

El femicidio tuvo como víctima a María Belén Montenegro, una joven madre de tres niños. Ya había sufrido episodios de violencia de género, pero tenía miedo de denunciar.

María Belén tenía 23 años. Fue asesinada por su pareja, quien escapó de la casa y se arrojó en la ruta para quitarse la vida - Gentileza / El Liberal

Otro femicidio conmueve al país. Esta vez, en Santiago del Estero, un hombre de 55 años asesinó a golpes a su pareja de 23 años y, luego, se arrojó bajo un camión en la ruta para quitarse la vida. Si bien allegados dijeron que antes la mujer ya había sido víctima de violencia de género, nunca se pudo efectuar la denuncia.

El femicidio ocurrió en la madrugada del sábado, precisamente en una casa sobre avenida Centenario del barrio Las Palmares, cuando personal de la comisaría 55 fue alertado de una persona sin vida.

Cuando los uniformados de la Policía llegaron al lugar indicado, se encontraron con María Belén Montenegro, una joven de 23 años, tendida sobre una cama y en medio de un charco de sangre. La víctima fue trasladada de inmediato al hospital de Colonia Dora, pero, debido a su grave estado, fue derivada al hospital zonal de Añatuya. Sin embargo, los médicos solo pudieron constatar el fallecimiento.

En medio de la investigación, los efectivos recibieron otro aviso. Era de un camionero que informaba que, sobre la ruta nacional 34, un hombre salió imprevistamente desde medio las malezas y se arrojó delante del camión. El chofer contó que no pudo evitar la colisión y terminó arrollándolo. El sujeto murió en el acto.

Una vez constituido el operativo en el kilómetro 552 de la ruta 34, llegaron algunos curiosos que rápidamente identificaron al fallecido. Se trataba de Alberto Rodríguez, de 55 años, justamente pareja de la mujer asesinado horas antes. Ambos tienen tres hijos en común.

De esta manera, la principal hipótesis indica que el femicida agarró un cortafierro y desfiguró a Montenegro hasta provocarle la muerte. Después, el sujeto se fue de la casa, caminó unos 600 metros hasta la ruta en cuestión y decidió quitarse la vida.

Aguardó en la banquina y, cuando vio la proximidad de un camión, corrió y se arrojó debajo de las pesadas ruedas. Esa acción sorprendió al conductor y no le dio tiempo a ninguna maniobra evasiva.

Según informó El Liberal, el femicida era carnicero. También se supo María Belén le había enviado un mensaje de WhastApp a su compañera de caminata, manifestándole que estaba próxima a alistarse para salir como todos los días.

Minutos más tarde, la vecina tocó el timbre de la casa. Allí vio salir al homicida y al ver que la joven no salía, ingresó hasta su habitación, donde halló a su amiga ultimada.

Belén había sufrido otros episodios de violencia

Si bien las fuentes judiciales confirmaron que no había denuncias en contra de Rodríguez por violencia de género, algunos testimonios de vecinos entrevistados por las autoridades, daban cuenta de un hecho lamentable.

En julio del año pasado, María Belén estuvo internada por golpes internos que le habían producido una hemorragia.

Los vecinos sospechaban de violencia de género, pero la joven mamá habría manifestado en la oportunidad que por “cambiar un foco de la luz se subió a un balde, tropezó y cayó pesadamente al suelo”. A nadie le había cerrado esa versión, pero la denuncia nunca se hizo. Aunque María Belén sí lo habría hecho en la intimidad, confiándole a sus amigos y rogándoles que no dijeran nada, seguramente por miedo a represalias por parte de Rodríguez.

Trascendió, además, que la pareja estaba separada desde hace más de dos años, pero convivía en la misma casa. Por esa razón la joven habría iniciado una incipiente relación con otra persona. Esa habría sido la excusa del asesino para ultimarla.

Si sos víctima o conocés a alguien que sufra violencia de género llamá al 144 las 24 horas.