viernes 16 de abril de2021

Germán Torres (34) mató a puñaladas a su hijo Samir (3) - Gentileza Nuevo Diario Web
Policiales

Asesinó de 12 puñaladas a su hijo de 3 años mientras dormía y dejó un mensaje en la pared con la sangre

Santiago del Estero fue escenario de un horroroso crimen. El acusado, identificado como Germán Adolfo Torres Murad (34), le pidió a su hermano que lo matara para desligarse de la cárcel.

Germán Torres (34) mató a puñaladas a su hijo Samir (3) - Gentileza Nuevo Diario Web

Un hombre de 34 años asesinó a cuchillazos a su hijo de 3 años en su casa de Santiago del Estero. Una vez cometido el crimen, le pidió a su hermano que lo matara para “desligarse” de ir a la cárcel. Incluso, dejó un mensaje en la pared para que su familia lo perdonara.

El aberrante homicidio ocurrió cerca de las 13 del martes, en una vivienda ubicada sobre calle Borges al 600 en la zona oeste de la capital santiagueña.

Alertados por el 911, policías de la comisaría 10 llegaron al lugar y se encontraron con una escena horrorosa: un nene de apenas 3 años yacía tendido sobre una cama cucheta, con su cuerpo ensangrentado, sin vida.

A metros del cadáver había un cuchillo de tipo carnicero, señalado como el arma homicida. Mientras tanto, en otra habitación de la casa, el papá del menor fue detenido. De la casa salió con la mirada altiva, casi despreocupado, como si nada hubiera pasado.

Según informó El Liberal, el autor del crimen fue identificado como Germán Adolfo Torres Murad, de 34 años. Vivía con su madre Margarita Murad (75); su hermano Fernando Ariel Torres Murad, y su hijo Germán Samir Torres (3), a quien asesinó tras propinarle 12 puñaladas.

Germán Adolfo Torres Murad intentó autolesionarse, pero no lo logró. Incluso, trascendió que le pidió a su hermano que lo matara para zafar de la cárcel y acabar con su vida.

La casa donde el hombre mató a su hijo de 3 años en Santiago del Estero -Gentileza / El Liberal

Lo escalofriante del caso no acabó ahí. Los investigadores encontraron en una de las paredes una leyenda que decía “perdonen, los amo”, realizada con la sangre de su hijo asesinado.

El hombre está imputado por el delito de homicidio doblemente calificado por el vínculo y alevosía.

Los expertos realizaron extracciones de la sangre para ser cotejada. Una de las sospechas de los investigadores sostiene que el chiquito de 3 años podría haber sido atacado de un certero cuchillazo mientras dormía, ya que nadie lo escuchó gritar.

Mientras que la otra hipótesis indicaría que Torres Murad le habría tapado la boca para que nadie pudiera auxiliarlo.

¿Venganza o brote psicótico?

Desde hace un año y medio, el niño de 3 años había sido entregado por su madre -que residía a dos casas del lugar- a su padre para que él se hiciera cargo. Desde entonces con ayuda de la abuela del niño, el homicida criaba al pequeño.

Los efectivos recibieron testimonios a los otros moradores de la casa quienes indicaron que Germán era violento con el niño a quien consideraba “muy inquieto” y por ello el niño recibía brutales golpizas. También era adicto a sustancias tóxicas.

Al parecer, el asesino habría mantenido una pelea con su exnovia la noche del lunes. La mujer le había manifestado que quería mudarse, ya que está en una nueva pareja, con quien tiene un bebé.