Asesinaron a un chico de 17 años que atendía una panadería en José C. Paz

Joel Sánchez, el chico de 17 años asesinado en la localidad bonaerense de José C. Paz (Gentileza)
Joel Sánchez, el chico de 17 años asesinado en la localidad bonaerense de José C. Paz (Gentileza)

Joel Sánchez (17) estaba en quinto año de la secundaria y soñaba con ser gendarme. Le arrebataron la vida en el conurbano bonaerense, tres días después del crimen del quiosquero Roberto Sabo.

Un joven de 17 años fue asesinado de una puñalada en el pecho mientras atendía una panadería en la localidad bonaerense de José C. Paz, en un contexto tenso y preocupante en el conurbano. Sin ir más lejos, el domingo mataron al quiosquero Roberto Sabo en Ramos Mejía y al dirigente social René Mendoza Parra en González Catán, ambas zonas también del partido de La Matanza.

El crimen de Joel Sánchez (17) sucedió el miércoles, cuando la víctima trabajaba en un negocio ubicado en la esquina de Cumaná y Martín Coronado. Allí llegó un hombre que atacó al adolescente con un cuchillo de carnicero -fue hallado a unas cuadras- y luego huyó en bicicleta.

Cuando el sujeto escapó de la panadería, el joven estaba al borde de la muerte. Aunque lo trasladaron de urgencia al hospital Caporaletti, no logró resistir el trayecto y murió en el camino.

Con todas las hipótesis abiertas, la posibilidad de un homicidio en ocasión de robo apareció desde un principio como la más fuerte. Sin embargo, la mamá de Joel resaltó que el asesino ni siquiera se llevó el teléfono celular de su hijo.

“Entró a matar”, dijo conmocionada Jésica, la mamá del chico, sobre el autor del asesinato.

“(Joel) terminó tirado como un perro desangrado”, manifestó la mujer, en diálogo con el noticiero “Arriba argentinos” (El Trece). Con lágrimas en los ojos, contó que sus vecinos le avisaron lo que había ocurrido y que en un principio pensó que era mentira. “No lo creía, estoy shockeada”, se lamentó.

Hay un sospechoso identificado, según confirmaron fuentes policiales a Infobae. Es un hombre de 43 años con domicilio en la zona, ubicado a casi 40 cuadras de la panadería.

Las fuentes también aseguran que “no se detectaron faltantes de la víctima o de la panadería”.

La investigación está en manos del fiscal German Weigel Muñoz, de la UFI 19 de San Martín.

Tras conocerse la luctuosa noticia, la reacción en el barrio fue casi inmediata. Los vecinos quemaron neumáticos e hicieron sonar sus cacerolas anoche frente a la Comisaría 3° sobre la calle Potosí, a tan solo una cuadra del lugar donde mataron al adolescente.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA