Apuñalaron a uno de los presos acusados de extorsionar al peón mendocino que aún está desaparecido

El trabajador rural Juan Carlos Woldryk se encuentra desaparecido desde hace más de 5 meses y la fiscalía no descarta la hipótesis de un suicidio. Foto: Archivo / Los Andes
El trabajador rural Juan Carlos Woldryk se encuentra desaparecido desde hace más de 5 meses y la fiscalía no descarta la hipótesis de un suicidio. Foto: Archivo / Los Andes

Luis Miguel Galeano, uno de los acusados de ejercer “sextorsión” contra Juan Carlos Woldryk, se encuentra internado luego de sufrir una herida en el hígado mientras participaba de una pelea con otros reclusos en la cárcel de San Nicolás.

El domingo pasado se desató una riña entre internos en la Unidad Penitenciaria N° 3 de San Nicolás, en medio de la pelea Luis Miguel Galeano, unos de los procesados por la “sextorsión” que terminó con la desaparición del peón rural Juan Carlos Woldryk, fue apuñalado y se encuentra internado en en el Hospital San Felipe de la zona.

El peón rural llegó a vender su auto para pagar el dinero que le exigían los extorsionadores. Foto: Archivo / Los Andes
El peón rural llegó a vender su auto para pagar el dinero que le exigían los extorsionadores. Foto: Archivo / Los Andes

Galeano fue acusado por la UFID N°15 de Bolívar de extorsionar, junto al recluso Fernando Esperon Listorti, al joven de 30 años, quien desapareció el pasado 30 de marzo de este año de un campo del distrito bonaerense, donde trabajaba.

Galeano, quien está alojado en la Unidad Penitenciaria de San Nicolás cumpliendo una condena de 9 años por homicidio en ocasión de robo, está además procesado y con prisión preventiva por haber cometido la extorsión mientras se encontraba en la cárcel, al igual que Esperon Listorti.

Además, a principios de agosto, tras tomarles declaración indagatoria a ambos, el magistrado procesó a una mujer de apellido Mansilla, que también formaría parte de la asociación que tendrían para cometer hechos. La acusada vive en la ciudad de 9 de Julio y es quién recibió la primera transferencia de dinero que Woldryk realizó el pasado 26 de marzo.

Según confirmó el diario bolivarense La Mañana, Galeano participó de un enfrentamiento entre reclusos y recibió al menos una apuñalada en el abdomen que le lesionó el hígado, por lo que tuvo que ser trasladado desde la Unidad Penitenciaria N° 3 hasta el Hospital San Felipe de San Nicolás, donde se encuentra internado bajo la custodia de personal del Servicio Penitenciario Bonaerense, hasta que reciba el alta y vuelva a ser alojado en el penal.

Cómo fue la “sextorsión”

El peón rural llegó a vender su auto para pagar el dinero que le exigían los extorsionadores. Foto: diario La Mañana de Bolívar
El peón rural llegó a vender su auto para pagar el dinero que le exigían los extorsionadores. Foto: diario La Mañana de Bolívar

Haciéndose pasar por una mujer bajo el nombre falso de “Laurita Rodríguez”, los reclusos sedujeron a Woldryk a través de la red social Facebook y por mensaje de Messenger obtuvieron sus fotos íntimas, que posteriormente utilizaron para extorsionarlo.

Luego, los mismos presos contactaron a Woldryk por teléfono y se hicieron pasar por un policía y un fiscal. Lo extorsionaron con la excusa de no iniciarle causas judiciales por abuso sexual contra menores, ya que inventaron que había estado chateando con una menor de edad.

En varias oportunidades, Woldryk transfirió dinero a los reclusos y llegó a vender su auto para realizar el último pago. El joven creía que los depósitos bancarios se los estaba enviando a un comisario y a un fiscal.

Finalmente, Woldryk se ausentó del campo al tomar conocimiento que se había publicado, en su perfil de Facebook , una de las fotos de las conversaciones que había tenido con los reclusos cuando se hicieron pasar por una menor de edad. Un rato antes de su desaparición, había almorzado junto a sus compañeros en el establecimiento rural. La fiscalía no descarta la hipótesis de un suicidio.

Una búsqueda intensa, hasta ahora sin resultados

Unidad Penitencia N° 3 de San Nicolás, donde se encuentran alojados los reclusos que habrían extorsionado a Woldryk. Foto: diario La Mañana de Bolívar
Unidad Penitencia N° 3 de San Nicolás, donde se encuentran alojados los reclusos que habrían extorsionado a Woldryk. Foto: diario La Mañana de Bolívar

Desde ese 30 de marzo, se han realizado múltiples rastrillajes en el campo, en las inmediaciones del lugar y en distintos puntos de la zona rural, como así también en el partido de Carlos Casares. Sin embargo, nunca pudieron dar con el paradero del joven oriundo de la localidad bonaerense de General Alvear.

Uno de los últimos rastrillajes se realizó a fines de julio en el campo de donde se ausentó el joven de 30 años y en montes de la zona, en un radio de 10 kilómetros. Participaron 145 policías pertenecientes al Comando de Prevención Rural. Las tareas fueron supervisadas por la fiscal Sebastián y por el jefe del Comando de Prevención Rural, comisario Javier Koffler.

A casi 150 días de su desaparición, la familia de Woldryk, junto a las fuerzas policiales, lo siguen buscando y el Gobierno nacional ofrece una recompensa de $1,5 millones para aquellas personas que brinden datos útiles que permitan dar con su paradero.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA