Abusaba de su sobrina de 12 años y ella lo filmó: está prófugo y ofrecen $4 millones para encontrarlo

Leandro Sebastián Martínez está prófugo de la Justicia desde enero de 2020.
Leandro Sebastián Martínez está prófugo de la Justicia desde enero de 2020.

El hecho había sido filmado por la menor para que sus padres le creyeran. Según la familia de víctima, el sujeto tiene una buena situación económica y cuenta con la ayuda de terceros.

Leandro Sebastián Martínez tiene pedido de captura nacional e internacional desde hace dos años y medio. Un video de una cámara de seguridad probó que abusaba de su sobrina, una nena de tan solo 12. Hasta el momento no hay novedades sobre su paradero. Es por esto que el Ministerio de Seguridad de la Nación decidió elevar a 4 millones de pesos la recompensa para quien pueda aportar datos que faciliten la búsqueda.

El caso salió a la luz cuando la víctima, después de años de sometimiento, tuvo la idea de grabar uno de los abusos y con el video como prueba recurrió a sus padres en busca de ayuda. Ellos, inmediatamente, radicaron la denuncia en la justicia.

Martínez es marido de la prima hermana del papá de la víctima. Actualmente, tiene 43 años y se desempeña como contador de una multinacional. Según trascendió, hasta el 2020 vivía en un country de la zona oeste de Buenos Aires. Él y su esposa tenían una relación cercana con la menor y solían invitarla seguido a dormir a su casa ya que ella era muy compinche con el hijo de la pareja, su primo, detalla TN.

Según la familia denunciante, el acusado, que tiene una buena situación económica, cuenta con la ayuda de terceros para poder mantenerse prófugo desde hace tanto tiempo.

Leandro Sebastián Martínez está prófugo de la Justicia desde enero de 2020.
Leandro Sebastián Martínez está prófugo de la Justicia desde enero de 2020.

La orden de detención se dictó el 10 de enero de 2020, después de que se presentara el video captado en medio de una reunión familiar. Pero cuando la policía se presentó en el domicilio del acusado en un country de Francisco Álvarez, supuestamente él y su esposa se habían ido de vacaciones a Mar del Plata.

La coartada era posible, pero dejaron un cabo suelto: la puerta trasera de la casa estaba abierta. Según los padres de la víctima, alguien le avisó lo que ocurriría y se escapó.

“Ella llegó a hacer lo que hizo porque estaba totalmente desbordada”, dijo en el inicio de la investigación el padre de la nena a los medios. La familia decidió iniciar acciones legales en contra de Martínez con el asesoramiento legal del abogado Juan Pablo Gallego.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA