sábado 27 de febrero de 2021

Andrés Di Cesaré denunció a Carolina Jacky en el colegio de abogados. / Los Andes
Policiales

Abogada trans exige al Colegio de Abogados de Mendoza $15.000.000 por tramitar una denuncia de género en su contra

La justicia aceptó la demanda iniciada por la letrada Carolina Jacky, a quien se le abrió un sumario por una denuncia de Andrés Di Cesare, condenado por el homicidio de Julieta González. El organismo investigaba si la letrada había cometida una falta ética.

Andrés Di Cesaré denunció a Carolina Jacky en el colegio de abogados. / Los Andes

La justicia dio curso a una demanda presentada por la abogada Carolina Jacky contra el Colegio de Abogados y Procuradores de Mendoza por daños derivados de violencia de género, en la que la letrada trans solicita una reparación de 15 millones de pesos que irán a la madre de una víctima de femicidio.

El viernes, el juez Juan Pablo Civit del Segundo Tribunal de Gestión Asociada, dio curso a una medida cautelar presentada por Jacky, abogada de la madre de Julieta González, víctima de uno de los tres recordados femicidios registraros en la primavera del 2016.

El juez civil Civit dictaminó que la institución que reúne a los abogados de Mendoza detenga el sumario disciplinario que le inició a Jacky “hasta que se resuelva acción principal”. Este sumario se inició en setiembre el año pasado, cuando se estaba realizando del juicio por el homicidio de Julieta González (21) que terminó con la condena de Andrés Di Cesare (27) a 18 años de cárcel.

La denuncia contra el accionar de la abogada Jacky fue presentada por Andrés Di Cesare y su padre, un empresario transportista de Maipú quienes se sintieron “ofendidos” porque la abogada querellante lo trató de “femicida” en la red social Facebook y en algunas notas periodísticas. Según Di Cesare, Jacky lo acusaba de: a) ser el autor del homicidio, lo que finalmente fue cierto; b) de vulnerar el principio de inocencia; y c) de alentar una condena social contra el imputado.

Tras la denuncia, el Colegio de Abogados inició su investigación, a través de su tribunal de ética, sobre el comportamiento de la letrada para determinar si había cometido una violación al código por el que se rigen los abogados.

Carolina Jacky demandó al Colegio de abogados.

Según Jacky, el directorio del Colegio de Abogados le inició una investigación pero “con carencia de perspectiva de género y de conocimiento de las Convenciones Internacionales sobre Derechos Humanos que tutelan los derechos de las mujeres”, elevándolo luego al Tribunal de Ética.

“La decisión del Colegio de Abogados de iniciar el sumario no sólo careció de perspectiva de género, sino que tampoco reparó en el contexto social de violencia de género que padecen las mujeres, expresado en el lemaNi una menos. Indica que lo que padeció Julieta González a manos del autor del homicidio y lo padece ahora la doctora Carolina Jacky por la actitud manifiestamente ilegal del demandado”, dice la letrada en su presentación.

El viernes pasado el juez Civit hizo lugar a la medida de protección solicitada por la abogada y ordenó que el colegio de Abogados suspenda el trámite de los sumarios contra Jacky y que evite realizar cualquier acción de publicidad de los sumarios que tramitan contra la actora y/o cualquier acto que implique la revictimización de la accionante hasta que se resuelva la acción principal".

La demanda indica que el monto reclamado será destinado a Susana González, madre Julieta González, ya que “dicha persona jamás recibió reparación económica del autor del asesinato, a priori insolvente y sin perjuicio de ser hijo de uno de los empresarios más acaudalados de la provincia, por lo que por razones de estricta justicia para con ella y - simbólicamente - con el colectivo de madres de mujeres víctimas de violencia de género corresponde ese destino en tanto se hiciera lugar al reclamo indemnizatorio”.


Por las redes