miércoles 20 de enero de 2021

Familiares y amigos de Florencia la recordaron ayer con una suelta de globos en el predio de la Virgen, en Guaymallén. Foto: José Gutierrez / Los Andes
Policiales

A un mes del femicidio de Florencia Romano: homenaje y dos causas con final cercano

Familiares de la chica de 14 años la recordaron ayer. El asesinato podría ir rápido a juicio y pronto se resolvería el sumario contra la policía del 911.

Familiares y amigos de Florencia la recordaron ayer con una suelta de globos en el predio de la Virgen, en Guaymallén. Foto: José Gutierrez / Los Andes

Un mes se cumplió ayer del femicidio que sacudió a la provincia, el crimen de Florencia Romano (14) en Maipú. Familiares y amigos la homenajearon, mientras que en las dos causas por el caso se esperan importantes novedades para febrero.

Allegados a la adolescente la recordaron la tarde de este martes en el predio de la Virgen, en Guaymallén, donde hubo una suelta de globos y un pedido de justicia que volvió a escucharse, al igual que en aquella manifestación del 18 de diciembre por las calles céntricas, donde el legítimo reclamo terminó con actos vandálicos y destrozos en el Poder Judicial, en la Casa de Gobierno y en la Legislatura. Esta vez todo fue de manera pacífica y emotiva, sin incidentes.

Respecto a los expedientes generados a partir del lamentable suceso, la feria judicial de enero hace que estos procesos tengan poco movimiento por estos días. Sí trascendió que entre los abogados de la familia de Florencia y la fiscalía de Homicidios existieron contactos para que el homicidio tenga una rápida elevación a juicio. Algunas fuentes consultadas adelantaron a Los Andes que esto podría ser en febrero o marzo, teniendo en cuenta “la abundante prueba que hay contra Pablo Arancibia”, según detallaron.

Este hombre de 33 años se encuentra con prisión preventiva desde el 29 de diciembre pasado, acusado por femicidio. Esto significa que irá a un juicio por jurado, arriesgando como pena única la prisión perpetua. Su abogado es el defensor oficial Rafael Manzur, en tanto que en la vereda de enfrente está la fiscal Claudia Ríos y los querellantes, Cristian Vaira Leyton y Agustín Magdalena.

El sospechoso habría ultimado a Florencia en su casa de Gutiérrez la tarde del 12 de diciembre, luego de conocerla por Instagram y de invitarla a su domicilio. Como causa de muerte aparece una asfixia por estrangulamiento, además de que la jovencita recibió golpes en la cabeza y presentó dos marcas post mortem: un corte en el cuello y quemaduras.

La pesquisa inicialmente tuvo detenida también a la novia de Arancibia, arrestados ambos el 15 de diciembre, sin embargo la mujer quedó sobreseída por falta de pruebas.

El llamado al 911, la otra investigación

El segundo coletazo de este impactante hecho dejó en el ojo de la tormenta a Soledad Herrera, la auxiliar del Centro Estratégico de Operaciones (CEO) que recibió la denuncia clave al 911 y no le dio curso.

Según se escuchó en la grabación de la línea de emergencias, un vecino de Arancibia, sobre el pasaje Berra, se comunicó ese sábado a las 18.58 para notificar en la Policía que desde una vivienda se escuchaban gritos y pedidos de auxilio. Eran de Florencia mientras era asesinada pero esta efectivo no le dio trascendencia y cortó la comunicación.

La menor a las 19.15 ya estaba muerta y todo indica que si la operadora del CEO hubiera activado el protocolo correspondiente, a la chica podrían haberla salvado o, al menos, atrapado al agresor in fraganti.

La uniformada afronta dos procesos: en lo penal, está imputada por abandono de persona en contexto de violencia de género institucional, en concurso ideal con incumplimiento de los deberes de funcionario público. Y en lo interno de la Fuerza, con un sumario que la tiene en pasiva, es decir, suspendida y cobrando la mitad de su sueldo.

Respecto a esto último, desde la Inspección General de Seguridad (IGS) explicaron que a fines de 2020 Herrera fue citada por el organismo pero se abstuvo de declarar. Se presentó con un abogado, quien anunció la producción de pruebas para su defendida.

Esta investigación, que estiman que se cerrará en febrero, podría dejarla cesanteada de la Policía por mal desempeño o hasta podría ser exonerada si recibe una condena penal.

Además de la grabación hay dos informes que la complican. Uno de ellos fue el recorrido que hizo el fiscal Jorge Calle desde la comisaría 29 hasta la casa de Arancibia, en la que confirmó que caminando se llega en 4 minutos de un punto a otro, con 250 metros de distancia.

En una patrulla el tiempo es mucho menor y los últimos relevamientos aportan que en aquella tarde había tres móviles a una cuadra del lugar del hecho, lo que deja en evidencia que Florencia podría haber tenido una rápida asistencia.

Esta investigación no irá tan rápido ya que los abogados de la familia Romano buscarán agravar la imputación contra la acusada y que se transforme en abandono de persona seguido de muerte, con penas de cárcel de 5 a 15 años.


Por las redes