A casi dos décadas del inédito juicio en San Rafael por tráfico de heroína

El Juzgado Federal de San Rafael donde se realizó el juicio. /Los Andes
El Juzgado Federal de San Rafael donde se realizó el juicio. /Los Andes

El debate fue en diciembre de 2003 y se desarrolló contra una banda integrada por ocho sanrafaelinos, dos colombianos y un ecuatoriano. Hubo siete condenados y cuatro absueltos.

La comercialización de drogas como la cocaína y marihuana en Mendoza es un tema de vieja data y es por ello que se suman por decenas los juicios que terminan en condenas. Algunos ejemplos bastan para graficarlos. El llamado “Carrusel Blanco” con 29 imputados fue el más convocante y ocurrió en la década de los ’90, pero mucho más cerca en la memoria popular están las sentencias a la “Yaqui” Vargas, el “Gato” Araya y al “Rengo” Aguilera, casos que tuvieron en común que los acusados tenían un pasado probado con el narcomenudeo.

Mientras que el secuestro de heroína (una droga opiácea, derivada del opio) no es común y es por eso que desconocido el “comercio” no hay responsables que terminen enjuiciados. Sin embargo, hace casi dos décadas en la ciudad de San Rafael, un Tribunal Oral Federal le puso punto final al primer juicio a nivel nacional contra narcos que la traficaban.

La droga proveniente de Colombia pasaba por Chile y se utilizaban los pasos fronterizos terrestres para llegar al sur mendocino, donde era preparada y llevada por “mulas” que en viajes de turismo partían, desde Ezeiza, con rumbo a los Estados Unidos de Norteamérica, donde era entregada.

Y de los 11 imputados, ocho argentinos, dos colombianos y un ecuatoriano, que integraban una banda que incluía reconocidos comerciantes, estudiantes, un marino, docentes y también amas de casa, que debieron responder a la acusación fiscal de contrabando de estupefacientes, siete terminaron siendo condenados.

El inicio de la investigación se logró por el secuestro de una importante cantidad de droga, que fue descubierta impregnada en prendas de vestir, zapatillas, mochilas, porta discos e incluso disimulada en tapas de libros (muchos de los elementos secuestrados fueron exhibidos en la sala de debates) y que, según los expertos, puesta en el país del Norte tenía un valor comercial de 5 millones de dólares.

El principio

El descubrimiento se concretó en el mes de agosto del año 2002, cuando en un procedimiento realizado por la división de Narcocriminalidad de la Policía de Mendoza, siguiendo directivas del juez federal del sur mendocino, Raúl Acosta, se descubrieron 120 mil dosis de heroína, además de 10.000 dólares falsos.

Durante el operativo que se extendió por varias semanas en tareas de inteligencia, incluyendo escuchas telefónicas, le permitió a los investigadores el decomiso de recibos de giros por importantes sumas en dólares, al igual que comprobantes de tickets de pasajes aéreos, filmaciones, fotografías, e incluyendo informes periciales del servicio secreto de los Estados Unidos.

El fallo

Después de varios días de debate el Tribunal, integrado por Enrique Sosa Arditi, Juan Antonio Macias y Roberto Burad dio a conocer la sentencia, por el cual fueron condenados Franciny Guiraldo (un comerciante colombiano) a 14 años de prisión, como coautor de contrabando de importación de droga (heroína), introducción de moneda falsa y uso de documento ideológicamente falsificado.

A él se le sumaron el comerciante sanrafaelino Jorge Arana, condenado a 12 años como autor de los mismos delitos, mientras que su esposa, Raquel Carrasco, recibió una pena de 10 años como coautora de estos hechos. Para Manuel Ranea (decorador), el fallo determinó 9 años como partícipe necesario en los delitos cometidos (contrabando de droga y expendio de dólares falso), Michel Córdoba (el otro colombiano detenido y estudiante de arquitectura), fue sentenciado a una pena de 5 años y 6 meses por haber introducido moneda falsa; mientras que el ecuatoriano Víctor Bolívar García (un ex marino) recibió una condena de 6 años por el ingreso de droga para su comercialización.

En la misma sentencia también fue condenado Jorge Aguilá (comerciante), pero a una pena de 3 años en suspenso, por expendio de moneda falsa. Por su parte Carlos Carrasco, Angélica Carrasco, Rosa López y Fernando Ugarte, todos vecinos del sureño departamento, fueron absueltos. Desde aquel tiempo -es decir 17 años- no existen antecedentes de juicio, en la provincia, donde la heroína sea la droga secuestrada por las autoridades.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA