Vitivinicultura mendocina y aporte inmigratorio

La Bodega Arizu en 1910
La Bodega Arizu en 1910

La Bodega Arizu como sus archivos constituyen un conjunto patrimonial tangible, histórico, cultural, arquitectónico, social y referente del aporte inmigratorio.

Un 4 de septiembre de 1812 el Primer Triunvirato firmó un decreto fomentando “a los individuos de todas las naciones y a sus familias que deseen fijar su domicilio en el territorio”, por este motivo ayer se celebró el Día Nacional del Inmigrante.

Una de las ciudades de Argentina que recibió el aporte de individuos y comunidades de diversas nacionalidades dispuestas a vivir en su suelo fue Godoy Cruz. La fisonomía urbana se transformó con la instalación de bodegas creadas por inmigrantes tales como Arizu, Tomba, Escorihuela, Filippini, Cremaschi, Calise, Tonelli, entre otros.

La documentación conservada en el archivo de la antigua bodega Arizu da cuenta de esa red social de inmigrantes, especialmente, españoles que fueron atraídos por las oportunidades de trabajo y los relatos de quienes prosperaban en estas tierras. La bodega fue fundada, en 1888, por Balbino Arizu procedente del pueblo de Unzué, Navarra (España) y abrió un camino para que emigraran hermanos, amigos y vecinos de su comunidad natal. El material hallado en sus instalaciones cuenta con libros que datan de los siglos XIX y XX. El más antiguo es de 1890 y constituye un patrimonio de inestimable valor testimonial, y fuente documental histórica de primera mano.

Se hallaron interesantes datos referidos a la historia de Godoy Cruz y de Mendoza, tales como los recibos de aportes de los Arizu a la construcción de la Iglesia San Vicente Ferrer (1908); pagos por sostenimiento del Hospital El Carmen (1925 a 1927); aportes a la Caja de Maternidad e Infancia (1939 a 1941); libros de explotación de fincas (Atuel, Las Palmas, La Perla, Chachingo); libros copiadores de cartas firmadas por Balbino Arizu y dirigidas a proveedores y clientes; pagos por desvíos del ferrocarril a la bodega; cuotas a la Sociedad Española de Socorros Mutuos; libros de registro de firmas por visitas a la bodega (entre 1939-1974); y libros del Club Arizu, entre otros.

La historiadora Ana María Mateu autora de “Los reyes del vino. Los Arizu y el esplendor de la Mendoza vitivinícola” (EDIUNC, 2020) fue la primera investigadora que consultó ,hace unos años, parte de ese archivo tal como lo relata en su obra “Por un hecho casual –la noticia de la existencia de un sótano con material desconocido– pude acceder a un importante fondo documental de la empresa que rescaté con olfato y una linterna” (p.8).

Actualmente tanto los edificios de la bodega como sus archivos constituyen un conjunto patrimonial tangible, histórico, cultural, arquitectónico, social, y claro referente del aporte inmigratorio y del paisaje urbano de Godoy Cruz. Uno de los edificios de la bodega alberga el archivo documental de la empresa, declarado de interés cultural departamental por el Honorable Concejo Deliberante de Godoy Cruz el 8 de agosto de 2022.

La Junta de Estudios Históricos de Godoy Cruz con al Archivo General de la Provincia elaboró un informe de la situación física de dicho archivo y aportaron una serie de lineamientos de cómo procesar los documentos. Concretamente entre los procedimientos se detallaron los de desinfección y limpieza que realizó la Municipalidad de Godoy Cruz acorde a lo evaluado. Luego de la pandemia se está implementando la segunda etapa, que consiste en el registro y ordenamiento del material. La labor se realiza con la coordinación de profesionales capacitados en archivología e historia local, tales son los casos de la licenciada Elvira Bucolo que fue la última directora del Archivo General de la Provincia de Mendoza; la arquitecta Liliana Girini, la licenciada Sylvina Balmaceda y quien escribe esta nota que han investigado y publicado sobre la ex bodega Arizu. También se cuenta con la colaboración de la profesora Verónica Tello y el apoyo de personal especializado del Archivo General de la Provincia, cuya labor está respaldada por decreto provincial 821/2002. Durante 2022 se profundizó el trabajo de recuperación y descripción.

Esta acción que implementa la Secretaría de Desarrollo Humano de Godoy Cruz junto a la Junta de Estudios Históricos local se encuentra en sintonía con el enfoque de UNESCO que sostiene: “El patrimonio cultural representa lo que tenemos derecho a heredar de nuestros predecesores y nuestra obligación de conservarlo a su vez para las generaciones futuras”.

Es oportuno recordar que el decreto del Poder Ejecutivo Nacional número 339/99 declaró Monumento Histórico Nacional a las instalaciones de la antigua Bodega Arizu. En 2017 la Ordenanza Municipal N° 6725 declaró de Interés Municipal la expropiación de los inmuebles correspondientes a la ex Bodega; y luego acorde a la ley provincial se procedió a la expropiación el 21 de marzo de 2019.

Esa bodega emblemática de Godoy Cruz significó para muchos españoles un primer paso para el arraigo en el Nuevo Mundo, tal como lo relata Mateu: “Para la mayoría de los inmigrantes de Navarra, el proceso de inserción social en Mendoza había comenzado con la alentadora noticia de que en lo de ´los Arizu´, para los primeros tiempos siempre había techo y comida” (p.95). Y precisamente Godoy Cruz realiza, en el Espacio Arizu, el Primer Encuentro de Inmigrantes e Identidades Interculturales e inició el mes del inmigrante con actividades en el Centro Patrimonial y Artístico Cristoforo Colombo, símbolo del aporte italiano al departamento.

En síntesis, el trabajo de conservación patrimonial Archivo Arizu permitirá contar con un valioso material correspondiente a la historia vitivinícola e inmigratoria de Mendoza, y se proyecta que este fondo documental, sea accesible a investigadores y al público general para su consulta y exposición en el Espacio Arizu

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA