Terminar el año y no olvidar Malvinas

Plaza Islas Malvinas en Ushuaia.
Plaza Islas Malvinas en Ushuaia.

El país debe continuar con su permanente reclamo de devolución de las Islas Malvinas y afirmar la soberanía de Argentina sobre el archipiélago, injustamente usurpado por el Reino Unido. El Gobierno y sus instituciones deben mantener esa reivindicación, más allá de las diferencias partidarias.

Los argentinos libramos un difícil año en el que la salud nos ha marcado y nos ha obligado a grandes esfuerzos y privaciones. Pero, los demás temas de análisis y preocupación, como la disponibilidad de trabajo, la caída del salario y el aumento de la pobreza, marcaron fuerte presencia en la agenda nacional.

No dejamos fuera del ámbito de las preocupaciones del Gobierno, el nacional, y de las provincias, además del habitante común, la cuestión Malvinas, sobre la que hay que insistir para que no desaparezca del horizonte la cruzada tras la recuperación de los territorios tomados por la fuerza.

Hay elementos recientes que acompañan a las pretensiones argentinas. Al promediar diciembre, los presidentes de los países que integran el acuerdo Mercosur y los Estados asociados al bloque, expresaron un apoyo además de reconocer el derecho de nuestro país a “emprender acciones legales” contra “las actividades no autorizadas” de “explotación de recursos naturales” en la zona del archipiélago, en el marco de la Cumbre de Jefes de Estado, que se realizó en Uruguay, república que entregó la presidencia pro témpore del bloque a nuestro país.

Los mandatarios de Argentina, Alberto Fernández; Brasil, Jair Bolsonaro; Paraguay, Mario Abdo Benítez; Uruguay, Luis Lacalle Pou (Estados partes), el de Bolivia, Luis Arce, y las autoridades de las naciones asociadas del bloque regional, aprobaron un texto en el que “reafirmaron los términos de la Declaración de los Presidentes de los Estados Partes del Mercosur, las repúblicas de Bolivia y  Chile, firmada en 1996 en Potrero de los Funes (San Luis), y reiteraron su respaldo a los legítimos derechos de la  Argentina en la disputa de soberanía relativa a la cuestión de las Malvinas.

Además, enfatizaron en que la adopción de medidas unilaterales, incluyendo la explotación de recursos naturales del área por parte del Reino Unido y otros países, no es compatible con lo acordado en las Naciones Unidas.

Reconocieron el derecho que asiste a la Argentina de emprender acciones legales, con pleno respeto del Derecho Internacional, contra las actividades no autorizadas, básicamente la pesca ilegal de valiosos recursos ictícolas.

En este contexto también hay que recordar que la Unión Europea dejó de reconocer a las Malvinas (y a varias otras posesiones de ultramar) como territorio comercial inglés.

Lo que no deja de ser importante para nuestras aspiraciones, toda vez que el Ejecutivo nacional había solicitado que se considerara al archipiélago como zona de litigio y no como espacio de ultramar del país ocupante.

Volviendo al apoyo expresado a nuestra causa por Mercosur, en los foros de análisis del tema se lo considera clave, porque no sólo banca nuestros derechos, sino que apoya las medidas que podemos seguir tomando en defensa de los recursos naturales de nuestra plataforma continental.

Asimismo, vale considerar que el apoyo contiene al presidente de Brasil, cuya relación con nuestra nación no dista de ser la mejor y demuestra, por otra parte, la prioridad que el tema tiene para el Gobierno nacional en materia de Relaciones Exteriores, y que podrá ser dinamizado e intensificado durante el lapso que dure la titularidad de la Argentina en el Mercosur.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA