Sin tiempo que perder: 2023 a la vuelta de la esquina

Alfredo Cornejo es de los radicales que consideran que llega el momento en el que la UCR debe intentar competir por la presidencia del país, pero siempre dentro de la estructura de Juntos por el Cambio.
Alfredo Cornejo es de los radicales que consideran que llega el momento en el que la UCR debe intentar competir por la presidencia del país, pero siempre dentro de la estructura de Juntos por el Cambio.

Alfredo Cornejo es de los radicales que consideran que llega el momento en el que la UCR debe intentar competir por la presidencia del país, pero siempre dentro de la estructura de Juntos por el Cambio.

A mediados de año, con motivo del festejo por el 130° aniversario de la Unión Cívica Radical, Alfredo Cornejo señalaba a quienes participaban del evento que en las elecciones de este año en la Argentina se ponía en juego el equilibrio de poder y en 2023 la alternancia en la conducción del país.

“Tenemos que ganar las elecciones legislativas porque si no el kirchnerismo nos lleva puestos…”, decía a viva voz el mendocino ante numerosos simpatizantes radicales que todavía en ese momento se conectaban mayoritariamente vía remota por los efectos de la pandemia.

No decía nada original, pero su énfasis por entonces resaltaba. Se trataba, según su mirada, de sacar de la modorra a muchos que siempre piensan que con un sello partidario o con las falencias del adversario es suficiente para ganar.

Los resultados del domingo pasado parecen haberle dado la razón al mendocino. Habrá desde diciembre más equilibrio de poder; el Senado ya no será propiedad de Cristina Kirchner y en Diputados, el kirchnerismo seguirá necesitando acuerdos para salir adelante con sus propuestas. Y si en la provincia de Buenos Aires (en realidad, en el Conurbano) Juntos por el Cambio hubiese mantenido parte de lo logrado en las PASO podríamos estar hablando de una oposición con mucho más peso aún.

Por otra parte, Cornejo es de los radicales que consideran que llega el momento en el que la UCR debe intentar competir por la presidencia del país, pero siempre dentro de la estructura de Juntos por el Cambio. Por eso se encargó insistentemente de señalar, en cuanta tribuna política o espacio periodístico visitó, que la unión de la coalición opositora es algo que no se discute y que lo que puede llegar a separar al radicalismo y el Pro son “matices”, es decir, miradas diferentes sobre aspectos de la función pública, pero sin que eso llegue a afectar los objetivos republicanos que unieron a los partidos.

Es indudable que Cornejo va a intentar mejorar su protagonismo en el plano nacional con su incorporación al Senado, independientemente de cuál sea su lugar en lo institucional, ya sea en la conducción del cuerpo o como autoridad de bloque. Su proyecto político incluye esta nueva oportunidad. No tiene mucho tiempo para decidirse; dos años pasan rápido. Desde el 10 de diciembre ocupará una banca para la que fue elegido por seis años, más que suficiente resguardo si al cabo de unos meses considera que 2023 no ofrece posibilidades claras de triunfo en las urnas.

En estos días dio a conocer una propuesta ambiciosa para modificar la ley de las primarias abiertas, de modo de permitir que un candidato presidencial triunfante en una interna partidaria, o de una coalición, pueda elegir a su compañero de fórmula (candidato a vicepresidente) entre otros que compitieron antes por el número 1. Si prospera su iniciativa, en las próximas PASO no se presentarían fórmulas sino precandidatos presidenciales solos.

Rodolfo Suárez y su entorno seguramente mirarán con atención la evolución de esa iniciativa, ya que el Gobernador figura entre los posibles candidatos a acompañar a Rodríguez Larreta en una fórmula presidencial para 2023. La proyección nacional del gobernador mendocino es un detalle no menor en el armado que puede imaginar Cornejo. Ese armado también tendrá algún obstáculo interno; para competir con un eventual precandidato presidencial del Pro necesitará el apoyo de quien muy pronto lo suceda en la presidencia del radicalismo. Se sabe que la relación del mendocino con el jujeño Morales y con el cordobés Negri no es la ideal.

¿Volver a la provincia e intentar ser otra vez gobernador? Es una opción que tiene y de la que nadie duda en la escena política local, aunque se sabe que no sería su prioridad porque considera que el poder de decisión de un gobernador en la Argentina está sumamente condicionado por las medidas macro que se toman en el poder central. Una cuestión de necesarios cambios estructurales para los que hacen falta consenso y tiempo.

“Tadeo es Cornejo”, suelen comentar puertas adentro de la UCR los que conocen las preferencias partidarias del ex gobernador a la hora de pensar en 2023 en Mendoza. El ahora senador electo confía plenamente en la capacidad del intendente de Godoy Cruz, uno de los que queda sin nueva reelección posible. Su nombre, cabe recordarlo, ya estaba incluido en las nóminas que precedieron al acuerdo final a favor de Rodolfo Suárez como candidato a la gobernación en 2019. García Zalazar era una de las opciones que manejaba por entonces Cornejo no sólo por su capacidad de gestión sino, también, por su cercanía al electorado joven, entre otros aspectos.

El Gobernador también va a tener su favorito. El rotundo triunfo reciente en las urnas, además de ser un claro aval a su gestión, faculta a Suárez para pensar en nombres para su sucesión. ¿Será Tadeo prenda de unión entre los dos líderes que hoy tiene el radicalismo mendocino? No habría que descartar esa posibilidad.

Hay otros nombres que se anotan para la carrera por el número 1 provincial. Uno es el lasherino Daniel Orozco, a quien llamativamente incorporaron a la nómina de conducción partidaria. En cuanto a Marcelino Iglesias, tampoco reelegible como intendente, como Orozco y García Zalazar, no quiere que se hable del tema durante este año y promete definirse, si es que decide anotarse, recién en 2023.

¿Quién dijo que falta mucho para la próxima elección? Más de un político ya debe estar pensando que la elección de 2023 está a la vuelta de la esquina.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA