sábado 24 de octubre de 2020

Opinión

Prioritario: reinstalar la donación de sangre

Desde el Ministerio de Salud provincial se impulsa la donación de sangre y alentar a quienes todavía no han donado, y están en condiciones de hacerlo, a que lo hagan. Es imperioso, por el momento sanitario que se vive por el Covid-19, disponer de más sangre segura para utilizarla, donde y cuando sea necesario.

El Ministerio de Salud de la provincia mantiene expectativas de poder lograr que la donación voluntaria de sangre se instale nuevamente como un hábito solidario en nuestra comunidad.

A todas luces, en el contexto de Covid-19 que sufre el país y la provincia, esta altruista prestación sanitaria se ha resentido, pero es urgente y necesario recuperarla con todas las bioseguridades requeridas para su práctica.

En el ámbito del organismo que se ocupa de este importante acto médico –el Centro Regional de Hemoterapia- advierten con preocupación que con anterioridad a la pandemia que transitamos, se recibían aproximadamente de 100 a 110 donantes, y en la actualidad ese número cayó a la mitad.

El objetivo de la institución ubicada en Garibaldi y Montecaseros, de nuestra ciudad (Teléfonos: 4204467 / 4200566, https://darturnos.com/prestador/turnos/1682)

Facebook: Centro Regional de Hemoterapia Mendoza), es volver a contar con el 100% de donantes voluntarios y habituales de sangre para lograr abastecer al sistema provincial de salud.

Habrá que mencionar que todas las unidades provenientes de los hospitales públicos de la provincia también se fraccionan en el Centro Regional.

Debido a la situación actual sanitaria que se atraviesa, en la actualidad ha sido suspendida la planificación anual, por medio de la cual se programaban de dos a tres colectas de sangre semanales, que se llevaban a cabo en universidades, clubes, empresas, colegios, entidades públicas y privadas.

Por eso, es destacable el gesto de los clubes Independiente Rivadavia y Godoy Cruz, que se sumaron a la campaña de donación de sangre solicitada por el hospital Humberto Notti ya que, en los últimos meses, el banco de reserva del centro asistencial disminuyó por la demanda que generó la circulación del virus.

Por eso, en el actual y difícil momento que se vive, urge disponer otra vez la participación de más donantes para poder cubrir las demandas en tiempos de pandemia, teniendo en cuenta que, como se ha indicado, hay en estos momentos una disminución de 40% a 50% de voluntarios. Los médicos señalan que hay enfermedades, tratamientos y urgencias que no pueden esperar.

Convendrá recordar que puede donar cualquier persona sana, entre 16 y 65 años, que pese más de 50 kg y goce de buen estado de salud. El tiempo que debe transcurrir entre cada donación debe ser mayor a ocho semanas.

Las condiciones están dadas. Ante la pandemia, las autoridades tomaron medidas de prevención a fin de cuidar a la persona que concurre y al personal de salud, además de implementarse un sistema de turnos para evitar aglomeraciones, más las obvias medidas de higiene entre cada donante y una evaluación previa a la donación para evitar riesgos.

En síntesis, desde el Ministerio de Salud de la provincia de Mendoza se impulsa la donación de sangre y alentar a quienes todavía no han donado, y están en condiciones de hacerlo, a que lo hagan.

Lo cierto es que es imperioso, por el momento sanitario que se vive por el Covid-19, disponer de más sangre segura para utilizarla, donde y cuando sea necesario. Mendoza debe ser solidaria, como lo suele ser.