Pagar los platos rotos

Pagar los platos rotos. / Foto: Gentileza
Pagar los platos rotos. / Foto: Gentileza

La locución “pagar alguien los platos rotos” significa que una persona es castigada injustamente por un hecho que no ha cometido o del que no es la única responsable.

Alguien me dice que determinada persona va a “pagar los platos rotos”. Si el que lo escucha es un extranjero, va a pensar que el sujeto de esa acción debe abonar el costo de la vajilla que ha dañado; lo mismo le sucede, posiblemente, a un hablante nativo joven, que solamente entiende el valor literal de los términos. Pero, si el hablante es un adulto con un dominio bueno del idioma, va a entender otra cosa; en efecto, la locución “pagar alguien los platos rotos” significa que una persona es castigada injustamente por un hecho que no ha cometido o del que no es la única responsable: “Nadie salió a dar la cara y el pobre Antonio fue quien pagó los platos rotos”. Según averiguamos en el Refranero multilingüe del Centro Virtual Cervantes, se vincula al refrán “El que rompe paga”, dicho español cuyo significado es que quien hace un daño debe responsabilizarse de ello y atenerse a las consecuencias. Dice esta fuente que se usa cuando alguien comete un perjuicio o estropicio. Se sitúa en la misma posición que frases análogas como “pagar el pato” o “cargar con el mochuelo”. La locución “pagar el pato” se originaba en una expresión de la sociedad cristiana de los siglos XVI y XVII, contra el pueblo judío. Este pueblo sostenía que su fe se mantenía a lo largo de los siglos porque habían hecho un pacto con Dios. De esto se burlaban los cristianos y los amenazaban diciendo que “pagarían el pacto”. El término “pacto” se transforma en “pato” y hoy se aplica a alguien que carga con culpas o castigos, cuando es, en realidad, inocente.

La locución “cargar con el mochuelo” tiene valor análogo: se le aplica a alguien que carga con un trabajo o asunto difícil en contra de su voluntad, sobre todo si lo han engañado. El mochuelo es un ave rapaz nocturna, parecida al búho.

Volviendo al plato, hay expresiones que se usan con este término, inspirándose en las actividades cotidianas, pero usándolas en sentido figurado; así sucede con “plato fuerte”, expresión gastronómica que se refiere al plato principal de una comida, pero que, coloquialmente, alude al asunto más importante en una serie de temas: " El plato fuerte de la reunión de hoy fue el modo diferente de promocionar materias”.

También proviene de la gastronomía la expresión “comer en un mismo plato” que, referida a dos o más personas, se usa para decir que tienen entre sí gran amistad o confianza por analogía con quienes comparten el alimento en un mismo recipiente.

Así como en el título de esta nota aludíamos con “pagar los platos rotos” a quien paga injustamente por una culpa, si se dice “no haber quebrado/roto alguien un plato”, estaremos significando que esa persona tiene el aspecto o la impresión de no haber cometido ninguna falta: “Sé que Julián es inocente, no ha quebrado ningún plato”.

Y también, en clara alusión a nuestras costumbres, si decimos que “alguien o algo es plato del gusto de otra persona” estaremos significando que le es grato: “Sabíamos que hacer eso no era plato del gusto de Andrés”.

Pero, en cambio, afirmar que alguien es “plato de segunda mesa” será equivalente a afirmar, coloquialmente, que esa persona se siente postergada o que es desconsiderada: “Pobre Ignacio, en ese grupo se siente muy solo porque es plato de segunda mesa”.

Dejando de lado las locuciones, hay sentidos figurados con la palabra “plato”: por ejemplo, significa “tema de conversación”, como en “El plato/platillo fue su escandaloso divorcio, con todas las consecuencias”. Es también usado el diminutivo “platillo”, con el significado de “objeto de murmuración”: “Que este tema no sea el platillo de las comadres”.

Coloquialmente, en nuestro país, Uruguay y Paraguay, “plato” es una “situación o persona jocosa, alegre o festiva”: “Con ella nunca estás triste porque es un plato”.

Además, hay expresiones casi iguales que tienen valores significativos diferentes: “hacer el plato a alguien” es “mantenerlo, darle de comer”: “Menos mal que, aunque no tiene trabajo, su hermana le hace el plato”. Pero “hacerse el plato” es “reírse por algo que causa gracia”, expresión que ya ha caído en desuso.

Hay refranes con el vocablo “plato”, que nos hacen pensar: “No hay plato que no se limpie como santo que no se corrompa”; ”No se puede estar al plato y a las tajadas” y ”La salud no está en el plato, sino en el zapato”.

El primero quiere dar a entender que en la vida hay un permanente pasar y alternancia de cosas buenas y malas; no se puede ignorar ni a unas ni a otras.

El segundo indica que, en la actividad diaria, hay hechos que resultan incompatibles. Es equivalente, por su sentido, a “No se puede ser juez y parte” o a “No se puede estar en misa y repicando”.

El tercero hace alusión a que, para tener un cuerpo saludable, es menester comer bien, pero mucho más importante es caminar o realizar actividad física. Equivale a “Si quieres llegar a viejo, poca cama, poco plato y mucha suela al zapato”. Y finalizamos con el viejo decir: “A mantel puesto, tendrás amigos ciento, no de tu trato, sino de tu plato”. Síntesis es esta paremia del interés humano, que prioriza la búsqueda de los bienes materiales antes que el cultivo de la amistad o de la buena compañía.

Finalizamos con dos refranes tomados del Refranero multilingüe: “A gran huésped, gran plato” y “La venganza es un plato que se sirve frío”. Para el primero, la interpretación que da el Centro Virtual Cervantes es que la cortesía aconseja tratar a cada uno de acuerdo con su categoría y merecimiento; para el segundo, nos dice que, cuando alguien desea tomar la revancha contra otra persona, suele esperar a estar tranquilo para reflexionar mejor cómo va a hacerlo para, de ese modo, poder causarle más daño.

*La autora es Profesora Consulta de la UNCuyo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA