lunes 21 de septiembre de 2020

Imagen ilustrativa / Ignacio Blanco
Opinión

Metrotranvía a Luján, una deuda de la política

El Metrotranvía significaría un avance importantísimo para nuestros vecinos de Luján, quienes merecen contar con un medio de transporte cómodo, eficiente y seguro,

Imagen ilustrativa / Ignacio Blanco

A mediados de junio, un grupo de vecinos y vecinas decidimos lanzar la campaña #UnMetroParaLuján con la esperanza de que el Gobierno provincial cumpla con su compromiso de llevar el Metrotranvía hasta Luján de Cuyo. Se trata de un proyecto realizable, amigable con el medioambiente, que va a descongestionar el tránsito y mejorar la conexión del departamento.

El costo de la obra por kilómetro es de un millón de dólares aproximadamente, según estándar internacional. Incluso, en el caso del tendido a Luján, debería descender considerablemente a partir del aprovechamiento de la infraestructura existente.

De acuerdo a estos cálculos, para realizar el tramo de 15 kilómetros que va desde Estación Pellegrini (en Godoy Cruz) hasta Luján se necesitaría invertir unos USD 9.000.000. Ese monto fue corroborado en off por un referente del Ejecutivo provincial, y se encuentra en sintonía con el costo que figura en el expediente de la primera etapa de 12.5 kilómetros que en 2012 ascendió a USD 5.200.000.

Para tener punto de comparación, cabe recordar que sólo durante 2020 Mendoza debe afrontar pagos de su deuda por 218 millones de dólares. Es decir que #UnMetroParaLuján demandaría alrededor del 4% de las obligaciones de deuda tan sólo de este año. Otro dato: esos 9 millones de dólares equivalen a menos del 40% de lo que gastó en propaganda política el Gobierno provincial para las elecciones de 2019.

En definitiva, todo se reduce al ámbito de la voluntad política.

Desde que comenzaron las obras del Metrotranvía en marzo de 2009 sólo se llevaron a cabo dos de las seis etapas previstas en el proyecto original. Tras varios años de paralización, en mayo de 2019 la traza se extendió hasta Las Heras, por lo que el recorrido actualmente abarca 18 kilómetros en doble vía desde Gutiérrez (Maipú).

Con respecto a la tercera, que preveía que el Metrotranvía llegaría a Luján de Cuyo a partir del aprovechamiento de los espacios e infraestructura ferroviaria de Godoy Cruz, el gobierno provincial parece haberla descartado de manera unilateral e inconsulta con la sociedad. Entre los argumentos esgrimidos por distintos funcionarios se afirma que el Metrotranvía es un sistema “más caro” que el ómnibus y que se debe evaluar la sustentabilidad del servicio en relación a la “cantidad de usuarios”.

En paralelo se han deslizado algunas alternativas tan disfuncionales como onerosas. Por un lado, se propone implementar el sistema de carriles exclusivos del Metrobús, que como sabemos fracasó como política de transporte. Por el otro lado, se está estudiando conectar a Luján con Capital con el Metrotranvía pero no en línea recta, como sería lógico (atravesando Godoy Cruz), sino hacia el Este y luego al Sur a través de Maipú.

No hace falta aclararlo: se trata de dos opciones que serán rechazadas por los usuarios de Luján con el fin de evitar demoras innecesarias. Para muestra basta un botón: hoy un viaje desde Luján a Ciudad demora una hora en colectivo (con muchísima suerte), mientras que desde Maipú –que se encuentra casi a la misma distancia de la capital- el viaje en tren demora 25 minutos.

Evidentemente el gobierno provincial no quiere activar el ramal que se bifurca luego de cruzar la calle Beltrán en Godoy Cruz para llegar hasta Luján debido a la red de ciclovías del barrio Bancario y zonas aledañas y a las obras realizadas por el municipio en el Parque Estación Benegas, llevadas a cabo a pesar de los reparos de la Administración Nacional de Infraestructura Ferroviaria (ex Onabe). Estas son las obras que impiden que el recorrido a Luján sea más corto y barato.

Resulta inconcebible que no tengamos la capacidad como provincia de extender este servicio de transporte 9 kilómetros hasta Carrodilla, conservando los espacios verdes a partir del aprovechamiento integral del tendido de vías existente.

No podemos privilegiar el bien de algunos pocos por sobre el de muchos. El Metrotranvía significaría un avance importantísimo para nuestros vecinos de Luján, quienes merecen contar con un medio de transporte cómodo, eficiente y seguro, que contribuya con el mejoramiento de su calidad de vida.

La llegada del Metro hasta la Estación Central de Luján ayudará a descongestionar el tránsito del Gran Mendoza y mejorará la conexión del departamento en horarios pico, facilitando el desarrollo territorial, económico y urbanístico local, potenciando la actividad turística y el acceso de nuestros estudiantes a las universidades de Mendoza.

Está comprobado que extender el Metrotranvía a Luján no demandaría una inversión imposible de realizar. Solamente se necesita voluntad y decisión política para avanzar en la ampliación de un servicio de transporte que se complemente a la red de bicisendas existentes, a partir del aprovechamiento integral de la infraestructura ferroviaria hoy en desuso.

*El autor es Doctor en Ciencias Políticas de la UNCuyo. Docente e investigador - Especialista en Gestión Municipal.