Los resultados que inquietan a la gente

La inflación y la pobreza van de la mano en los datos que se publican mes a mes. Foto: Mariana Villa / Los Andes
La inflación y la pobreza van de la mano en los datos que se publican mes a mes. Foto: Mariana Villa / Los Andes

Así entonces, primer semestre del 2019 contra primer semestre del 2020, la pandemia y otras cosas arrojaron en Mendoza a 44 mil personas más a la pobreza, dentro de las cuales 24 mil pasaron a ser indigentes.

Y aquí estamos, con la mayoría de los candidatos ansiosos con los resultados que tendrán en las elecciones del próximo domingo, pero este mes el Indec publicará tres datos importantes que reflejan la situación que atravesamos. Veamos.

Precios y salarios

El martes 14, después de las elecciones, se difundirá el índice de inflación. El gobierno nacional festeja que el indicador viene bajando y esperan que el dato de agosto esté, por primera vez en un año, por debajo del 3%. Pero la inflación anual no logra perforar el 50% con un montón de tarifas y precios congelados y con un dólar atrasado. En un año, julio contra julio, la indumentaria en nuestra provincia aumentó 64,9%, la atención médica y los gastos de salud 63,5%, los alimentos 60,1%, esparcimiento 55% y transporte y comunicaciones 49,7%. A esto hay que agregar que desde el 2017 los sueldos no le ganan a la inflación. Ese año, los sueldos en Mendoza subieron 27,3% y la inflación 24,6%. A partir de ahí siempre quedaron atrás, en el 2018 el salario se incrementó un 30,4% y la inflación 53,7%, en el 2019 los sueldos llegaron a trepar 44,3% y los precios 53,9% y el año pasado las remuneraciones se incrementaron 34,4% contra el 36% de la inflación. ¿Cómo venimos este año? Hasta ahora perdiendo los salarios también, hasta junio da 25,4% contra 26,2% de los precios.

Desempleo

El jueves 23, el Indec publicará los datos de empleo y desempleo correspondientes al segundo trimestre. En el Gran Mendoza, el dato del mismo período del 2020 arrojó un 15% de desocupación, son 69.000 personas sin empleo. Si sumamos los subocupados (12,8%) que eran 58.000, teníamos 127 mil personas con problemas de empleo en el Gran Mendoza en el segundo trimestre del 2020. Seguramente el número que se publique el 23 de este mes será más bajo que el 15% del segundo trimestre del 2020 porque fue el más elevado del año pasado. Ya en la comparación del primer trimestre del 2020 contra la del 2021 bajó un poco más de un punto la desocupación, pasó del 9,8% al 8,2%.

Tomando otro indicador, la menor cantidad de empleo privado registrado se produjo hace exactamente 12 años atrás, en setiembre del 2009 cuando hubo 212 mil trabajadores privados registrados en Mendoza. El máximo nivel se dio en marzo del 2013 con 262 mil registrados y ése es el número que debería marcar el objetivo a recuperar. Veamos, en marzo del 2020 habían 256 mil empleos privados registrados cuando comenzó la pandemia. El nivel más bajo desde que arrancaron las restricciones se produjo hace un año, fue en setiembre pasado con 222 mil empleos privados registrados. El último dato, de mayo de este año, indica que teníamos 225 mil empleos registrados, entonces nos faltan 31.000 puestos para llegar a los 256 mil que había antes de entrar en confinamiento. Pero, nos faltan 37.000 para llegar al máximo de 262 mil empleos privados registrados.

Pobreza e indigencia

Finalmente, el jueves 30 el Indec publicará el dato de pobreza e indigencia correspondiente al primer semestre de este año. El indicador del periodo para el Gran Mendoza en el 2020 fue del 41,5%, lo que implicaba tener más de 425 mil personas bajo la línea de la pobreza. El dato de indigencia llegó, en el primer semestre del 2020, al 8,8% lo que significó que casi 90 mil personas estén en esa situación.

Antes de la pandemia, en el primer semestre del 2019, la pobreza en el Gran Mendoza era del 37,6% y alcanzaba a 381 mil personas. La indigencia, era del 6,6 y llegaba a 66 mil personas.

Así entonces, primer semestre del 2019 contra primer semestre del 2020, la pandemia y otras cosas arrojaron a 44 mil personas más a la pobreza, dentro de las cuales 24 mil pasaron a ser indigentes.

Si bien hay más actividad económica este año, es muy posible que el indicador no mejore mucho porque la inflación no ha parado y lo que se mide es pobreza por ingreso. Cada punto de inflación condena a unas 7 mil personas a la pobreza.

Estos son los datos que de alguna manera reflejan las preocupaciones reales de la gente según los encuestadores: economía, trabajo, inflación.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA