Los 83 años del Aero Club General Alvear

El aeroclub de General Alvear cumple 83 años.
El aeroclub de General Alvear cumple 83 años.

En el Aero Club de General Alvear se realizan festivales aéreos, vuelos de bautismo, acrobacias, actividades de paramotor (parapente con motor) y aeromodelismo. Es muy común ver aviones de otros puntos de la provincia y el país que concurren invitados a participar de eventos comunes a la pasión de volar.

El Aero Club de General Alvear fue inaugurado en 1939, y durante sus ochenta y tres años de vida, ha tenido épocas esplendorosas y otras no tanto, pero hoy debemos destacar los avances logrados en poco tiempo.

Para empezar se puede decir, como orgullo de la zona, que tenemos la primera mujer en la provincia que se destaca como presidenta de una institución aérea- deportiva, Analía Ivana García.

Analía García es la primera mujer piloto del aeroclub General Alvear.
Analía García es la primera mujer piloto del aeroclub General Alvear.

El Aeroclub de General Alvear cuenta con dos mujeres pilotos, la recién nombrada, Analía y Carolina Vela. Dos ejemplos de capacidad, simpatía y perseverancia.

En el Aero Club de General Alvear, se realizan festivales aéreos, vuelos de bautismo, acrobacias, actividades de paramotor (parapente con motor) y aeromodelismo.

Es muy común ver aviones de otros puntos de la provincia y el país, que concurren invitados a participar de eventos comunes a la pasión de volar.

Posee una escuela de pilotaje, cuyo instructor de vuelo es Roberto García, con muchos años en la institución y como él mismo lo dice, es “su otra casa”.

Enclavado al pie del río Atuel, este sitio de instrucción y esparcimiento tiene su magia y esplendor, cuando cada domingo, las aeronaves despliegan sus alas para entregarnos un espectáculo increíblemente atractivo, en el marco de atardeceres donde el rojo del horizonte se pliega a las intensas acrobacias en el aire, realizadas por un experto.

Pero para conocer dichas acrobacias dialogamos con Javier García, joven alvearense, quien desde su adolescencia realiza actividades aéreas.

El aeroclub de General Alvear cumple 83 años.
El aeroclub de General Alvear cumple 83 años.

Nos habla de su dedicación a los aviones: “Desde muy niño sentí esta pasión por volar. El Aero Club fue mi segundo hogar, donde incursioné de la mano de mi padre, Roberto García, instructor de vuelo desde 1980, hasta la actualidad. A los cinco o seis años, comencé a integrarme al aeromodelismo. Me fascinaba. Fabricaba mis propios aviones con papel, madera o lo que tuviese a mi alrededor. A los 9 años tuve en mis manos el radio control, a los 16 años hice el curso de piloto civil y ya nunca más dejé de volar. Hoy estoy abocado a la acrobacia. Anteriormente hacía algunas maniobras con un avión Europa LVXS-263, pero no es lo que corresponde porque esos desplazamientos en una aeronave que no está diseñada para tal rutina, se tornan más difíciles por comparación con un aparato diseñado para la actividad. Por esta razón, con mi familia decidimos comprar un avión que fuese específico para las acrobacias. En el país hay sólo cuatro aviones de este tipo, de los cuales uno de ellos lo tenemos en General Alvear. Es gratificante ver como cada domingo hay un público que aplaude, disfruta y agradece el espectáculo. El domingo 27 de marzo asistió mucha gente, ya que tuvimos la visita de diez pilotos con sus respectivas aeronaves, que llegaron de diferentes aeroclubes, para realizar aterrizajes de precisión. Los vuelos de dichos aviones y las acrobacias, dejaron una muy buena impresión en los espectadores”.

El joven piloto contó además que el avión de acrobacias es un Extra EA-302340, con un motor Lycoming de 300 HP, con capacidad de soportar 10 G + y 10 G– de gravedad.

Es de procedencia alemana, fabricado para desarrollar un abanico muy grande de maniobras acrobáticas.

La estructura de la aeronave contiene materiales compuestos y metales. Esto hace que sea versátil, liviana y muy rápida para su uso en la disciplina.

Era parte de la escuadrilla de acrobacia militar “Los Halcones” de Santiago de Chile.

Luego, esas máquinas fueron vendidas a los Estados Unidos y más tarde a Sudáfrica donde permanecieron aproximadamente 14 años, participando de muchos eventos en China y otros países.

El aparato fue traído a Mendoza desde Sudáfrica.

*La autora es Escritora

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA