La ficha limpia

El Partido Demócrata acaba de incorporar la cláusula de ficha limpia para todos los aspirantes a cargos no solo electivos sino también partidarios. / Foto: Orlando Pelichotti
El Partido Demócrata acaba de incorporar la cláusula de ficha limpia para todos los aspirantes a cargos no solo electivos sino también partidarios. / Foto: Orlando Pelichotti

El PD acaba de incorporar la cláusula de ficha limpia para todos los aspirantes a cargos no solo electivos sino también partidarios.

La ley de ficha limpia (9281) fue sancionada a fines de noviembre de 2020 en la Legislatura y establece que no podrán ocupar cargos o ser candidatos quienes tengan condenas de la Justicia. Además, la norma impone condiciones a los partidos, quienes deberán exigirles a sus candidatos certificado de antecedentes penales y que correrán el riesgo de que la Justicia Electoral baje las listas completas si en ellas hay personas con fallos en contra.

La ley sancionada impide en Mendoza a quienes sean condenados por delitos de corrupción, contra la libertad y la integridad sexual, entre otros, ser candidatos a cargos electivos u ocupar funciones públicas.

En el entendimiento, que esta norma, que busca transparentar y fijar condiciones de elegibilidad de candidatos a cargos electivos, no se debía agotar únicamente su aplicación para esos cargos, entendí que sería un paso importante hacia adelante, si nuestro partido incorporaba en su Carta Orgánica entre las condiciones de elegibilidad para ocupar cargos partidarios y electivos a nivel nacional, a las personas que no se encuentren comprendidas dentro de las prohibiciones que determina el art. 37 de la ley 4776 modificada por ley 9281.

Por eso el 24 de mayo se trató en la Junta Central del PD, mi proyecto de modificación de la Carta Orgánica, incorporando la cláusula de ficha limpia para todos los aspirantes a cargos no solo electivos sino también partidarios, el cual fue aprobado por unanimidad a mano alzada y regirá para las próximas elecciones partidarias.

Ello, significa que nuestra agrupación política se pone a la cabeza de los otros partidos políticos a nivel nacional, al ser el primero en incorporar este tipo de norma que busca transparentar la acción política de los que se postulan para el gobierno interno de los mismos, que es la ética en el ejercicio de la función pública en todos los ámbitos y todos sus niveles.

Sería saludable que este ejemplo sea imitado por las demás agrupaciones políticas, los sindicatos, cooperativas, mutuales y las entidades civiles, solo así los ciudadanos de a pie comenzaran a volver a creer en esas instituciones, hoy tan desacreditadas y vapuleadas por la opinión pública.

*El autor es Apoderado Partidario del Partido Demócrata (PD).

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA