La ciudad, la plaza Matons y los vecinos

Plaza Matons, en la sexta sección de la Ciudad de Mendoza.
Plaza Matons, en la sexta sección de la Ciudad de Mendoza.

El espacio público, el más democrático de los bienes de una comunidad, debe ser recuperado por y para sus usuarios. Como en la Plaza Matons.

Venía de la casa de una amiga, era noche temprana, como las nueve. Una luz por la vereda, un golpe, gritos, miedo y mi perspectiva del mundo giró hasta llegar al suelo. Por suerte el universo se iluminó desde los faros de un auto oportuno. Entre el mareo y las luces, llegaron los vecinos. Los moretones surgieron con los días. Más o menos eso recuerdo. Eso, y la cara de un chico de 10 u 11 años tan asustado como yo que me miraba desde el asiento de la moto que se iba.

Las historias importantes tienen un contexto que las desencadenan. Y los hechos cotidianos, toman otra dimensión cuando dejan de ser personales y las asume la comunidad. Esta historia está ocurriendo en la plaza Matons, en el corazón de la Sexta Sección. Comenzamos reuniones con autoridades municipales y provinciales. Hubo promesas de cámaras, de preventores. Pero nada.

El año pasado, durante la pandemia, los vecinos decidimos cambiar el eje. En medio de las restricciones nos empezamos a juntar, ya no a pedir sino a exigir ser escuchados. O hacíamos algo, o nos quedábamos mirando desde el lado de adentro de nuestras casas. Tuvimos suerte, no todos están sordos. Al menos, dos concejales vinieron. Luis cuya mayor virtud es estar siempre presente para dar solución a las necesidades de los vecinos, y Sol que llego a último momento, pero sigue acá con nosotros. Tomamos valor y presentamos la propuesta para que los vecinos dejaran de lado el miedo y usaran el espacio público que nos reunía solo para la queja.

De esa mezcla nació lo que empezamos a llamar Propuesta de nuevo uso para la plaza Matons. Ahora es un proyecto socio cultural que, esperamos, se replique en otras plazas y espacios públicos de la ciudad.

Presentamos los antecedentes, la historia, la descripción y ubicación, justificamos la propuesta y fundamentamos el pedido

Los vecinos auto convocados, en principio por los problemas de seguridad, pero ahora con el objetivo más trascendente de mejorar nuestra calidad de vida impactada por la pandemia, disminuida por las restricciones de encuentro, propusimos el proyecto al señor intendente de la Ciudad de Mendoza. Y lo estamos poniendo en marcha.

1. Se está consolidando la actividad de un mercado-feria, donde, todas las tardes de los sábados, los vecinos venden productos de su propia manufactura, generando economía circular, base de la nueva economía sostenible

2. Desde su última remodelación, la plaza tiene espacios destinados a espectáculos públicos. Queremos cargarlos de sentido con actividades culturales para niños y adultos. Se están realizando espectáculos de teatro, títeres, música.

3. Para que exista diversificación de posibilidades deportivas, a un espacio orientado al fútbol, se le están sumando soluciones de costos mínimos, como es la instalación de aros para básquet, y otras similares.

4. Hemos solicitado equipamiento para realizar actividades físicas. Los vecinos tenemos que dar uso permanente al espacio público cercano. Porque la inseguridad se combate con presencia.

5. Pensando en la post pandemia, hemos propuesto incorporar mesas para juegos como damas o ajedrez. Existen vecinos interesados en esas actividades.

6. Para considerar las necesidades de los adultos mayores, ha sido central la incorporación del Centro de Jubilados. Son los poseedores de la historia zona, son usuarios activos y sus intereses tienen que convivir e interactuar con las otras actividades y usuarios.

7. Destinaremos un espacio para que quienes tengan interés en cultivar su propio alimento, puedan hacerlo con el respaldo y guarda del municipio, siguiendo el ejemplo del proyecto ciudades resilientes de la ciudad de Rosario Santa Fe

En tres meses logramos que el programa “Ojos en alerta”, salga de su oficina y se acerque al espacio de la plaza para informar a los vecinos. Se presentó la alarma comunitaria, cada sábado, la Dirección de Cultura de la Municipalidad y los vecinos, convocamos a músicos, bailarines y todos aquellos artistas protagonistas de nuestro lugar, para que puedan expresarse y mostrar gratuitamente su arte. Conformamos una feria con artesanos del barrio que pueden exponer sus trabajos. Nos vinculamos con la Red Argentina de Paisaje y junto, vecinos y funcionarios, plantamos un jacarandá que se suma a la propuesta de ONU Hábitat

Y seguimos en la búsqueda de actividades como clases de pintura, lectores de cuentos para chicos, esperamos llegar a concretar puestos de comida y que la plaza crezca hasta no necesitar más de los actuales coordinadores. Estamos empecinados en mostrar que los ciudadanos tenemos la responsabilidad de hacer, no solo de quejarnos. Tenemos la obligación de ejercer nuestro derecho a construir la ciudad que queremos. Como vecinos, como protagonistas de la vida del barrio, debemos cuidarlo y sostenerlo. Y lograr que las transformaciones de la ciudad, sus adaptaciones a las necesidades de los tiempos no nos hagan perder de vista la esencia de la vida en sociedad. Porque trabajar codo a codo con las autoridades, sumar en propuestas posibles, nos beneficia como vecinos y como ciudadanos.

El 8 de noviembre es el día mundial del Urbanismo. El espacio público, el más democrático de los bienes de una comunidad, debe ser recuperado por y para sus usuarios.

*La autora es paisajista

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA