Histórico: perdió el peronismo unido

Alberto Fernández y Cristina Kirchner, el día de las derrota en las PASO.
Alberto Fernández y Cristina Kirchner, el día de las derrota en las PASO.

Esta derrota pone de manifiesto que el peronismo, tal como lo hemos conocido en estos treinta y ocho años, entra en receso, hasta nuevo aviso.

“El peronismo unido jamás será vencido” - del imaginario peronista

“Evidentemente algo no hemos hecho bien” - Alberto Fernández

“Algo no habremos hecho bien, para que la gente no nos acompañe” - Dady Brieva

Que Dady Brieva no sepa por qué perdieron es justificable, que el Presiente no lo sepa, pone al gobierno y a la sociedad a la deriva.

La invencibilidad del “peronismo unido” había calado hondo en nuestra sociedad, desconociendo que “todo es para siempre, por ahora”.

Dado que todo lo que emerge, en este mundo, está destinado a desaparecer.

Por eso se les hace muy difícil hacerse cargo de la verdad que les pegó tan fuerte en la cara, junto a la mayoría de la sociedad que todavía se empeña en emitir el famoso “¡voto bronca!”.

Fin de otro mito: “la gobernabilidad es sólo peronista”, por lo que empezó, en función “continuado”, el sainete de sus dirigentes, actuando como si la gente no los estuviera mirando en su patético espectáculo.

En el peronismo mientras se ganaba, “el que perdía acompañaba”, porque siempre encontraba, el compañero, un lugarcito bajo el sol.

El problema es cuando se pierde, porque “el que pierde, es un traidor” y su destino queda sellado, fundamentalmente por la desbandada que se le produce detrás.

Así a los intendentes del conurbano, esta derrota los encuentra acurrucados detrás de Cristina y sin red, por lo que el corte de boleta que se viene en noviembre va ser sobrecogedor y difícil de parar.

¿La lealtad?: va a quedar bien guardada!

Para el pero–cristinismo la causa de tamaña derrota es clara: faltó profundizar “la revolución peronista” por lo que se viene más del “vamos por todo”, sin pérdida de tiempo.

Sin embargo, esta derrota pone de manifiesto que el peronismo, tal como lo hemos conocido en estos treinta y ocho años, entra en receso, hasta nuevo aviso.

El radicalismo, que esto le pasó con la crisis del 2001, lleva ya veinte años sin poder colocar un presidente propio en el sillón de Rivadavia y es posible vaticinar que al peronismo le espera algo parecido.

Tal vez sea el tiempo que necesitará la sociedad para ordenarse definitivamente, crear la República que nunca fue y generar las bases de un período de crecimiento sostenido.

Y eso se puede afirmar con relativa seguridad porque ha perdido definitivamente el peronismo “de los gobernadores”: fue vencido en 17 provincias.

Este fue el verdadero peronismo que realmente sostuvo su continuidad, a lo largo de todos estos años, pero siempre quedó guardadito, porque a la Provincia de Buenos Aires se la hizo aparecer como “la madre de las batallas”.

Pero en realidad el peronismo real fue siempre el del resto del país con sus feudos y gobiernos centrados en sus cotos de caza provinciales, que permitió un senado por treinta y ocho años peronista y que desde allí, pudo monitorear y controlar todo el proceso nacional.

• El peronismo de Córdoba y Santa Fe quedó sepultado, con un desgaste descomunal y con serios problemas para remontar la patriada a nivel nacional.

Veamos ahora a “los héroes” ganadores del peronismo “residual” que nos dejan estas históricas elecciones PASO, además de una derrota sin precedentes del peronismo “unido”:

• El tsunami electoral y su enorme ola arrojó al “peronismo ganador”, al noroeste del país y casi lo saca afuera del país, si no hubiera habido un límite fronterizo nacional: ganó en San Juan, La Rioja, Catamarca, Tucumán, Salta y Formosa: la Argentina profunda llena de bolsones de miseria, pobreza, feudos y casta política!

• No obstante la oposición les ganó en las mismísimas capitales de San Juan, Tucumán y Salta. En Formosa no lo logró por menos del 3%´.

Randazzo sacó menos que el voto en blanco y Moreno el 0,9 %

• Entre todas esas provincias “ganadoras”, el total del padrón que representan es de sólo tres millones de votos, lo que determina que sobre 22 millones de votantes del padrón nacional, representan el 1, 30%.

Va a ser difícil sacar un candidato a Presidente de allí.

• El nivel de ausentismo en estas provincias fue en promedio del 40%.

Por último,

• No eligieron senadores San Juan, La Rioja, Salta y Formosa.

Todo un Fin de Fiesta.... anunciado.

*El autor es sociólogo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA