Escuchar puertas adentro para evitar deserciones

Escuchar puertas adentro para evitar deserciones
Rodolfo Suárez. Caricatura: Gabriel Fernández.

Todos los políticos y empresarios que apuestan a la realización de Portezuelo encuentran motivaciones o especulaciones políticas en los que se oponen. Si prosperase el acercamiento del PD a Carrió, entraría en escena un “lilito” de la primera hora pero con mucho rodaje demócrata previo: Gustavo Gutierrez.

Son tiempos en los que la política está inmersa en sus propias internas. Aquí y en todo el país. No es factible dejar de observar lo que pasa en el influyente y decisivo ámbito metropolitano. La ciudad y la provincia de Buenos Aires se llevan las mayores expectativas por la elevada cantidad de cargos electivos que renuevan y la consecuente incidencia en la renovación de bancas en el Congreso, en Diputados especialmente.

Mendoza no es la excepción. La dirigencia está en la cuenta regresiva porque en no muchos días más tienen que definir, todos, la conformación de alianzas y las listas de precandidatos para las PASO. Y por estar unificadas las elecciones provinciales con las nacionales, repercute inevitablemente aquí lo que se hace o decide en los lugares que definen la escena nacional.

De todos modos, hay asuntos que obligan a Suárez y equipo a estar atento a la gestión más allá de la exigencia continua de la pandemia. El tema salarial de los estatales no es fácil de sobrellevar, porque si bien hubo acuerdos previos, el reclamo gremial viene en estos momentos en sintonía con lo que se decide a nivel nacional, donde el Gobierno avala reaperturas paritarias con arreglos por encima del 40% para que los salarios no queden detrás de una inflación que por ahora la Nación es incapaz de controlar.

Puntualmente, la queja de los sectores de la salud es atendible. Médicos y enfermeros están en el frente de batalla contra el coronavirus desde hace muchos meses y la retribución es escasa. El foco de conflicto está y cabe esperar relaciones algo tensas en los próximos días.

Y un asunto que escapó a la agenda y molestó al gobierno de Suárez es el pedido de empresarios para frenar Portezuelo del Viento. Esto originó un rápido quiebre de posturas entre los sectores privados de la provincia, lo que no deja de constituir un dolor de cabeza por la envergadura del proceso para concretar el emprendimiento, que venía contando con el visto bueno del empresariado en general. No se vislumbraban disidencias.

Agravó el cuadro la presentación de los juristas Mathus Escorihuela, Pérez Hualde y Guarino Arias ante la Fiscalía de Estado, solicitando la lisa y llana suspensión de la licitación ante la posibilidad de un fallo adverso de la Corte Suprema de la Nación por los juicios planteados por La Pampa.

Tanto el gobierno local como los empresarios y gremios que siguen apostando a la realización de la obra coincidieron en encontrar motivaciones o especulaciones políticas detrás de las dos posturas revisionistas conocidas en la semana.

En el Ejecutivo, por lo bajo, sospechan lo mismo que los empresarios leales, por lo que no habría por el momento ánimo de encarar ningún tipo de acercamiento con los sectores díscolos. Y miran con expectativa los pasos que pudiese llegar a dar el fiscal de Estado ante el requerimiento de los abogados peticionantes.

Hay respaldo en el justicialismo local a la marcha de la licitación y a la futura concreción de las obras; Anabel Fernández Sagasti utiliza su pertenencia al poder central cuando es necesario.

Al margen de asuntos como los expuestos, el día a día de Suárez sigue con la prioridad de prestar la atención habitual a los números de la pandemia y a ver cómo se termina de definir la oferta electoral que haga el oficialismo. Sería lo excluyente por el momento.

El Gobernador, basado en encuestas que, en mayor o menor medida, le otorgan un respaldo muy importante por parte de los mendocinos, pretende que el frente provincial que encabeza no sufra fisuras. Alejados desde hace tiempo los demócratas (aunque una parte quedó vinculada al suarismo), el resto de los asociados se mantiene dentro del espacio. Los trascendidos indican que habrá lugares para todos los funcionarios o legisladores que actualmente, no siendo radicales, pertenecen al espacio oficialista. Los destinos se propondrán entre las listas de candidatos o cargos en los distintos ministerios.

Obviamente, la gran expectativa está dada por la relación con el Pro, más precisamente con Omar De Marchi. El referente local macrista no se ha sentido cómodo hasta ahora con el manejo preelectoral orquestado desde el radicalismo. Están los que dicen que el lujanino prefiere referenciarse en Suárez, al que, según dicen en su entorno, considera el líder formal del radicalismo por su condición de gobernador.

¿Cornejo? El actual diputado nacional y titular de la UCR siempre está presente y tiene, a no dudarlo, un grado importante de participación e influencia en el armado electoral. El debate se plantea porque ambos necesitan una buena elección; Suárez, para plebiscitar su gestión y tener voz y voto con respecto a su sucesión, un aspecto muy importante que todo gobernador sin reelección posible debe tratar de mantener. Cornejo se juega a llegar al Senado nacional con un respaldo de votos que le garantice protagonismo y consolidación en la escena nacional pensando en 2023.

El resto, en lo suyo

Por el lado de las llamadas terceras fuerzas, ayer la convención del Partido Demócrata ratificó, por amplia mayoría (65% de los participantes), la decisión que en su momento tomó la junta central partidaria de dejar la coalición Cambia Mendoza. Pero avanzó con una resolución que sólo puede tomar ese órgano partidario: autorizar alianzas con otros partidos políticos ya constituidos. Esta determinación pone un tope al avance de movimientos como el MendoExit, pero le abre la puerta a otros sectores partidarios que puedan aportar alguna estructura y dirigentes pensando en la carrera electoral a punto de largarse.

En este último sentido, trascendió en el PD que habría avanzadas conversaciones con la Coalición Cívica local. El partido de Elisa Carrió es chico en nuestra provincia, pero tiene el mérito de ser uno de los tres puntales de Juntos por el Cambio a nivel nacional.

Si prosperase el acercamiento demócrata al partido de Carrió, entraría en escena un “lilito” de la primera hora, pero con mucho rodaje demócrata previo: Gustavo Gutiérrez. En ese caso, Gutiérrez se anotaría como potencial candidato a una banca nacional, ámbito que ya conoce. Por ahora, sólo grandes anhelos de los dirigentes del PD, que pretenden justificar con votos el paso que dieron al dejar el frente oficialista que encabeza aquí la UCR.

¿De Marchi? Si hablásemos de fútbol, diríamos que es el armador de juego que están necesitando y anhelando los demócratas. Pero son conscientes de que esa posibilidad sólo sería posible si el actual diputado nacional macrista se sintiese víctima de un destrato total por parte de las huestes radicales.

En el peronismo, el principal espacio opositor, no surgen aún las grandes definiciones. Sigue la pulseada por las listas nacionales. Por el lado de los Félix insisten con que el intendente de San Rafael se corrió de la disputa hasta el próximo proceso eleccionario, pero fuentes del partido comentan que ahora estaría revisando esa postura. ¿Algún Félix en la boleta? No hay que olvidar que Omar, el hermano de Emir, justamente es el que termina su mandato como diputado nacional.

¿Las principales candidaturas nacionales se definirán aquí o en Buenos Aires? La novela por el destino de José Luis Ramón sigue ofreciendo capítulos, pero por ahora todos bastante parecidos.

Es indudable que el anclaje del hombre de la frazada es nacional. Sergio Massa y Máximo Kirchner, que lo tienen como aliado en Diputados, se interesan por saber qué pretende el mendocino para su futuro político. Se sabe que a Ramón le gusta la idea de renovar su mandato como diputado. ¿Llegará un pedido nacional en tal sentido al PJ mendocino? Tal vez lo sepamos en un próximo capítulo.

También dicen que Adolfo Bermejo sigue siendo el candidato a encabezar la nómina para diputados nacionales con aceptación del peronismo. Y ahí aparecen los números sobre la mesa: ¿quién aporta más en intención de voto? Ramón siempre está…

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA