El gran debate: qué es y quién origina la inflación

La inflación es lo que más afecta al consumo de los argentinos. Foto: Mariana Villa / Los Andes
La inflación es lo que más afecta al consumo de los argentinos. Foto: Mariana Villa / Los Andes

Los efectos de la emisión monetaria, son múltiples y todos perjudiciales para el desarrollo económico.

Si solo expusiera la conclusión de mi discurso y dijera que inflación es un evidente indicador de la calidad de la administración pública, no tengo la menor duda que muchos lectores no lo creerán, por cuanto no todos conocen de economía.

En consecuencia, relataré el discurso desde el principio.

El aumento general y sostenido de precios, no es inflación. Es un efecto del fenómeno natural económico denominado inflación.

El aumento general de precios es indudablemente con relación a la moneda.

La variación de precios entre los bienes y servicios, es otro fenómeno económico, determinado por el cambio de cantidad y/o preferencia, entre ellos.

Si aumenta el precio del tomate, es porque ha disminuido significativamente su oferta o cambiado la preferencia social a favor del tomate.

Fenómeno es la manifestación de una actividad que se produce en la naturaleza sin ninguna intervención humana y se percibe a través de los sentidos o del intelecto.

Todos los bienes y servicios están relacionados con la moneda, que es la unidad de medida, el metro económico.

En consecuencia hay una relación cuantitativa entre los demás bienes y servicios y la moneda.

No es lógico pensar ni opinar que todos los bienes y servicios aumentan de precio con relación a la moneda por generación espontánea.

En consecuencia, lo que sucede realmente, es una disminución del valor del medio que mide la importancia social de los demás bienes y servicios.

Por lo tanto, inflación es un hecho que sucede cuando se altera (cambia) la relación moneda-demás bienes y servicios.

La economía política es un fenómeno en que todo está relacionado. Toda baja o alta de todo bien o servicio incluido la moneda, implica lo contrario para otro/s.

Todo aumento de la oferta de dinero (emisión monetaria) es realizado por la administración pública, en consecuencia es un acto de gobierno.

El aumento de la cantidad de dinero transmite a los consumidores una menor apreciación del valor de la moneda y en consecuencia un aumento de la apreciación del valor de los demás bienes y servicios y su efecto: el precio.

Cabe recordar que el precio lo establecen los consumidores, adquiriendo o no el producto ofrecido, por cuanto son los que conocen su propia necesidad y la intensidad de la misma; los que necesitan el bien.

Los efectos de la emisión monetaria, son múltiples y todos perjudiciales para el desarrollo económico.

El aumento de dinero no aumenta la riqueza social, solo aumenta los precios de los bienes y servicios.

La inflación afecta la esencia de la economía, por cuanto es injusta ya que afecta en forma diferente los derechos y obligaciones existentes. Por ejemplo, castiga los acreedores de monto fijo y beneficia deudores de iguales condiciones. Aporta inseguridad e inestabilidad que desalienta la inversión. Es un lastre para la productividad de las empresas. Es por lo tanto un aliado de la desocupación.

En conclusión, como dije al principio de este discurso, inflación significa desgobierno: injusto; incapaz de mantener constante la unidad de medida; generador de inestabilidad, fuente de desequilibrio y recesión.

*El autor pertenece a la Facultad de Ciencias Económicas (UNCuyo)

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA