domingo 24 de enero de 2021

Imagen ilustrativa / Archivo
Opinión

Canal Cacique Guaymallén y su posibilidad de obras

Mientras se resuelve qué pasará con Portezuelo del Viento, podría estudiarse reimpulsar algunos de los trabajos que propone el Programa Cacique Guaymallén, que permitirían realizar inversiones en forma más extendida, de impacto sobre pymes y, por ende, en la población.

  • jueves, 19 de noviembre de 2020
Imagen ilustrativa / Archivo

La Provincia procura encarar emprendimientos de distinta envergadura con aportes de la Nación, que no son muchos, menos de 20, y otras veces apelando a diferentes fuentes de financiamiento para aumentar la potencialidad del territorio que habitamos y dar más bienestar a los ciudadanos.

Repasando proyectos sobre los que se trabajó años atrás, cabe preguntarse si no se podrían reflotar algunos tramos de ejecución del Programa Integral Sistema Cacique Guaymallén, que se impulsó desde el Departamento General de Irrigación, con la asistencia de Naciones Unidas a través de la FAO y el Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap), con el objetivo general de mejorar las condiciones de vida de los pequeños y medianos productores mendocinos y otros sectores de la población.

En principio, nos parece interesante mencionar que, en el marco del convenio con la FAO, se dejaron listos para ejecutar cuatro proyectos a nivel de factibilidad (listos para licitar). Asimismo, hay un banco de proyectos a nivel de prefactibilidad (46 en total, algunas en ejecución), sobre riego, sistema aluvional y de abastecimiento de agua de consumo poblacional y utilización de aguas de reúso.

Estas iniciativas fueron concebidas en un marco de Evaluación Ambiental Estratégica (EAE), es decir, contando con la participación y la aprobación de los distintos actores (regantes, municipios, universidades, instituciones, municipios, etc).

Debe señalarse que el Programa Integral Cacique Guaymallén, contaba con el aval del Banco Mundial para su financiación y la disponibilidad para realizar las inversiones. Esto no es sólo un detalle, ya que muchas veces aparece la posibilidad de financiar proyectos y no se tienen los proyectos para ejecutar.

Se encuentran en realización: la impermeabilización del tramo superior del canal (Cuarta Zona de Riego), en el área de Jocolí (revestimiento total de ese segmento, caminos de servicio, puentes y modernización de compartos). La lleva adelante el Prosap, con financiamiento exterior.

Además, se están ejecutando cuatro pequeñas centrales hidroeléctricas (PCH), aprovechando saltos del tramo superior del curso. El caudal nominal para las cuatro mini centrales se ha fijado en 20 m3/s. La potencia instalada, entre las 4 PCH, sería de 3.200 kW y generarían unos 16 GHz de energía limpia al año.

El proyecto de las obras 12 y 13 del programa tiene que ver con riego por remplazo de las conducciones en gravedad, por conducciones presurizadas (sistema Morales-Villanueva y 2do Guiñazú, y sistema Matriz Gil, que mejorarían el riego de miles de hectáreas productivas.

Entendemos que la provincia dispondría de financiación aprobada para los proyectos que están en estado de factibilidad, posibilidad que no se ha utilizado.

Sin embargo, y como la provincia enfrenta dificultades (de índole legal y/o político) para desarrollar la mega obra que significa Portezuelo del Viento, podría estudiarse reimpulsar algunos de los trabajos restantes del Programa Cacique Guaymallén, que permitirían realizar inversiones en forma más extendida, de impacto sobre pymes y, por ende, en la población.

En consecuencia, aparece este entramado de ejecuciones como una alternativa posible en términos de mitigación sobre los efectos económicos que ha producido la pandemia y, de forma oportuna, para invertir el dinero que la Nación debe a la provincia y realizar desembolsos parciales de acuerdo a su disponibilidad y concluir varias obras importantes del Cacique, con influencia sobre la economía y el uso eficiente de un bien cada vez más escaso como es el agua.