Advirtieron que diferencias no siempre valen una ruptura

Advirtieron que diferencias no siempre valen una ruptura
El Frente Cambia Mendoza no se quebró y acordó su alianza más conveniente para las legislativas 2021. Ilustración Gabriel Fernández / Los Andes

La estrategia de mayor unidad posible que se pregona a nivel nacional desde Juntos por el Cambio, se vio reflejada en Mendoza con el acuerdo al que llegaron la UCR y el PRO. En el camporismo festejan el acuerdo con Ramón y los demás partidos de menor porte y le otorgan el mayor mérito a la titular del PJ, Anabel Fernández Sagasti.

Se puede decir que la UCR y el Pro sellaron el acuerdo más conveniente de cara al proceso electoral que en poco tiempo más se pondrá en marcha. Conveniente, principalmente, para los tres grandes protagonistas de dicho armado político: Alfredo Cornejo, Rodolfo Suárez (o el eje Cornejo-Suárez) y Omar De Marchi.

¿Por qué la conveniencia? Decíamos hace una semana que el Gobernador y el líder de la UCR nacional debían decidir qué hacer con el mayor representante del macrismo en la provincia. Ellos tenían la posibilidad de evitarle al lujanino tener que forzar una ruptura para la cual, sin dudas, no estaba del todo convencido por lo que podía representar a nivel nacional, principalmente.

Si se producía una división en Mendoza, donde Juntos por el Cambio es gobierno (aquí como Cambia Mendoza), qué se podía esperar de las negociaciones de muchos para que en Buenos Aires y en la Capital Federal no se transmitiese una sensación de ruptura con el áspero escenario previo a las PASO que produjo la incursión de Manes, promovido por la UCR, y de Santilli como colonizador de Rodríguez Larreta en la gran provincia argentina.

El lunes por la noche el teléfono de De Marchi vibró varias veces por las llamadas de los demócratas y demás integrantes de la tercera vía, que insistían en contar con su liderazgo, pero también le exigían al referente del Pro una definición concreta.

Entre tantas llamadas también apareció una de Alfredo Cornejo, que sin muchas vueltas le hizo un formal convite a De Marchi para la reunión del martes temprano, a la mañana, en la que se definiría la continuidad del macrismo en el espacio gobernante.

Del lado de De Marchi sostienen que el acuerdo logrado con el radicalismo es importante, satisfactorio, hasta impensado tiempo atrás. El Pro puede ahora aspirar a tener hasta 9 legisladores provinciales (entre los que siguen y los que podrían ser electos), varios concejales en los distintos departamentos y en los próximos dos años dos diputados nacionales, ya que a De Marchi se sumaría quien resulte electo en noviembre.

Para el oficialismo de Suárez el acuerdo es muy necesario para la gobernabilidad. Han existido discrepancias puntuales en este primer tramo de gobierno. Eso se advirtió más de una vez en la Legislatura. El referente del Pro local fue muy crítico, entre otras cosas, con la decisión tomada con respecto a Impsa, por citar el enojo más reciente. Ahora surgió el compromiso del radicalismo de buscar consensuar más las iniciativas. Ese detalle fue conciliador.

Según los primeros pasos dados tras el acuerdo del martes, el candidato a diputado nacional por el Pro ocuparía el tercer lugar en la lista de candidatos. Las encuestas coinciden en adjudicarle también ese lugar al armado oficialista, como viene ocurriendo en las últimas elecciones en la provincia. El elegido podría ser el actual diputado Alvaro Martínez, que también es titular del partido a nivel provincial y estuvo en las negociaciones definitorias.

Se sigue suponiendo que la lista será encabezada por Julio Cobos y una mujer de la UCR figuraría en segundo lugar. Eso sería lo acordado hasta ahora, según aseguran en el oficialismo provincial. ¿Hay otras posibilidades con respecto al número 1 de la nómina? Por el momento, si eso ocurriese produciría una sorpresa grande.

La estrategia de mayor unidad posible que se pregona a nivel nacional desde Juntos por el Cambio se vio reflejada en nuestra provincia con el acuerdo al que arribaron la UCR y el Pro como partidos líderes, en ese orden, de la coalición aquí gobernante. Pero tampoco dejan de tener alto significado entre los principales estrategas las cualidades políticas de quienes están llamados a ser integrantes del Congreso durante la segunda parte del gobierno kirchnerista. “Hacen falta voces firmes que sigan defendiendo los principios republicanos y de respeto a las libertades, algo que hemos venido sosteniendo desde que se produjo el cambio de gestión en diciembre de 2019”, señalan desde la cercanía de los líderes de Juntos por el Cambio a nivel nacional. En ese ámbito suelen lamentar que voces potentes desde la banca y con predisposición para dar la cara en los medios, como Luis Petri, no accedan a la posibilidad de una reelección, más allá de haber tenido, como es el caso del joven legislador de San Martín, varios períodos consecutivos en la función legislativa. Petri supo ganar afectos fuertes en el macrismo. ¿Tema para anotar en la agenda de variantes de la semana final para el armado de las listas?

Ramón, con el PJ

José Luis Ramón dio el primer paso para una nueva etapa de su carrera política. Como integrante de una propuesta electoral mayor que la de Protectora en soledad, el todavía diputado nacional encara ahora una serie de conversaciones tendientes a definir cuál será su protagonismo en el Frente de Todos, al que se incorporó finalmente.

Ramón, ya se ha dicho varias veces, es valorado en el gobierno nacional por sus votos solidarios en el Congreso y resistido por parte de la interna del peronismo mendocino, en especial del lado de los intendentes, que siguen teniendo peso en las decisiones del PJ mendocino y en los pasos electorales que da.

El hombre de la frazada tiene como primer deseo volver a ser diputado nacional. Es lo más razonable; la estabilidad de la banca durante cuatro años en nada es comparable a la función de fusible que supone estar ocupando algún cargo en el Ejecutivo, aunque sea en un segundo o tercer nivel de jerarquía. Pero esta opción, la del cargo nacional, seguiría siendo factible si lo que le ofrecen concretamente en Mendoza no es de su satisfacción.

Que se entienda. Ramón terminó adquiriendo el pasaje, pero una vez a bordo se dio cuenta que no le dijeron si lo suyo amerita camarote, primera o clase turista.

¿A qué puede aspirar Ramón en lo electoral? A encabezar la lista de diputados nacionales o, por lo menos, figurar segundo detrás de una dama del PJ. Si le proponen ser tercero, la cosa cambia, dicen en su entorno. Lo mismo ocurre si alguien le propone acompañar a Anabel Fernández Sagasti en la nómina para el Senado; para obtener dos bancas, el Frente de Todos debería ganar en Mendoza.

Y otra posibilidad (nadie lo niega) es que el destino del jefe de Protectora sea la Nación y que en las listas mendocinas haya un puñado de candidatos a legisladores y a concejales en lugares “entrables”, es decir, con posibilidades de lograr una banca.

Mientras tanto, en el camporismo local celebran el acuerdo con Ramón y los demás partidos de menor porte que integran el Frente de Todos. Y le otorgan el mayor mérito a la titular del PJ, Anabel Fernández Sagasti, por haber conseguido la unidad plena de cara a las próximas elecciones. Y reconocen, obviamente, la predisposición de los sectores tradicionales del partido, mayormente representados por los intendentes y jefes territoriales de departamentos que no conduce el PJ.

Se sabe que uno de los deseos de Fernández Sagasti es tener en las listas nacionales a alguno de los intendentes. Pero éstos han demostrado ser reticentes a dejar sus cargos antes de la finalización de los mandatos. Por eso –dicen- la insistencia del sector que los representa para que sea Adolfo Bermejo quien encabece la nómina para la Cámara de Diputados. Ya no es desde hace tiempo intendente, pero sigue siendo un símbolo en tal sentido para la mayoría de los “caciques” departamentales, que lo siguen considerando uno más del grupo.

Faltan pocos días para definir las listas de precandidatos en todos los frentes y partidos que competirán solos. Habrá ilesos y heridos, como siempre ocurre en estos casos. Corresponderá una mirada amplia sobre los demás sectores anotados para las elecciones, ya que los acuerdos a los que arribaron los dos frentes mayores los obligan a cambiar expectativas en algunos casos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA