domingo 29 de noviembre de 2020

El almacenamiento en la nube ofrece compartir servicio, editar, ordenar o recuperar documentos y contenido multimedia.
Muy Tecno

Vivir en las nubes: opciones, precios y razones para usar (o no) el almacenamiento online

Google anunció el fin de la gratuidad de su servicio de Fotos y puso en alerta a los usuarios. Pagar tiene sus ventajas, pero no es el único camino para archivar nuestro contenido.

El almacenamiento en la nube ofrece compartir servicio, editar, ordenar o recuperar documentos y contenido multimedia.

Cuando nació Google Fotos hace cinco años parecía una respuesta divina a nuestras plegarias de almacenamiento en la nube: guardaba en formato original, era ilimitado y, lo mejor, gratis. Pronto dos de esas tres ventajas se volverán condicionantes una de otra. Habrá que pagar para un servicio ilimitado o habrá que limitar lo archivado para no pagar.

Sin embargo, lo que pasa con Google no es más que una parte de un viejo dilema: guardar archivos -o no- en una nube para poder acceder a ese contenido desde cualquier dispositivo.

Las nubes fueron mejorando servicios y no son solo simples archivos virtuales. Ofrecen compartir servicio, editar, ordenar o recuperar documentos y contenido multimedia.

Antes de repasar opciones, si vale la pena pagar y qué alternativas hay debemos preguntarnos: ¿para qué la usaremos?

Google One

Aunque dijimos que hay más servicios que este, comenzamos por aquí porque es el más compatible con los usuarios de Android y son muy pocas las personas que están fuera del mundo de Google ya que su correo Gmail es casi un servicio universal.

Google One es el espacio de pago que ofrece para dar más espacio y tranquilidad a sus usuarios. No sólo incluye a Fotos, también abarca a Gmail y Drive. Estos servicios actualmente tienen un límite gratuito y conjunto de 15GB y en junio de 2021 se sumará allí Google Fotos. Un usuario regular del servicio puede alcanzar ese límite muy rápidamente pero probablemente con revisar sus archivos puede descubrir que tiene mucho contenido inservible que podrá borrar y ganar espacio. Pero igualmente si se necesita más espacio, Google ofrece más espacio en planes que se pagan por mes o por año. Así 100 GB cuestan U$S 1,99 dólares por mes o U$S 19,99 al año. También ofrece 200 GB por U$S 2,99 por mes o U$S 29,99 por año y 2 TB por U$S 9,99 mensuales o un año por U$S 99,99. Para hacerlo un poco más seductor, Google señala que al pagar algunas de las opciones de almacenamiento se puede compartir hasta con cinco personas y, de paso, bajar un poco el gasto.

Dropbox

Esta debe ser una de las nubes más famosas y también una de las más longevas. El servicio nació en 2007 y aunque no fue el primero sí fue de los que más ganó popularidad y consistencia.

La dura competencia no ha hecho desaparecer a Dropbox pero sí es muy pobre en su función gratuita. Su servicio Basic no tiene costo pero tiene un límite de 2GB. Sus opciones de pago también ofrecen descuento en planes anuales, como lo hacen otras empresas. Su plan Plus ofrece 2TB por U$S 119,88 por año -que equivale a 9,99 por mes- o pago mensual de U$S 11,99. La misma cantidad de almacenamiento ofrece el plan Family que cuesta U$S 19,99 por mes o U$S 203,88 si se elige el plan anual, que hace que el costo por mes baje a U$S 16,99, y que da la opción de compartirlo hasta con 6 personas más.

Dropbox tiene más de 500 millones de usuarios en todo el mundo y no sólo es un archivo en la nube. Viene con app compatible con varios sistemas operativos móviles y se integra con servicios como Microsoft Office o Google Documentos además de herramientas como Slack o Zoom.

OneDrive

Esta es la nube de Microsoft que es muy similar a las demás en servicios, pero especialmente en su integración con las herramientas más populares de la misma empresa como Office, Skype o Teams. También tiene una app muy adaptada tanto en Android como en iOS.

Su servicio gratuito es de sólo 5 GB y los que busquen más espacio pueden optar por pagar el plan particular o el empresarial.

El particular llamado OneDrive Standalone de 100 GB cuesta U$S 1.99 al mes. Luego viene el Microsoft 365 Personal con un costo de U$S 59.99 al año -o U$S 5,99 al mes- que ofrece 1 TB de almacenamiento pero también incluye el paquete de Office 365 con Word, Excel, Outlook y Powerpoint además de Skype. También Microsoft ofrece un servicio similar pero para compartir con hasta 6 personas y da un almacenamiento de 6 TB. Se llama Microsoft 365 Family y cuesta U$S 79.99 al año o U$S 7,99 por mes.

Hay además un atractivo extra en este servicio: esos precios se pueden pesificar y se traducen en moneda local a $7.199 al año por Microsoft 365 Familia, $5.399 anuales por Microsoft 365 Personal y $89 al mes por OneDrive Standalone 100GB.

Mega

Este servicio es la versión renovada y legal de Megaupload, que hace unos años era el espacio favorito de la descarga ilegal de películas y música por la sencillez de su servicio. Tras las disputas con la Justicia y nuevos socios, volvió a funcionar y es una nube con muchas ventajas.

El principal atractivo de Mega es que ofrece 50 GB de almacenamiento gratuito. A la hora de pagar sus precio son: Plan Lite por U$S 4,99 al mes con 400 GB y 1 TB de transferencia, Plan Pro I por U$S 9,99 al mes con 2 TB y 2 TB de transferencia, Plan Pro II por U$S 19,99 al mes con 8 TB y 8 TB de transferencia y Plan Pro III por U$S 29,99 al mes con 16 TB y 16 TB de transferencia. También cuenta con app propia y servicios extras.

La privacidad del pago único

Almacenar en la nube no es la única opción. Antes de que existieran, muchos guardaban sus archivos en CD, luego en pendrives y ahora una buena opción son los discos duros externos. Son ideales para archivar contenido sin riesgo de ser rehén de empresas con servicios online y escapar de los pagos online. En Mendoza se pueden comprar en casas de electrónica y también online desde $5 mil con capacidad de 1 TB. La desventaja es que no podemos acceder a él online. Sin embargo, existe la posibilidad de armar una nube propia y en casa. Un sistema de 4 TB, con posibilidad de acceder desde cualquier lado y con diferentes dispositivos puede costar desde $35 mil en adelante.

La aventura de pagar en dólares

Pagar una nube para almacenar datos no es algo que nos cueste mucho dinero… excepto en Argentina. La inestabilidad del dólar hace que invertir unos pocos en una nube no representen un gran gasto en pesos pero sí de una variabilidad impredecible. Un gasto de 3 dólares al mes actualmente representa alrededor de 420 pesos con impuestos y recargos incluidos. Pero si el dólar sube ese monto se modifica. En este punto es donde quizá la inversión anual sea la mejor opción.

En el caso de Google One pagar U$S 19,99 por un año de 100GB de almacenamiento representa un poco más de $2.800. No sólo es más barato que los $282 que no costaría pagar mes a mes -que en un año suman $3.384- sino que zafamos de una subida eventual del dólar que nos eleve ese costo aún más.