Llega Windows 11: lo mejor, lo peor y cómo saber si conviene instalarlo

Desde este 5 de octubre se podrá instalar Windows 11, la nueva versión del sistema operativo de Microsoft.
Desde este 5 de octubre se podrá instalar Windows 11, la nueva versión del sistema operativo de Microsoft.

Este martes se lanza al público de forma oficial el nuevo sistema operativo de Microsoft. Esta versión trae muchas mejoras pero no está exenta de defectos. Cómo es y quiénes podrán descargarlo.

Microsoft renueva Windows como quien enfrenta un retoque estético en la mediana edad: el desafío es lucir fresco y actual sin deformarse ni perder identidad.

En los 35 años de vida que tiene este popular sistema operativo, las renovaciones no siempre fueron exitosas -como ejemplos están Windows Vista, 8 o ME- aunque cuando salieron bien fueron un éxito sin precedentes y las pruebas las conocemos todos - Windows 95, XP o 7- porque son las versiones que extrañamos cuando aparecen las nuevas.

Ahora estamos a las puertas de la última renovación de Windows y la vara está alta. Windows 10 es un gran sistema operativo y la duda es ¿Windows 11 vale la pena?

El nuevo SO de Microsoft se lanza oficialmente para los usuarios este martes 5 de octubre y los usuarios pendulan entre la excitación y la incertidumbre.

Lo mejor

En el aspecto superficial, Windows 11 luce moderno. Esta nueva versión trae bordes redondeados además de menús, sonidos y apariencia de carpetas renovados.

Su cambio más radical es que ahora el botón de inicio sigue en la parte inferior pero ubicado en el centro de la pantalla y no más a la izquierda. Es algo que en principio puede parecer una desventaja pero los usuarios se acostumbrarán rápidamente. Es verdad que es algo que Apple ya aplica hace mucho en sus Macbook y ahora quedará a la vista por qué.

Esta versión del sistema operativo es más ágil y responsive, es decir que se adapta mejor a cada PC. Además mejoró sus widgets, que son las pequeñas ventanas que brindan información como el clima o correos. Esto viene a reemplazar algo que pasó de Windows 8 al 10 y los usuarios nunca usaban: los mosaicos en vivo, esos iconos con acceso a funciones o información que nadie toca como Microsoft Store o Noticias de otras regiones. Ahora en su lugar se podrán anclar las aplicaciones que más se usan.

El menú inicio ahora está en el centro de la pantalla en Windows 11.
El menú inicio ahora está en el centro de la pantalla en Windows 11.

La personalización llega de la mano de una nueva forma de organizar las ventanas abiertas y facilitar la multitarea. Las aplicaciones se podrán fijar para que cada vez que se abran se vean de la misma forma. También el sistema recordará la configuración cuando se utilice en otros monitores o dispositivos aunque luego se desconecten.

Windows 11 llega con un ecosistema mejorado. Otra vez se suma algo parecido a lo que ofrece Apple en su MacOS. En este caso integra la aplicación Teams en la barra de tareas para poder hacer videollamadas o chatear desde allí, ya sea por trabajo o por gusto personal. Lo mismo hace con los videojuegos de Xbox.

La posición de las aplicaciones y ventajas será más personalizable en Windows 11
La posición de las aplicaciones y ventajas será más personalizable en Windows 11

La integración con Android es otra de las grandes promesas. El SO permitirá correr aplicaciones nativas de Google e incluso desde Amazon. Se podrán descargar y tenerlas disponibles en el menú inicio, en la barra de herramientas o en el escritorio. Para esto mejoró su tienda de apps, que será más amigable con el usuario.

Lo peor

No es Windows 10. Parece una obviedad pero a veces los usuarios no se dan cuenta de que están frente a un nuevo software y eso requiere cambiar algunos hábitos. La ventaja es que Microsoft ha facilitado la transición pero los más caprichosos verán esto como una desventaja.

Otra desventaja es que la instalación borrará varias aplicaciones o programas que más utilizamos y habrá que instalarlos nuevamente, siempre y cuando estén disponibles. La mayoría lo estará, para tranquilidad del usuario, pero el traspaso puede ser un poco engorroso para algunos.

La “gratuidad” de Windows será otro problema para muchos. Más de un usuario que convive con el cartel de “Activar Windows” en la esquina inferior derecha de su pantalla sentirá que la opción de nueva versión gratis será una anécdota ya que estará disponible sin costo sólo para quienes tengan la versión 10 de forma original.

La nueva versión del sistema operativo de Microsoft llega a fin de año. Imagen de Microsoft.
La nueva versión del sistema operativo de Microsoft llega a fin de año. Imagen de Microsoft.

El TPM 2.0 será un dolor de cabeza para muchos usuarios. ¿Qué es eso y por qué es importante? El TPM 2.0 es la segunda versión del Trusted Platform Module (módulo de plataforma de confianza) y es un chip físico que existe en la placa base de la PC que suele estar desactivado por defecto. Se usa para el almacenamiento físico de credenciales, certificados, claves de cifrado, etc. Pues bien, Windows 11 requiere que ese chip esté activado y eso desconcierta a muchos. La buena noticia es que cualquier PC vendida desde 2016 cuenta con TPM pero la mala es que quizá haya que ponerse a activarlo de forma manual.

¿Conviene o no instalarlo?

Las pruebas en versión beta destacan que el sistema operativo es sólido y las actualizaciones posteriores al lanzamiento -que por cierto dejarán de ser forzosas e invasivas- darán fluidez. Sin embargo, lo mejor quizá sea esperar. Con el uso que hagan los pioneros en los próximos meses se sabrá realmente si vale la pena actualizar de forma inmediata o esperar.

Windows 10 ya tiene 6 años de vida y está en su mejor forma. Los cambios que suma la versión 11 son muy buenos pero no revolucionarios, por lo que no hay necesidad de saltar a la actualización compulsivamente este martes.

Cuando estará disponible

Este martes 5 de octubre es el lanzamiento oficial al público. Sin embargo, las actualizaciones serán escalonadas. Esto significa que los primeros que podrán instalar el sistema operativos son aquellos que tienen equipos más nuevos por tener garantizada la compatibilidad con el software. Después estará habilitado para el resto de PC y notebooks.

El objetivo de Microsoft es que para mediados del 2022 todos los que puedan tener Windows 11 lo tengan activado.

Cuánto cuesta y para quién es gratis

Microsoft está pasando al modelo de Apple y ofrecerá actualización de Windows de forma gratuita a los que tengan Windows 10, aunque instalado de forma legal. Será de la misma forma que muchos pasaron de Windows 8 al 10 sin costo.

La empresa no ha aclarado aún el precio para la versión comercial y si habrá distintos costos para diferentes versiones como ha sucedido en versiones anteriores. Tampoco han aclarado si habrá costos posteriores a la instalación.

Cómo saber si mi PC es compatible

Los que tengan una computadora relativamente nueva no tendrán problema para correr Windows 11, pero los equipos más antiguos deben revisar si cumplen todos los requisitos para la instalación.

Esta versión tiene algunas exigencias más que Windows 10 para funcionar pero hay dos principales maneras de saber si el nuevo sistema operativo es compatible.

Una es verificar la compatibilidad con los requisitos que demanda Microsoft:

  • Procesador: 64 bits o SoC, 2 o más núcleos y 1 GHz o más.
  • Memoria: un mínimo de 4 GB de RAM.
  • Almacenamiento: mínimo de 64 GB disponibles.
  • Tarjeta gráfica: compatible con DirectX 12 y el controlador WDDM 2.x.
  • Pantalla: superior a 9 pulgadas y resolución HD (720p).
  • Firmware: ordenador con UEFI y compatible con Secure Boot.
  • TPM: será imprescindible contar con el Módulo de plataforma segura 2.0 en nuestra placa base.

La otra opción es descargar PC Health Check, un software oficial que se puede conseguir en el sitio de Microsoft que se instala en la computadora y se encarga de ver si la compatibilidad es posible o no.

¿Qué pasa si tu PC no es compatible? Microsoft asegura que no es una tragedia y da dos opciones. Esperar a que Windows 11 esté instalado, sume actualizaciones y verificar después de un tiempo si los requisitos se flexibilizan para poder instalarlo.

Si esto no sucede, ofrecen seguir utilizando Windows 10, que es una versión muy estable y a la que Microsoft seguirá dando soporte hasta el 14 de octubre de 2025.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA