viernes 27 de noviembre de 2020

Muy Tecno

Entre lo que querés comprar y lo que podés pagar: cinco cosas a tener en cuenta para cambiar el celular

El costo es lo que más pesa a la hora de renovar el smartphone pero no es lo único importante. Cámara, batería o almacenamiento también son factores de decisión. Modelos, marcas y precios.

¿Al celular hay que cargarlo cada dos horas, tiene la pantalla rota, es lento o no deja de aparecer el cartel de que no tiene más espacio? Si hubo al menos una respuesta afirmativa a alguna de esas preguntas es momento de cambiar de teléfono. Muchos los tienen claro pero dar el paso no es fácil.

El precio es el principal factor de duda pero no es el único: duración de la batería, calidad y cantidad de cámaras, capacidad de almacenamiento o velocidad son las otras características importantes a tener en cuenta. Sin embargo, por encima hay una pregunta esencial: ¿para qué utilizamos el teléfono? Tener clara la necesidad es vital para saber en cuál invertir.

Cámara

Vivimos en la cultura de la imagen y los dispositivos actuales son prácticamente cámaras digitales que además sirven como teléfono. La cámara solitaria en la parte trasera es casi parte del pasado y ahora tenemos al menos dos o tres que combinan angular, gran angular y telefoto. Si la fotografía es una actividad cotidiana, elegir un equipo con buenas cámaras es importante. Y aquí no hay que dejarse engañar: más megapíxeles no significan mejores fotos.

Los modelos actuales vienen con varias cámaras y son ideales para aquellos que buscan hacer fotos de calidad. Gentileza

La combinación de lentes y la capacidad del software para procesarlas es la clave para obtener calidad fotográfica. Aclarado el punto, podemos decir que 12 mpx de cámara están bien pero 48 mpx es casi lo más común. También la cámara frontal puede tener desde 8mpx pero lo ideal es 24mpx o 32 mpx. Será mejor para las selfies y para las videollamadas.

La grabación de video también depende de estas decisiones. Muchos ofrecen 4K pero tanta calidad de video ocupa mucho espacio y si no es prioridad, con una grabación HD es más que suficiente.

Batería

Este apartado es quizá el que más importa después del precio. El corazón del teléfono es frágil y requiere cuidados. Lo máximo que prometen las marcas son dos días de batería, pero en la letra chica eso se cumple en condiciones ideales que están lejos de la cotidianidad.

Elegir una batería es esencial si le daremos mucho uso al smartphone. Gentileza

¿De cuánta capacidad debería ser una batería? La medida a tener en cuenta son los miliamperios hora (mAh) que, para decirlo en forma simple, es la cantidad de energía que puede proporcionar la batería al teléfono por hora. Los expertos indican que la cifra a tener en cuenta es 4.000 mAh. Más que eso es mejor, pero también más caro. Hay menos que eso, claro, y pueden rendir bastante bien si no estamos pegados al teléfono todo el día.

Fuera de esto hay opciones extras como la capacidad de hacer carga inalámbrica, de forma rápida o usar carga inversa para que nuestro teléfono cargue a otros dispositivos con solo apoyarlos encima. Son funciones geniales pero altamente recomendadas para cuando no hay otra opción. Tienen costo extra y además quitan vida útil a la batería.

Procesador y memoria

Si hablábamos del esfuerzo del corazón de un teléfono, el cerebro es otro con trabajo pesado.En este apartado es fácil hacer recomendaciones y aclaraciones: más es mejor pero también mayor precio.

Un buen procesador hace que el teléfono pueda hacer varias tareas a la vez sin morir en el intento. Esto determina lo que se llama gama baja, media o alta.

La diferencia de calidad entre los procesadores influyen en el precio de un móvil. Gentileza

Si el presupuesto es limitado pero la necesidad es grande, la gama media es lo mejor. La serie 6 o 7 de Qualcomm Snapdragon o su equivalente en Mediatek es el dato a tener en cuenta. También la RAM juega su papel y al menos deberíamos exigir 4GB o 6GB idealmente.

¿Y almacenamiento? Muchos equipos vienen con cierta cantidad de base y opción de ampliar a través de tarjetas externas. Como sea, lo ideal es tener 64GB cómo mínimo. Fotos y videos en alta calidad, mensajes multimedia que se acumulan en aplicaciones como WhatsApp y un sistema operativo que no es liviano requieren mucho espacio. Actualmente hay posibilidad de ampliar hasta 1TB de almacenamiento pero con obtener 128GB se garantiza no ver a corto plazo la advertencia de falta de espacio.

Pantalla

Al igual que los televisores, la calidad y el tamaño de la pantalla hacen la diferencia en experiencia y en precio. Si hablamos de tamaños, hay para todos los gustos: los hay pequeños con 5,5 pulgadas y más imponentes con 6,5 pulgadas. En este caso más grande no es necesariamente sinónimo de más caro pero se combina con la calidad.

Las pantallas actuales ya vienen sin bordes y ocupan casi todo el espacio frontal del teléfono. Gentileza

Entre una pantalla Oled y una Amoled hay una diferencia de calidad que sólo notarán los que pasen de un teléfono de alta gama a gama media. En general, la mayoría de los teléfonos actuales se ven muy bien, y viene con alta resolución. Claro que hay factores que luego suman: mejor brillo bajo el sol, ahorro de energía en modo oscuro o mayor cantidad de pixeles por pulgada.

Precio

Finalmente lo que resume todos los factores anteriores es el precio y la disponibilidad. Se pueden encontrar varios modelos, tanto en tiendas como online. Las marcas conocidas son las que más buscan los usuarios.

  • LG. Ofrece buenas opciones en gama media. El LG K50S viene con Triple Cámara, Pantalla 6.5″ HD+ FullVision, Batería 4,000 mAh y con funda y vidrio templado de regalo por 24 mil pesos. Con menos prestaciones, pantalla más pequeña pero igual potencia, el LG K40s cuesta 20 mil pesos y sigue siendo una gran opción. Si aún resulta caro, el LG K9 ofrece por 15.000 pesos pantalla de 5 pulgadas y una sola cámara. En la página del sitio ofrece envío gratis y hasta 6 cuotas sin interés.
  • Motorola. Otro que acaba de renovar modelos y ofrece muchas opciones es Motorola. El moto g9 plus y el moto g9 play son gama media poderosos. El Plus cuesta 33 mil pesos y viene con pantalla de 6,8 pulgadas, cuatro cámaras de hasta 64mpx, 128GB de almacenamiento y batería de 5.000 mAh. En tanto el Play se vende a 24 mil pesos y posee tres cámaras de hasta 48mpx, 64 GB de almacenamiento y pantalla de 6,5 pulgadas. Un poco más económico se puede conseguir el moto e 6s que viene con cámara dual de 13mpx, 32GB de almacenamiento y 6,1 pulgadas de pantalla por 16 mil pesos.
  • Samsung. Esta es otra de las marcas muy solicitadas y con el mayor rango de precios. Dentro de lo barato se puede conseguir el Galaxy A01 Core, que por 13 mil pesos, ofrece Pantalla HD+, batería de 3.000 mAh y una sola cámara trasera de 8mpx. Con más prestaciones y mejores funciones por buen precio está el Samsung Galaxy A21s. Cuenta con almacenamiento desde 64GB, pantalla de 6.5 pulgadas, cuádruple cámara de hasta 48mpx y batería de 5.000 mAh y se vende por 29 mil pesos. Los que busquen alta gama de esta marca pueden acceder al Galaxy S20, al Note 20 y al Galaxy S20FE pero los precios van desde los 90 mil hasta los 115 mil pesos.
  • Xiaomi. Este otro jugador que ganó buena fama en el último tiempo fue Xiaomi. La marca china se vende en varias casas de electrónica y tiene tienda virtual dentro de Mercado Libre. Así, el Redmi Note 9 con pantalla de 6.53 pulgadas, cuatro cámaras traseras de hasta 48Mpx, batería de 5020 mAh y almacenamiento de 128GB se vende por 38.200 pesos. Ahora si lo que se busca es una opción más accesible en precio se puede conseguir el Xiaomi Redmi 9A por 22.500 pesos con doblaje cámara de hasta 13mpx, pantalla de 6,5 pulgadas y 32GB de almacenamiento.

Crisis, impuestos y pandemia

Los smartphones son los dispositivos electrónicos más populares del planeta y sin embargo sufren su propia crisis. Los fabricantes se multiplicaron, las marcas se diversificaron y los modelos pasaron de ser únicos y anuales a ser variados y casi estacionales. Con un mercado saturado, las empresas agudizan el ingenio para innovar un producto que ya no sorprende al usuario como hace 10 años. Además en 2020 llegó la pandemia y los problemas se multiplicaron.

En Argentina el ensamblado se detuvo por unos meses y la oferta de dispositivos cayó. Ahora se retomó la actividad pero los smartphones se quedaron afuera del programa Ahora 12 y Ahora 18, por lo que las cuotas sin interés no están vigentes en todos los comercios o pasan a ser fijas.

Además se viene otro inconveniente y es impositivo. En el presupuesto 2021 se dispone quitar el beneficio a ciertos productos electrónicos, entre ellos los celulares. De esta forma los productos manufacturados en Tierra del Fuego tendrán una alícuota de 6,55% y los importados de 17%, valor que actualmente es de 0%.


Por las redes